Anuncio y conferencia de prensa del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, y el Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, en la Sala de Conferencias, Casa Rosada

PRESIDENTE.- Buen día a todos y todas, un gusto tenerlos.

¿A qué hemos venido? Hemos venido a informarles que en el día de ayer hemos subscripto el contrato con el Fondo Soberano de la Federación Rusa, que nos garantiza la provisión de vacunas rusas para la Argentina. Este es el tercer contrato que la Argentina firma: el primero fue con AstraZeneca y Universidad de Oxford, el segundo fue con COVAX que es una dependencia, una organización creada por la Naciones Unidas y el tercero es precisamente el que hemos firmado con el Fondo Soberano de la Federación Rusa.

¿Qué dice ese contrato? Ese contrato lo que dice es que vamos a poder contar con las dosis suficientes para vacunar entre enero y febrero a diez millones de argentinos y argentinas. Los tiempos de entrega se estiman que vamos a tener primera remesa de alrededor de 300 mil dosis antes, de 600 mil dosis perdón, para vacunar a 300 mil personas antes de fin de año, que durante enero tendremos alrededor de dosis suficientes para vacunar a 5 millones de personas, y que en febrero se completará el resto de las dosis necesarias para poder alcanzar la vacunación de las 10 millones de personas que estamos previendo.

El contrato tiene además algo más, que para nosotros es muy importante, tiene una preferencia en favor de Argentina para poder acceder a las dosis necesarias para vacunas a 5 millones de personas más, durante el mes de marzo. Es decir que la Argentina podría durante el mes de enero hacer uso de esa preferencia y contar en marzo con diez millones de dosis más, para vacunar a 5 millones de argentinos más, durante el mes de marzo ¿Por qué hicimos esta prevención? Por si el resto de las vacunas, con las que también tenemos contratos, atrasan su llegada al país. Para nosotros esto es muy importante, está claro que tenemos que organizar toda la logística de envío a la Argentina, es una logística complicada. Estamos hablando de muchas dosis que tienen que venir de la otra punta del mundo y estamos organizando también todo lo necesario para que la vacuna tenga la definitiva aprobación de nuestro órgano de control, que es el ANMAT. A ese fin están viajando la semana que viene funcionarios del Gobierno nacional y funcionarios de la ANMAT, precisamente, para poder in situ verificar todas las dudas que tengan que sacarse, respecto de las condiciones de producción y de la calidad de la vacuna, que nosotros estamos muy convencidos que es muy importante lo que hemos logrado y con lo que podemos contar.

Quiero hacer especial hincapié mi gratitud al Fondo Soberano ruso por la forma diligente y rápida con la que pudo negociar con nosotros este acuerdo, que vuelvo a repetir es muy importante para la Argentina, nos permite estar accediendo a la vacuna al mismo tiempo que al mundo central. Quiero especialmente agradecerle al presiente Putin, porque personalmente se ocupó de ayudar a que esto ocurra. Y lo que quiere es hacer un llamado a la reflexión a todos los argentinos, que es que entendamos que estas vacunas que estamos recibiendo nos va a permitir vacunar a las personas en riesgo antes que nadie. Es decir, personal de la salud, personal de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, docentes, mayores de 60 años, y personas entre 18 y 60 años que tienen enfermedades prevalentes, que son un total de alrededor de 13 millones de personas.

Ahora, bien, lo que tenemos que entender es que la vacuna no ha resuelto a la pandemia, y que la pandemia persiste, que la pandemia esta entre nosotros y hay que prestar particular atención a lo que está pasando en países vecinos y lo que está pasando en Europa. Y si bien nosotros confiamos que la segunda ola va a poder llegar como llego en Europa en el otoño, no hemos resuelto el problema. Por lo tanto, toda esa distención social que nosotros vemos, nosotros pedimos por favor un llamado a la reflexión de todos porque, en el mientras tanto, el virus sigue circulando y el riesgo sigue potenciándose y muy lejos estamos de haber resuelto ese problema. Es cierto, con la vacuna vamos a darle inmunidad a los que más riesgo tienen. Si tenemos en cuenta que la edad mediana de fallecimiento está en 74 años, está claro que vamos a ayudar a que toda esa gente no corra riesgo de enfermarse y morir, pero en el mientras tanto tenemos que tener presente que hay que seguir cuidándose, ¿de acuerdo?

Para nosotros es una gran noticia la de la vacuna, es un paso muy importante, la vacunación tampoco estamos previendo que termine en marzo, en marzo la vacunación seguirá con otras vacunas que tenemos compradas. La de AstraZeneca y Oxford si es que finalmente se pone en marcha la producción y la de COVAX que es esa bolsa que ha creado Naciones Unidas, donde todos precompramos la vacuna, para que el día que las vacunas la tengan, la distribuyan entre los países que la compramos. Poder contar con un contrato que ya nos dice con exactitud en qué plazo las vacunas podrán llegar a la Argentina, es para nosotros un gran avance y es una gran tranquilidad. Y es algo por lo que el Gobierno Nacional ha trabajado mucho para garantizarnos que, en el verano, podamos darle la vacuna a los que más lo necesitan, minimizar las condiciones de letalidad de la enfermedad, y bueno, y poder dar un paso importante en favor de la inmunidad de rebaño de la que tanto se habla, porque tendríamos ahí una cuarta parte de la Argentina ya vacunada específicamente, pero esto no quiere decir que el problema lo hemos resuelto. Por eso, llamo la atención de todos, les pido a todos extremar los cuidados, les pido a todos no sentirse liberados de la pandemia, porque todavía eso no lo hemos logrado.

Ginés, ¿agregás algo?

GONZÁLEZ GARCÍA.- No, Presidente. Nada. Creo que estamos trabajando intensamente, obviamente el desafío siempre es de la fábrica (salto de audio) de las personas, y ese desafío no es simple, como bien decía el Presidente. Primero, tiene un enorme desafío de logística en vacunas, que como bien saben tienen temperaturas de conservación inusuales para lo que es la red. Desde el lugar de carga del avión que la trae, hasta la distribución de todo el país, hasta llegar a los vacunatorios. Ese programa lo estamos haciendo hace bastante tiempo con todas las provincias. En este momento, por ejemplo, hay funcionarios del Ministerio de Salud en todas las provincias argentinas, que están trabajando junto con las autoridades locales y los técnicos locales en la programación de la vacunación. Nunca en la historia hubo una vacunación tan masiva y tan amplia. Es decir, piensen ustedes que nosotros por año de todas las vacunas suministramos 40 millones, y ésta sola van a ser 60 millones en el primer semestre. Con lo cual, se dan cuenta que es un desafío, logístico, operativo, de programación y de vacunación en sí mismo, verdaderamente de una magnitud no conocida. Así que estamos trabajando muy fuertemente en eso y creo que también estamos ganado tiempo. De la misma manera que, como bien decía el Presidente, toda la fase que tiene que ser aprobada de emergencia, la única vacuna que se ha aprobado en el mundo con aprobación de emergencia es la que hizo el Reino Unido hace pocos días. Yo creo que esta semana, o antes de este mes, va a haber varias de ese tipo. Y nosotros vamos a trabajar mejorando los tiempos que lleva esto, con este equipo técnico que está yendo directamente a Rusia, y a su vez también naturalmente trabajando intensamente para tener la disponibilidad cuanto antes, pero reafirmo lo que bien decía el Presidente. En realidad, esto no pasó, yo creo que seguimos bajando, estamos muy contentos, pero somos el único país del Cono Sur, por lo menos de lo periférico, que está trabajando, todos los demás está en riesgo creciente en estos días, pleno verano. Con lo cual, la idea de que esto se resolvió no está ni por el clima, no porque todavía no hay vacuna. Y aun cuando esté la vacuna, hasta que logremos los niveles de inmunidad necesarios en una población para que se disminuya la circulación del virus, van a pasar varios meses. Entonces, vamos a disminuir al principio la mortalidad, con esto que decía de las prioridades, pero no vamos a disminuir la dispersión del virus. Eso significa que tenemos que seguir con el comportamiento. Así que, en este sentido, reafirmo un poco lo que decía el Presidente, lo que es la preocupación y la ocupación de todo el Gobierno.

PERIODISTA.- Primero quisiera pedir algunas precisiones en cuanto al anuncio que hicieron, en relación a la vacuna rusa, el Presidente dijo que va a venir de lugares lejanos, es decir, se va a producir en Rusia, se va a producir en otros países, no queda claro exactamente cuál es el lugar de producción. Digo, para dar seguridad a la población de que efectivamente va a llegar en estos tiempos que está anunciando. Por otro lado, quisiera preguntar sobre Pfizer, esto quiere decir que no se va a hacer un contrato con la empresa Pfizer. Gracias.

GONZÁLEZ GARCÍA.- La primera pregunta: Obviamente hay incertidumbre en todo el mundo y hoy hay un cuello de botella fuerte en producción. Pfizer anunció que está disminuida a la mitad lo que creía que iba a producir en este año. Entonces, todo esto es un mecanismo casi diario que estamos pasando. Como nosotros hemos tenido el resguardo de conversar con varios proveedores, porque no es todos los que inclusive nombró el Presidente, nosotros estamos conversando con los chinos desde hace mucho tiempo, con la vacuna de Sinopharm, estamos con Sinovac que es otra china, también conversando con el Instituto Butantan. Es decir, tenemos un amplio margen. Con respecto a Pfizer, nosotros hemos pedido a Pfizer con la condicionalidad de que estuviera primero, porque sino el precio de Pfizer era muy distinto a otros precios. Con lo cual, naturalmente era la prioridad y por eso pedimos vacunas para diciembre, enero y febrero. Al principio Pfizer dijo que tenía posibilidades de entregarnos algunas dosis en diciembre y el resto de los 3 millones, que estamos conversando, entre enero y febrero. Lamentablemente. pese a que nos pidieron resguardo con una ley que sacó el Congreso argentino, todavía no hemos podido firmar el contrato. Como consecuencia no sabemos bien de qué es, pero ellos dicen que la casa matriz, que esto y que lo otro. Seguimos conversando, pero realmente no hemos podido firmar el contrato, pese a la enorme voluntad del Gobierno argentino. No se olviden que Pfizer fue la primera que recibió el propio Presidente cuando hizo el ensayo clínico, el ensayo clínico ya terminó en la Argentina, 6 mil voluntarios. Y claramente, vuelvo a decir, por un lado, tengo la sospecha, pero no puedo confirmarlo, porque no me lo han dicho así, que hay un problema de disponibilidad. Por lo cual, no se animan a firmar un contrato que tenía que ver con una temporalidad. Agrego a lo que dijo el Presidente que el único oferente que ofreció seguridad, y no solo seguridad del punto de vista nominal sino contractual, con respecto a la entrega, es el oferente ruso, porque si no entrega en esos términos, no se concreta el contrato. La vacuna se produce en muchos lugares, se transfiere tecnología, también está buscando transferir tecnología, tengo entendido la empresa rusa, pero no se ha concretado todavía. Las primeras tengo entendido que van a venir desde Rusia, pero la producción en escala como casi todo se hace en Asia; va a ser, según nos dijeron, Corea o la India.

PRESIDENTE.- Rusia ha propuesto como bien dice varios lugares de producción, uno es Corea, otro es India, otro es Bangladesh. No sabemos exactamente de dónde nos van a proveer las vacunas de origen ruso y eso es lo que estamos, el compromiso lo ha tomado el oferente y ellos nos dirán dónde tenemos que ir a buscar las vacunas.

PERIODISTA.- Presidente, una vez cumplida la primera etapa de vacunación con esta cantidad de dosis que van a venir, ¿cuándo se estaría cumpliendo para el resto de la población, no los grupos de riesgo y lo que usted acaba de mencionar? Y al ministro Ginés, si van a hacer alguna campaña o algo para la gente, que todavía no está segura de darse la vacuna, desconfía, o directamente pertenece a algún movimiento anti vacunas.

PRESIDENTE.- Nosotros en verdad lo que intentamos es que se vacunen todos los argentinos que tengan que vacunarse, por eso nosotros -les explicaba recién Ginés- hemos firmado otros contratos y estamos también tratando de avanzar con otros oferentes, para los días posteriores a marzo. La idea es que vamos a tener, porque la impresión que la comunidad científica tiene es que el mundo va a tener que convivir con este virus muchos años. Y por lo tanto, me imagino que debe ser algo parecido a lo que se vive con la vacuna de la gripe que anualmente hay que darse la dosis, para poder evitarla. Entonces, nosotros vamos a tener, después de marzo, un calendario de vacunación que va a seguir para todos los que quieran vacunarse y con el que queremos darle inmunidad a la mayor cantidad de argentinos posibles. Para eso están las vacunas de AstraZeneca, para eso están las vacunas de COVAX, para eso están las posibles vacunas chinas y eventualmente más vacunas rusas; para eso están.
Yo quiero decirle que nosotros hemos analizado mucho la vacuna rusa, acá en la Argentina hay algunos siembran muchas dudas sobre la calidad científica rusa, pero el instituto en donde la vacuna se desarrolló es un instituto que tiene varios premios nobeles en su planta de científicos. Y yo, para sacarle la duda a todos, cuando esa vacuna este aquí el primero que se va a dar la vacuna soy yo, porque no tengo ninguna duda de la calidad de la vacuna. Eso, claramente, lo vamos a hacer inmediatamente después que la ANMAT dé el acuerdo pertinente, ¿no? Porque ahí hay que respetar las normas de seguridad argentinas en esta materia, pero no tengo ninguna duda de su calidad.

PERIODISTA.- (inaudible)

PRESIDENTE.- Sí, por eso dije que voy a vacunarme antes que antes que nadie para que nadie tenga miedo.

GONZÁLEZ GARCÍA.- Yo el segundo, eso iba a decir. Nada, lo que dijo el Presidente. Con respecto a la campaña que dice usted, la campaña va a ser, la seguridad de la vacuna la va a dar un poco la propia evolución. Nosotros vamos a hacer un sistema de fármaco vigilancia sobre cada vacunado, que se hace en el primer año, como todo producto nuevo tiene que hacerse y estamos preparado en ANMAT eso. Y la campaña tiene que hacerse, que va a estar mucho más enfatizada, trabajando justamente con el cuidado de cada uno de nosotros. Eso es mejor vacuna que la vacuna, en estos primeros meses, ¿no?

PERIODISTA.- Quería preguntarle al Ministro, entiendo que la vacuna rusa viene dos tipos de formulaciones, si se van a adquirir las dos y si la distribución va a ser federal. Y Presidente, bueno, no puedo dejar pasar la fecha de hoy, quería preguntarle algún balance de este primer año de gestión. Muchas gracias.

GONZÁLEZ GARCÍA.- Sí, la vacuna rusa, como todas las vacunas que estamos trabajando, tiene dos dosis, y las dosis tienen un intervalo entre 21 y 28 días, con cual es doble desafío. Nosotros hemos comprado 10 millones de dosis, o sea 20 millones de vacunas de frasco digamos, pero son 10 millones de personas cubiertas. Eso es el volumen y creo que con eso contesto lo que me contestó usted, ¿no? Es un detalle medio técnico, pero se lo cuento. Hay un tipo de vacuna, la rusa, la de Astra, que utilizan un vector y que utilizan un virus como vector. Es decir, es como, por ejemplo, un vector es como el mosquito para el dengue. Este virus transporta la proteína que genera el anticuerpo. Ese vector, en la vacuna rusa, es de un virus humano y que son dos virus distintos. Supuestamente, esto le da mayor capacidad y cobertura. Pero, de todas maneras, vuelvo a decir, como bien decía el Presidente, todo esto es un proceso que lleva tiempo y que nosotros no empezó ahora, desde principio de noviembre que la vacuna rusa está enviando información, Astra está desde principio de octubre enviando información. Porque como la información se va produciendo, secuencialmente la van enviando casi en tiempo real, cada uno de lo que hacen la fase 3, la fase de experiencia clínica. Así que ya estamos trabajando, más todo el acopio que significa las cosas que técnicamente acelerando, porque obviamente es una variable fundamental en el sentido que lo que queremos es disminuir la mortalidad como primer objetivo. Y para eso, la vacuna fundamentalmente pronta es fundamental.

PRESIDENTE.- La vacuna, solo para agregar, es una vacuna que se da en dos dosis que hasta aquí muestra un alto nivel de efectividad, superior al 90 por ciento. Solo la primera dosis es la que otorga la mayor cantidad de anticuerpos y eso ya está bastante verificado científicamente. La primera dosis se da y la segunda dosis debe darse a partir del 21, o sea no quiere decir que debe darse exactamente el día 21 sino que del día 21 en adelante se puede dar en cualquier momento, y tampoco hay como un tiempo límite, porque en verdad lo que hace la segunda dosis es sumar más anticuerpos, como dijo bien Ginés, a través de otro vector, para potenciar lo que ya ha desarrollado el primer vector de la primera dosis ¿De acuerdo? Yo creo que hemos hecho un trabajo inusual en la política, lo inusual es haber gobernado lo desconocido. Hoy a la mañana hablaba con Axel y hablaba de esa idea. La experiencia de otros nos ha servido de poco porque nadie nos ha tenido que enfrentar el desafío, aquello que no conoce, de no saber dónde lo van a atacar, dónde va a complicársele la idea de gestión. Sabiendo que veníamos además de un escenario particularmente ruinoso, donde la salud pública había quedado absolutamente desamparada. En marzo, cambiaron todos nuestros objetivos, pero cambiaron en el sentido que tuvieron que priorizar otras cosas. Nuestros objetivos fueron, son y seguirán siendo los mismos: producir y dar trabajo, y antes que nada socorrer a los que peor están. Si no hubiéramos hecho todo lo que hicimos en este año, dice la Universidad Católica, la indigencia en la Argentina no sería del 10 por ciento, sería del 27 por ciento, y la pobreza no sería del 44 por ciento sino que sería diez puntos más. Y ese fue el resultado de la acción de un Gobierno que no se hizo el distraído frente a las necesidades, que millones de argentinos estaban viviendo. Hemos podido con todo eso volver a poner medianamente en orden una economía absolutamente desquiciada por la deuda, y hemos podido en ese contexto llevar adelante algo de lo que el mundo se asombra, que es haber logrado un acuerdo con acreedores particularmente ventajoso para Argentina. Yo quiero creer que hoy, irónicamente, 10 de diciembre, ayer firmó Ginés el contrato con la federación rusa, que hoy justamente cuando cumplimos un año estamos poniendo un punto de inflexión con la vacuna. Y ese punto de inflexión nos va a empezar a permitir ver de qué modo encaramos el futuro de otra manera, sabiendo que de algún modo empezamos a controlar el riesgo de la pandemia. Y la ironía es que ocurra el 10 de diciembre, exactamente un año después. Me parece que tenemos todas las oportunidades, el año que viene, para hacer las cosas bien entre todos, unidos y poder sacar adelante al país, y sacar a los que más necesitan del estado de postración en el que están, que es a mi juicio lo que más debe preocuparnos. Tenemos una enorme ventaja para aquellos que hablan del ajuste, el año que viene la Argentina se liberó de pagar 12.500 millones de dólares de intereses, y esos recursos podremos volcarlos a la producción, al trabajo y a atender a los que la están pasando peor. Con lo cual, yo siento que con mucho esfuerzo hemos hecho un trabajo muy grande, que lo pudimos hacer porque millones de argentinos nos acompañaron, más allá de algunos que no lo hicieron, y que para adelante tenemos toda la posibilidad de empezar a cambiar la realidad. Como siempre digo, yo quiero empezar a construir otra normalidad no la normalidad en la que vivíamos, la normalidad en la que vivíamos un día apareció un virus y nos dejó en evidencia que no teníamos ni Ministerio de Salud, ni sanatorios, ni respiradores, ni terapistas. Yo no quiero volver a esa realidad, quiero otra realidad, y es a lo que invitó a los argentinos a que empecemos a construir otra normalidad, esa normalidad que está en evidencia bastante anormal era.

PERIODISTA.- Continuando con esto del balance, usted tuvo tomando examen universitario, ¿no? Por un lado, preguntarle que nota se pone a este primer año de Gobierno. Y por otro lado, no podemos dejar de preguntarle en época de balance, ayer hubo un balance de la Vicepresidente, y habló de la Justicia, ¿comparte la visión de la Justicia de la Vicepresidenta?, habló de extorsión, habló de persecución que sigue hasta estos días ¿Qué visión tiene de esto?

PRESIDENTE.- Yo ayer estuve tomando exámenes, pero en verdad los que tiene que poner la nota son los ciudadanos no yo, yo no me voy auto calificar. Lo que creo es que lo que dijo ayer Cristina es un llamado de atención para todos, porque la Justicia, lo vengo diciendo hace muchos años, no está funcionando bien en Argentina, no está funcionando bien, y no se trata de preservar los derechos de alguien que eventualmente esté sometido a la Justicia. El planteo que hizo Cristina ayer es muchísimo más profundo, y yo debo confesar que comparto mucho de lo que ella ha planteado ahí, porque es una mira objetiva de lo que está pasando en Argentina en la Justicia, que no logramos resolver porque también la Justicia tiene una lógica corporativa que la hace impermeable a cualquier posibilidad de cambio, y eso hay que cambiarlo, porque esto así no está funcionando, está claro que no está funcionando. Pero, vuelvo a repetirle, no hablemos del caso de alguien en particular. Días atrás vi que un juicio, el juicio por Río Tercero, veintitantos años después lo llevaron a juicio oral, ¿eso es que la Justicia funcioné bien? Yo no quisiera preguntarles los juicios de los trabajadores que tienen un juicio en la justicia laboral por despidos o los juicios por daños y perjuicios en la justicia civil, o los juicios que demanda años por quiebras de empresas en el foro comercial, no quiero detenerme en eso. la Justicia realmente tiene que, en algún momento, aceptar que debemos ocuparnos de la Justicia. El Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo, los poderes políticos en estos años de democracia muchas veces no revisamos y muchas veces cambiamos cosas, muchas veces. Creo que el Poder Judicial sería muy bueno que esa vocación corporativa la use para mejorarse, para mejorarse, porque está funcionando mal, definitivamente. Y con esto no es ningún acto de intromisión en la Justicia, porque los jueces son parte de la Republica, y como parte de la Republica están sometidos a la crítica pública. Y es muy obvio que el sistema judicial en Argentina está funcionando mal, definitivamente.

PERIODISTA.- (INAUDIBLE)

PRESIDENTE.- Bueno, yo estoy tratando de que por lo menos empecemos por la primera, ¿no? que la Cámara de Diputados se digne a aprobar la Reforma en el Fuero Federal que es algo que le sirve a muchos, porque cuando ustedes van a Rosario y le hablan de los problemas de narcotráfico que hay en Rosario y la carencia de fiscales y de más jueces federales, y de Cámaras que resuelvan rápidamente las cosas, estamos hablando de esa misma Justicia Federal. En el interior del país no todo la Justicia Federal, el único problema que tiene la Justicia Federal no es únicamente la corrupción de un funcionario, entienden cuestiones de todos los casos de delitos de crímenes organizados pasan por la Justica Federal. Y eso debemos nosotros resolverlo, eso está funcionando mal y es uno de los problemas más severos que tenemos. Por eso es que yo también en este punto quiero llamar la atención de todos, porque me canse de leer que la Comisión que habíamos hecho de juristas, que voy a recibir ahora era una comisión sin nada académicos, jueces. Cada uno opinó lo que quiere, ustedes leen las conclusiones y se da cuenta que cada uno opinó lo que a su leal saber y entender era lo mejor. Y la verdad es un trabajo maravilloso que han ofrecido, maravilloso. La verdad lo que yo quiero es tener una Justicia que funcione con jueces dignos, es todo lo que quiero.

PERIODISTA.- Consultarle en este sentido, ¿Cómo se puede hacer para que funcione correctamente la Justicia entonces en Argentina? Y vinculado respecto a la vacuna, ha mencionado usted recién que no ha pasado todavía el problema, que el virus sigue circulando. Se vienen las fiestas, se viene el verano, ¿va a ver alguna restricción para circular, para evitar que los argentinos se muevan en el territorio y circule así el virus? Gracias.

PRESIDENTE.- Empiezo por el final. En el mundo entero hay un serio problema para restringir la circulación de la gente, porque obviamente vivimos un año muy singular donde la gente estaba agobiada de las limitaciones, y este problema pasa en todos lados en el mundo, en todas las latitudes. Por eso a uno le queda solo tratar de convencer y de llamar la atención individual sobre el riesgo que se corre. Me parece que vamos a tener que funcionar con esa lógica, pero que es muy importante que entiendan el riesgo que se corre, porque no está nada resuelto todavía. Y respecto a la Justicia, me parece que es un tema que debemos encarar en conjunto, yo mandé al Congreso el tema para que el Congreso lo debata, no para que lo frenen. El Senado lo trató, salió rápidamente, llegó a Diputados y hace meses que está parado, y en verdad lo que necesitamos es lo que los diputados lo debatan. Sí hay algo que tiene la oposición para proponer, para corregir que lo digan, que lo propongan y lo corregimos. Tenemos que empezar a trabajar en conjunto porque esta Justicia así no le sirve a nadie, realmente no le sirve a nadie, realmente.

PERIODISTA.- La pregunta tiene que ver con lo que estaban anunciando, respecto a por qué todavía no llegó a documentación de la vacuna a la ANMAT y también respecto al plan de logísticas, si van tal vez a utilizar o pedir ayuda del sector privado para su distribución.

PRESIDENTE.- No, yo quiero aclarar que llegó la documentación y que ya hace tiempo que está llegando documentación, y hace tiempo que estamos en contacto con Rusia,. Como dijo Ginés, eso lo están haciendo todos, ese trámite lo está haciendo AstraZeneca, lo está haciendo Pfizer, lo están haciendo todos. Lo que nosotros hicimos, y vamos hacer ahora, es que técnicos del ANMAT puedan ir in situ, y ver exactamente todo el desarrollo de la investigación, ver dónde se produce, cómo se produce. Lo que la ANMAT tiene que saber, yo soy un abogado, por ahí vos estás en mejores condiciones que yo, pero lo que técnicamente se debe saber para poder aprobar una vacuna. Y está claro Rusia tiene sus propias reglas de funcionamiento y de aprobación para este tipo de productos, que no coinciden exactamente con las de occidente. Y entonces bueno, lo que intentamos de ver cómo compatibilizamos, no es que hagan menos o hagan más, tienen otras lógicas, pero la información está, hay que ir a buscarla, hay que verificarla y lo que la ANMAT debe darnos es certeza de que lo que estamos comprando es la calidad que pueden los argentinos recibir. Pero eso de la información ya está recibiéndose desde hace tiempo, ¿ok?

PERIODISTA.- (INAUDIBLE) hablaban recién de 600 mil dosis que van a ser de 300 mil vacunaciones, ¿van a ser en Buenos Aires nada más o en todo el país?

Presidente.- No, no, nosotros lo vamos a distribuir en todo el país y lo vamos a hacer seguramente en proporciones a la cantidad de habitantes de cada lugar, pero todos van a recibir lo que tengan que recibir. No, no. Miren con lo que creo en la Argentina federal, nunca dejaría al interior desamparados. Muchas gracias a todos y todas. Gracias.

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp