Alberto Fernández: “Cada empresa que se reabre en la Argentina es un acto de celebración después de tanto dolor”

El presidente Alberto Fernández visitó este mediodía, en el municipio bonaerense de Zárate, la planta automotriz de Toyota que retomó su actividad productiva bajo un estricto protocolo sanitario, en el marco de la pandemia de coronavirus COVID-19. Estuvo acompañado por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Tras realizar una recorrida por las instalaciones de la multinacional, el mandatario afirmó: “Cada vez que nos hablan del daño de la cuarentena, la cuarentena no es la que hizo el daño, el daño lo hizo la pandemia que ha paralizado la economía del mundo. No es la cuarentena, es la pandemia la que ha complicado la economía del mundo. La cuarentena sirve para que nos cuidemos.”

Señaló que “cada empresa que se reabre en la Argentina es un acto de celebración después de tanto dolor y sufrimiento que la pandemia nos ha impuesto”, y precisó: “Gracias a Dios hicimos todo tan responsablemente cada uno de nosotros que, por eso, estamos hoy acá celebrando que el país se está poniendo de pie”.

“Cuando uno ve esto se da cuenta que aquí está lo mejor de ese sentido de la economía que es invertir para dar trabajo, para generar producción nacional, para tener el orgullo de decir que acá están las camionetas que más participación de producción argentina tienen”, destacó el Presidente.

Durante su visita el Jefe del Estado plantó un árbol en el espacio que la empresa llama Jardín de los Presidentes.

Acompañaron al Presidente el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. Concurrió también el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro.

Por parte de la compañía, participó el CEO, Daniel Herrero, quien en nombre de Toyota donó seis ambulancias al Estado nacional.

Toyota retomó su actividad el pasado 18 de mayo bajo estrictas medidas sanitarias tras la decisión del Gobierno de abrir progresivamente las actividades productivas. En la actualidad en la planta trabaja una dotación menor al total de 5800 empleados que tiene.

Tanto al ingresar como durante su permanencia en el edificio, se controla la temperatura a los operarios, se trabaja en un solo turno y, en una tarea conjunta con SMATA, se realizan test rápidos para la detección de coronavirus COVID-19.

La empresa también realizó cambios en el transporte de los empleados, y definió el distanciamiento de los operadores en espacios comunes como comedores y salas de reuniones. Además, hace una limpieza adicional de las instalaciones para garantizar la seguridad higiénica de los lugares diarios de trabajo.

La multinacional de origen japonés se encuentra desde 1994 en el país, donde se ha convertido en la principal fabricante de vehículos. Hoy representa el 71 por ciento de la exportación total del sector.

Además, es la quinta exportadora industrial de la Argentina, con una capacidad de producción de 140 mil unidades anuales y una inversión de 82 millones de dólares.

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp