El Presidente recibió a autoridades de TotalEnergies, con quienes analizó el desarrollo de la firma en el país

El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde en su despacho de la Casa Rosada a las autoridades de TotalEnergies S.E., una firma internacional con historia en la exploración y explotación gasífera y petrolera en el país, con quienes analizó el desarrollo de las inversiones que la compañía tiene en la Argentina.

Participaron de la audiencia la embajadora de Francia en Argentina, Claudia Scherer-Effosse; el presidente de Exploración y Producción del grupo económico, Nicolas Terraz; el asesor del presidente de la compañía y director ejecutivo, Arnaud Breuillac; el vicepresidente estratégico de Desarrollo Empresarial, Investigación y Desarrollo, Exploración y Producción, David Mendelson; el director de Estrategia y Desarrollo Comercial, Sergio Giorgi; y el director general de Total Austral Argentina, Dominique Marion.

TotalEnergies es la cuarta empresa de explotación gasífera y petrolera a nivel mundial y la mayor al nivel de la Eurozona; emplea a más de 100 mil personas en 130 países y, solo el año pasado, contó con una facturación de 3.961 mil millones de euros.

La firma inició sus actividades en la Argentina en 1978, y actualmente se desarrolla en el sector energético del país en exploración y producción de petróleo y especialmente en gas (Total Austral), en los sectores de transporte y comercialización (Total Gas Marketing Cono Sur), distribución de productos derivados (Total Especialidades Argentina) y química de especialidad (Hutchinson Argentina).

Actualmente, la empresa está trabajando en el proyecto Vega Pleyade, un desarrollo off-shore ubicado al sur de la Bahía de San Sebastián, en la provincia de Tierra del Fuego, que requerirá una inversión superior a los 1.000 millones de dólares. La misma tiene un potencial de producción de 10 millones de metros cúbicos por día, que equivale a 70.000 barriles de petróleo.

La empresa también se encuentra realizando las actividades de preparación del proyecto Fénix, un nuevo yacimiento de gas offshore, frente a la Bahía San Sebastián, que tiene una proyección de inversión de 1.000 millones de dólares.

Además, TotalEnergies produce shale gas en Vaca Muerta en la fábrica Aguada Pichana que cuenta con una capacidad productiva de 14 millones de metros cúbicos por día.

Asimismo, en octubre de 2019, Total Austral (la firma del grupo que se dedica a la producción de gas) pasó a la fase de desarrollo masivo e industrial, y proyectó una inversión total de 1.000 millones de dólares para la perforación y la construcción de un gasoducto.

El Presidente convocó a los empresarios a “unir esfuerzos en la construcción de una nueva sociedad”

El presidente Alberto Fernández convocó a los empresarios a “unir esfuerzos y encontrar acuerdos en la construcción de una nueva sociedad”, durante su participación en el cierre del 57° Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), que se desarrolló desde el miércoles pasado en el Centro Costa Salguero de la Ciudad de Buenos Aires.

El mandatario aseveró que la salida de la pandemia “nos impone el deber moral y ético de poner manos a las obras para construir una sociedad nueva, donde el desarrollo sea constante, los desequilibrios estructurales desaparezcan y la justicia social deje de ser una consigna y se convierta en una realidad”.

Y destacó que “el primer gran problema que Argentina debe enfrentar con decisión es terminar con la desocupación creando empleo genuino”.

“Hemos llegado a un punto que es el corolario de una pandemia y de políticas que previamente se aplicaron en nuestro país que dejaron una economía estancada y altamente endeudada”, dijo el Presidente y remarcó: “Ya es hora de que tratemos de profundizar nuestros acuerdos y minimizar nuestras diferencias”, exhortó.

Expresó que “la asistencia del Estado a los sectores más postergados es solo un paliativo para sobrellevar la pobreza” y afirmó que “no existe otro remedio que la inversión privada que asocia el capital al trabajo para lograr un desarrollo sostenible en nuestra sociedad”.

Fernández destacó, en ese sentido, los nuevos acuerdos que impulsó el Gobierno nacional con empresarios y sindicatos de la construcción, del sector rural, gastronómicos y hoteleros, suscriptos en las últimas semanas, con el objetivo de que “los que hoy son beneficiarios de planes puedan ser empleados en la actividad privada sin perder ese derecho”.

También resaltó las medidas impulsadas a través del Consejo Económico y Social, que fueron “el resultado del acuerdo de los que producen, de los que trabajan y del Estado”.

“Si algo caracterizó al espacio político que hoy gobierna Argentina, es la promoción de la inversión empresaria y la creación de empleo. Y con ese mismo espíritu actuamos hoy”, insistió.

Aseguró que la generación de trabajo “es algo que también debemos abordar en forma conjunta” y “sin estigmatizaciones”. “No debemos ver al trabajo como un costo, sino como una inversión”, añadió.

Al referirse a los problemas de deuda que su Gobierno heredó, Fernández dijo que “en parte hemos resuelto la cuestión acordando con los acreedores privados, hemos ganado tiempo y logrado una reducción de la deuda de más de 37.000 millones de dólares”.

“Ahora estamos discutiendo el mayor préstamo otorgado por el FMI a un país miembro. Esa suma era equivalente al 11 por ciento del PBI de Argentina y fue dado en un marco de fuga de divisas que contradijo los mismos estatutos del organismo de crédito internacional”, criticó.

Y sentenció: “Debemos resolver el problema de la deuda haciendo que la misma sea sostenible, es decir, que no nos condene a la postergación de Argentina. Debemos crecer, acumular reservas y empezar a cumplir”.

Por otro lado, el Jefe de Estado advirtió que “el precio de los artículos de la canasta familiar se ha incrementado de manera incomprensible” y expresó la necesidad de “encontrar el punto de equilibrio para que esa suba cese en acuerdo con los industriales y cadenas comercializadoras”.

“El pueblo argentino no puede ser la víctima de la especulación y ambición de algunos. Una sociedad donde unos pocos ganan y millones pierden, no es una sociedad. Es una estafa”, profundizó.

Y concluyó: “El desafío es escucharnos. Debatir. Encontrar acuerdos. Estamos todos en un mismo barco y la pandemia ya nos enseñó que nadie se salva solo”.

Del panel de cierre del evento, que se realizó bajo el lema “Logremos una Argentina sostenible”, participaron también Paula Altavilla (vicepresidenta 2° de IDEA, presidenta del 57° Coloquio y Country President- CEO de Schneider Electric); Roberto Murchison (presidente de IDEA y del Grupo Murchison); y Daniel González (director Ejecutivo de IDEA).

El Gobierno presentó la aplicación Más Cultura, para potenciar el consumo de bienes y servicios culturales entre las y los jóvenes

El presidente Alberto Fernández mantuvo esta tarde en su despacho de Casa Rosada una reunión con el ministro de Cultura, Tristán Bauer; la titular de la Anses, Fernanda Raverta, y el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, quienes presentaron la aplicación Más Cultura, a través de la cual jóvenes beneficiarios de programas sociales podrán recibir 5.000 pesos por semestre para acceder a actividades y bienes culturales.

“Estamos reactivando industrias culturales que fueron muy castigadas en la pandemia. Garanticemos mayor igualdad de oportunidades para todas y todos”, señaló el Presidente a través de Twitter.

Bauer expresó en una conferencia de prensa posterior al encuentro con el Presidente que “la medida busca propiciar el acceso de las y los jóvenes a prácticas, bienes y servicios culturales, esto significa volver al cine, al teatro, a la posibilidad de comprar libros, y significa un impulso para esas industrias tan vulneradas por la pandemia”.

También consideró que Más Cultura, que beneficiará a hasta 1,5 millones de jóvenes, “genera una línea de inclusión y reactiva la cultura”.

Raverta, en tanto, sostuvo que el objetivo es “recuperar el tiempo perdido durante la pandemia para un sector productivo muy afectado, pero también para los chicos y las chicas de la Argentina que han perdido el tiempo de compartir y de encontrarse con otros y otras, de ser parte y de admirar y de participar de actividades culturales y artísticas”.

Más Cultura está destinado a personas de entre 18 y 24 años que sean titulares del Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina (PROGRESAR), de la Asignación Universal por Hijo, de la Asignación Universal por Embarazo y de Pensiones no Contributivas por Invalidez.

Quienes se inscriban en el programa, a través de la página web mas.cultura.gob.ar y a partir del 19 de octubre, recibirán 5.000 pesos semestrales en la aplicación del Banco Nación, BNA+, que podrán destinarse a la compra de entradas de cine, teatro o espacios culturales, para adquirir libros, instrumentos musicales o artesanías, o para pagar cuotas de cursos y talleres, entre otras actividades.

Además, podrán acceder a descuentos en los espacios y comercios adheridos al programa.

No será necesario tener una cuenta previamente en el Banco, ya que se abrirá automáticamente, sin costo y sin la realización de ninguna gestión específica.

El dinero deberá ser utilizado antes del 31 de abril del 2022 y no será acumulativo, es decir que, pasada esa fecha, se acreditarán nuevamente 5.000 pesos perdiendo los valores que no hayan sido consumidos.

Alberto Fernández: “Es el momento de estar sentados todos juntos en la misma mesa”

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, sostuvo hoy que “es un momento de estar todos juntos, sentados en la misma mesa, discutiendo las diferencias y buscando ponernos de acuerdo en la mayor cantidad de cosas posibles para así poder abrir puertas y salir adelante”, al encabezar en Casa Rosada el lanzamiento del proyecto de Desarrollo Sostenible de la cadena vitivinícola, consensuado en el Consejo Económico y Social.

El Presidente, que estuvo acompañado por el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz y el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, calificó como muy importante que ocho bodegas argentinas estén entre las 100 mejores del mundo porque “esto es un trabajo de años y el vino es un producto genuinamente nacional”.

“La industria vitivinícola es muy importante porque ayuda a las regiones a desarrollarse en un momento que tenemos que poner todo en marcha después de todo lo que sufrimos con la pandemia”, expresó el primer mandatario.

En el acto, fueron distinguidas las bodegas que resultaron premiadas en el concurso “The world’s best vineyard 2021”, en el que la empresa argentina de la familia Zuccardi fue elegida como la mejor Bodega y Viñedo del Mundo.

Estuvieron presentes además el ministro Juan Zabaleta (Desarrollo Social); el representante en la Argentina del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), José Agustín Aguerre; consejeros del Consejo Económico y Social, y directivos de las bodegas más importantes de la Argentina.

El Presidente se reunió con el titular de CAF, con quien acordó financiamiento por 2.670 millones de dólares para la Argentina

El presidente Alberto Fernández mantuvo este mediodía en la Casa Rosada un almuerzo de trabajo con el presidente ejecutivo de CAF (Banco de Desarrollo de América Latina), Sergio Díaz-Granados, con quien analizó los ocho créditos por más de 1.100 millones de dólares que se suscribieron hoy. Además, acordaron nuevo financiamiento para impulsar el desarrollo integral del país por 570 millones de dólares en lo que resta de 2021, y por 1.000 millones de dólares adicionales en 2022.

El encuentro, en el cual también participaron el Secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz y el vicepresidente Ejecutivo de la CAF, Christian Asinelli, se produjo luego de que el titular de CAF participara de la inauguración del edificio Cero + Infinito, sede de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA en Ciudad Universitaria, cuya obra recibió financiamiento del organismo multilateral.

Allí, el titular de CAF, Sergio Díaz-Granados, dijo: “Quiero agradecer al Gobierno el enfoque que le ha dado al uso de esta banca multilateral” y señaló que el organismo busca trabajar “de la mano de la ciencia y la tecnología, enfocados en la gente”.

Durante la inauguración del edificio de la UBA, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el responsable de CAF suscribieron ocho convenios por 1.100 millones de dólares, que se destinarán al Proyecto de Apoyo al Plan Nacional Argentina contra el Hambre ALIMENTAR II, por 300 millones de dólares; al Proyecto de desarrollo y fabricación del Satélite ARSAT – SG1, por 243,8 millones de dólares; y a la adenda al Proyecto de Renovación Del Ramal M del Ferrocarril Belgrano, por 75 millones de dólares, mediante la cual se incrementa su monto a 150 millones de dólares.

Además, la entidad multilateral financiará el Programa de Desarrollo de Infraestructura Municipal, por 200 millones de dólares; el Programa Sectorial de Apoyo al Sector Vial, por 100 millones de dólares; el Programa para el Apoyo al Plan Estratégico para la Vacunación Contra la Covid-19, por 75 millones de dólares; el Proyecto de Mejoramiento de Infraestructura Escolar “Vuelta al aula”, por 75 millones de dólares, y el Programa para la Modernización del Sistema de Vigilancia de Tránsito Aéreo, por 40,41 millones de dólares.

Luego, durante el almuerzo, el presidente Fernández y Díaz-Granados trabajaron en el avance de créditos por 570 millones de pesos para lo que resta de este año, los cuales se destinarán a proyectos de agua y saneamiento, agroexportación, infraestructura escolar y universitaria, y corredores logísticos de integración.

Finalmente, la CAF anunció que, para el 2022, prevé la aprobación de 1.000 millones de dólares en sectores estratégicos como transporte, agua y saneamiento; tecnología y energía renovable, entre otros.

El Presidente visitó la planta de la empresa Toyota, donde se anunció la presentación del proyecto de Ley de Movilidad Sustentable

El presidente Alberto Fernández visitó este mediodía la planta de la automotriz Toyota Argentina, en la localidad bonaerense de Zárate, donde el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, presentaron el proyecto de Ley de Promoción de la Movilidad Sustentable, que generará en los próximos 10 años inversiones por 8.300 millones de dólares y 21.000 puestos de trabajo.

El mandatario nacional, junto a empresarios del sector automotriz, realizó una recorrida donde pudo conocer una variada gama de vehículos propulsados con fuentes de potencia no convencionales.

Posteriormente, el ministro Kulfas explicó que la Ley surge del trabajo del Consejo Económico y Social (CES) y “es un plan a 20 años que requiere de los consensos necesarios” para que “la Argentina sea una gran plataforma sudamericana y regional de fabricación de vehículos eléctricos y sus baterías y que podamos industrializar en la Argentina las materias primas”.

El secretario de Asuntos Estratégicos y titular del CES, Gustavo Beliz, afirmó que “el país requiere de esta visión de futuro y una mirada estratégica” y que por eso el proyecto “va a ser discutido en el Parlamento para poder trazar ese horizonte de políticas de Estado”.

La propuesta impulsa la creación de un régimen promocional que incluirá beneficios impositivos, nuevas instituciones y financiamiento de largo plazo.

Además, se propone estimular la utilización creciente y sostenida de vehículos propulsados con fuentes de potencia no convencionales, lo que incrementará el aporte de la Argentina a la lucha global contra el cambio climático.

Por su parte, el titular de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) y presidente de Toyota Argentina, Daniel Herrero, dijo que “la industria automotriz genera más de medio millón de empleos en la Argentina y no puede perder el tren de la movilidad sustentable”, al tiempo que celebró la iniciativa oficial. “Estoy seguro que lo vamos a trabajar juntos, como lo hemos hecho para salir de la pandemia y para duplicar este año las exportaciones”, enfatizó.

El proyecto plantea un régimen de beneficios tanto para la demanda, tales como que “quienes compren vehículos eléctricos tendrán un bono verde que podrán descontar de manera directa del precio del vehículo, de artículos auxiliares como los cargadores, y se removerá de la base imponible de bienes personales a dichos vehículos”, explicó Kulfas.

Asimismo, prevé beneficios para la oferta, que incluye terminales, autopartistas, fabricantes de baterías y cargadores, serían temporales, con una duración de 20 años, y decrecientes en el tiempo para acelerar las inversiones.

De aprobarse la norma, para el año 2030 se proyectan inversiones por 5.000 millones de dólares en terminales automotrices, lo que generaría 12.500 puestos de trabajo; por 1.500 millones de dólares en sectores autopartistas, que implicarían la creación de 6.000 empleos, y por 1.800 millones de dólares en el rubro de fabricantes de baterías, con 2.500 puestos de trabajo nuevos.

En ese escenario de inversiones por alrededor de 8.300 millones de dólares, se generarían exportaciones por 5.000 millones de dólares, y se espera obtener un ahorro acumulado de 10.7 millones de toneladas de CO2 equivalente.

Kulfas precisó que el proyecto propone la creación de la Agencia Nacional de Movilidad Sustentable, que sería el primer régimen productivo argentino con una institución de I+D (Investigación y Desarrollo) con programas promocionales específicos, que buscarán promover el desarrollo científico, tecnológico y volcarlo al sistema productivo del sector.

El texto plantea que desde el año 2041 no podrán comercializarse vehículos con motor de combustión interna nuevos en el territorio nacional, y cubre toda la movilidad terrestre, ya sean móviles livianos, medianos, pesados, de pasajeros, de carga, la micromovilidad, o los experimentales, entre otros.

También impulsa un Fondo Fiduciario de la Movilidad Sustentable (FODEMS) que garantice la disponibilidad y sustentabilidad de financiamiento que requerirá el régimen a lo largo de sus 20 años, que tomaría fondos de diversas fuentes y los aplicaría a la inversión necesaria para la reconversión.

Participaron también de la actividad el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, y los secretarios de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, y de Política Tributaria, Roberto Arias.

“Los actos terroristas no sólo constituyen una amenaza a la paz y seguridad internacionales, sino que son una amenaza a la dignidad humana”, afirmó el presidente Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández participó esta mañana, de manera virtual desde la Residencia de Olivos, de la Reunión Extraordinaria de Líderes del G20 sobre Afganistán, convocada por el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Mario Draghi, con el objetivo de fortalecer la coordinación internacional para dar respuesta a las necesidades humanitarias de su población y el respeto de los derechos humanos.

“Reiteramos el llamamiento a todos los actores políticos en Afganistán a respetar plenamente los derechos humanos adoptando medidas urgentes para proteger a aquellas personas en riesgo inminente, en particular a mujeres, niñas y niños, prestando atención a la situación de refugiados y desplazados internos, personas LGBTIQ(mas) y otros grupos en situación de vulnerabilidad”, expresó Fernández durante su intervención en la Cumbre.

El mandatario argentino valoró la iniciativa propuesta por la Presidencia italiana del G20 para lograr un “esfuerzo adicional de coordinación internacional en apoyo a las acciones que lleva a cabo las Naciones Unidas” y señaló que “la grave situación humanitaria en Afganistán, que nos interpela como miembros de una comunidad de naciones, requiere abordajes solidarios, flexibles y creativos”.

Destacó, en ese sentido, el rol que puede tener el G20 “promoviendo la ayuda humanitaria, cooperando con organizaciones internacionales con presencia en el territorio según sus intereses y necesidades, explorando formas de contribuir al mantenimiento de los servicios sociales esenciales y discutiendo formas de movilizar recursos que preserven a la economía afgana de una crisis económica y financiera que agrave la situación humanitaria”.

Además del primer ministro de Italia participaron de la actividad los presidentes de EE.UU., Joe Biden; de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan; de Francia, Emmanuel Macron; de España, Pedro Sánchez; y de Indonesia, Joko Widodo; la canciller de Alemania, Angela Merkel; los primeros ministros de Australia, Scott Morrison; Canadá, Justin Trudeau; y de India, Narendra Modi; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen; la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva; el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres; y el titular del Banco Mundial, David Malpass.

“La Argentina condena todas las acciones que pongan en peligro la seguridad, la integridad física y psíquica de las mujeres, las adolescentes y las niñas y los niños en Afganistán, y expresa su preocupación por todo retroceso de los avances alcanzados hacia el logro de la igualdad de género en ese país”, reafirmó el Jefe de Estado en otro tramo de su exposición.

Y remarcó que la Argentina, “fiel a su tradición de hospitalidad y respeto por los derechos humanos y por el derecho internacional, está trabajando con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados” en el diseño de un nuevo programa de admisión para personas cuyos derechos humanos fundamentales son amenazados en cualquier parte del mundo.

“Los actos terroristas no sólo constituyen una amenaza a la paz y seguridad internacionales, sino que son una amenaza a la dignidad humana, a la convivencia pacífica y civilizada, a la estabilidad política y a la consolidación de la democracia y el desarrollo económico y social de las naciones”, concluyó.

La Cumbre tiene como objetivo construir un consenso internacional y facilitar un enfoque coordinado y cooperativo entre las organizaciones multilaterales, actores globales y regionales para abordar la crisis en Afganistán, en particular la situación humanitaria, la seguridad, la migración y el respeto de los derechos humanos.

“Todo nuestro esfuerzo está concentrado en que la Argentina crezca con más producción y más empleo”, señaló el Presidente

El presidente Alberto Fernández visitó hoy varias localidades en la provincia de Tucumán, donde recorrió una flamante planta de producción de chacinados y salazones en La Cocha, una fábrica de dulces en Simoca y la sede que albergará a una agrupación de Gendarmería Nacional, en Aguilares.

“Todo nuestro esfuerzo está concentrado en que la Argentina crezca con más producción y más empleo. Son las dos cosas que nos hacen falta”, subrayó Fernández al visitar en La Cocha una planta de chacinados y salazones de clúster porcino.

Fernández destacó que “la pandemia nos generó una nueva división. Basta de divisiones en la Argentina. De una vez por todas, todos tomados de la mano, caminando por el mismo futuro, por la misma igualdad y más justicia social. Vamos a decirle sí a la vida que queremos, al trabajo, a la producción, al turismo, a los argentinos y argentinas que merecen el país que aún no pudimos construir”.

El Jefe de Estado, que se comprometió a trabajar “incansablemente para que nuestro Norte crezca sin pausa y se desarrolle”, estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros de Seguridad, Aníbal Fernández, y de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; y el gobernador interino provincial, el vicegobernador Osvaldo Jaldo.

La iniciativa de La Cocha se pudo concretar con aportes nacionales, provinciales y municipales, la cual completadas todas las inversiones, probablemente en el plazo de un año, sumará unos 120 millones de pesos. Además, por un acuerdo con el gobierno provincial, reviste el estatus de Ente Autárquico.

El área de producción abarca 750 metros cuadrados e incluye una cámara de recepción para 150 medias reses, otra de enfriado de cortes y una tercera para salazones con capacidad de 1.800 kilos.

En Simoca el presidente Fernández recorrió la Fábrica de Dulces Regionales Dulky, que hará foco en el procesamiento de la batata, entre otros frutos típicos de la provincia. Se trata de la primera industria de esa localidad sureña para su puesta en marcha.

La planta, equipada con última tecnología de la industria alimentaria, generará más de 100 puestos de trabajo de forma directa e indirecta. Además, la iniciativa posibilitó la reconversión productiva de un predio que durante décadas estuvo abandonado y en el que funcionaba un matadero municipal.

Dicho emprendimiento también beneficiará a 29 familias de la zona que producen batatas, a agricultores de la región que serán potenciales proveedores y a jóvenes ingenieros y técnicos que podrán desarrollarse económicamente cerca de sus lugares de residencia.

Por último, Fernández recorrió en Aguilares el edificio que albergará a una agrupación de Gendarmería Nacional, que trabajará junto a la Policía provincial en la prevención de delitos federales. La base del escuadrón, compuesto por unas 200 mujeres y hombres, fue construida en un predio donde había una hostería municipal, sobre la Ruta 38 y el arroyo Barrientos.

El Presidente arribó a Tucumán para realizar una recorrida por fábricas y por un edificio para Gendarmería

El presidente Alberto Fernández arribó al Aeropuerto Internacional Teniente Benjamín Matienzo de San Miguel de Tucumán, desde donde se dirigió a localidades del Sur de esa provincia, en las que recorrerá fábricas y la sede que albergará a una agrupación de Gendarmería Nacional.

Recibido por el gobernador interino provincial, el vicegobernador Osvaldo Jaldo, el Jefe de Estado está acompañado por una comitiva integrada por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros de Seguridad, Aníbal Fernández; de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni; y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

El Presidente encabezó la firma de un convenio entre AA2000 y la Cruz Roja para crear un Hub Humanitario Cono Sur en Ezeiza

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía, en la Residencia de Olivos, la presentación y firma de un convenio de cooperación entre Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000) y la Cruz Roja para establecer, en la terminal aérea de Ezeiza, un Centro Logístico Humanitario (Hub) para el Cono Sur con el objetivo de ampliar y agilizar la respuesta humanitaria tanto en el país como en Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.

El mandatario, junto a la primera dama Fabiola Yáñez, mantuvo primero una audiencia con la delegación de la Cruz Roja y posteriormente presidió la presentación de la iniciativa del Hub y la rúbrica del acuerdo con representantes de ambos organismos. De la actividad participó la asesora presidencial Cecilia Nicolini.

Por la Cruz Roja estuvieron presentes el secretario general de la Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), Jagan Chapagain; el representante regional de la entidad, Alexandre Claudon de Vernisy; el titular de la filial local (CRA), Diego Tipping; y la secretaria general, Cecilia Villafañe. Además, por AA2000 asistió el CEO, Daniel Ketchibachian.

De esta manera, Argentina será el punto desde el que se movilizará la asistencia inmediata en materia de agua, saneamiento, higiene, refugio y seguridad alimentaria para apoyar a las personas afectadas por crisis y desastres en la región, lo que fortalecerá la posición estratégica del país como líder en esa materia y en los niveles de cooperación bilateral y multilateral entre gobiernos nacionales, mecanismos regionales y del sistema de Naciones Unidas.

Las instalaciones del centro, cuarto de su tipo en el mundo, estarán en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, funcionará con el apoyo de la Terminal de Cargas Argentina, una unidad de logística para comercio internacional de AA2000, y tendrá la capacidad de preposicionar suficiente ayuda humanitaria para atender las necesidades de hasta 10.000 personas afectadas por emergencias y desastres en los países limítrofes.

Además, se establecerá a partir de las condiciones y el apoyo ofrecidos por instituciones del Gobierno nacional y locales, como los Cascos Blancos y desempeñará un rol clave ya que servirá como puente y conexión entre la red Logística del Movimiento Internacional y contrapartes.

En este contexto, el centro pondrá a disposición y se encargará de distribuir en los países limítrofes un stock preposicionado, el que se definirá a partir de un análisis de necesidades en coordinación con cada entidad gubernamental, para así definir el tipo, volumen de mercadería, y las respectivas cadenas de suministro humanitarias a ponerse en marcha inmediatamente después de un desastre o una crisis.

El proyecto, que será ejecutado con fondos de AA2000, la Cruz Roja Argentina y la FIRC, prevé la duplicación de la superficie del actual depósito humanitario que existe en Ezeiza, lo que permitirá ampliar el volumen de mercancía.

El Hub estará gestionado por personal técnico de la Cruz Roja Argentina y de la FIRC, especializado en logística humanitaria y con amplia experiencia. También funcionará como centro de capacitación en el que operará el Laboratorio Humanitario de Innovación para ofrecer soluciones a los problemas prioritarios a nivel social, económico y de desarrollo.