La Rioja: El Presidente visitó un parque eólico, recorrió la ampliación de una fábrica textil e inauguró una planta de tejidos

El presidente Alberto Fernández visitó hoy la provincia de La Rioja en donde encabezó el acto de inauguración de la fábrica de tejido plano de la empresa ENOD S.A., y recorrió la ampliación de su planta actual que conjuntamente requirieron una inversión de 36 millones de dólares y generaron 330 nuevos puestos de trabajo.

“Nosotros, que llegamos a la vida política argentina convencidos de que ningún país se desarrolla sin industria, dijimos vamos a poner la industria de pie”, afirmó el mandatario acompañado por el gobernador provincial, Ricardo Quintela, junto a quien visitó además el Parque Eólico Arauco.

En este marco aseguró: “Vamos a darle a los industriales lo que necesitan, en la medida que los industriales entiendan que el único capitalismo que nosotros entendemos es aquel donde alguien invierte a riesgo, da trabajo, produce, gana, exporta y paga sus impuestos”.

Estuvieron también presentes el ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli; la vicegobernadora de La Rioja, Florencia López; y el presidente de ENOD S.A., Luis Lapidus.

Sobre la energía necesaria para la producción y los dólares que requiere la industria, Fernández precisó: “Vamos a trabajar incansablemente para que haya energía en toda la Argentina, para que la Argentina no detenga su producción. Lo hemos hecho. Quiero aclararles que con el plan GasAr logramos récords de producción de gas de Vaca Muerta y nos ahorramos más de 6 mil millones de dólares de importaciones”.

Por su parte, el ministro Daniel Scioli anunció que “por instrucción del Presidente nos estamos comprometiendo a ejecutar una inversión de 100 millones de pesos, que se va a transferir en las próximas tres semanas para ampliar el parque industrial, para readecuar la infraestructura”.

En ese sentido, explicó “que esta provincia ya no es solo una provincia productora agroalimentaria, sino que vemos una política que se consolida en el desarrollo industrial”.

“Es importante comprender en profundidad esta etapa de reindustrialización fenomenal que está encarando el Presidente, que se ve y se siente en cada rincón del país”, enfatizó el titular de la cartera productiva.

En tanto, el gobernador provincial aseguró que: “Hemos recuperado 1800 puestos de trabajo que se perdieron en la gestión anterior”, y adelantó: “Se está por instalar una fábrica de utilitarios que por primera vez sale del triángulo Córdoba, Rosario y Buenos Aires”.

A su llegada a la provincia, el Presidente fue recibido por el gobernador en el Aeropuerto “Capitán Vicente Almandos Almonacid”, y se trasladó a continuación al Parque Eólico Arauco, donde lo esperaban el secretario de Energía, Darío Martínez; su par provincial, Alfredo Pedrali; y el presidente del organismo, Ariel Parmigiani.

El Gobierno nacional acordó un convenio con la provincia de Santa Fe para regularizar la deuda histórica por la coparticipación

El presidente Alberto Fernández supervisó esta tarde en Casa Rosada la firma de un acuerdo con el gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti, para regularizar la deuda histórica que el gobierno federal mantenía con la provincia por la recaudación a través de la coparticipación.

La rubricación del convenio que se llevó a cabo entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el gobernador Perotti, prevé un esquema de servicios de desembolsos del pago de la deuda con la provincia por 151.873 millones de pesos.

La deuda será cancelada a través de bonos emitidos por el Gobierno nacional, a través de la metodología CER, un coeficiente estabilizador de referencia que es calculado todos los días por el Banco Central y que mide la inflación a partir del Índice de Precios al Consumidor. Es decir, que los títulos ajustarán por inflación.

El reclamo de la provincia de Santa Fe comenzó de manera administrativa durante el gobierno de Jorge Obeid y se judicializó ante la Corte Suprema de Justicia durante la gestión de Hermes Binner. El máximo tribunal finalmente falló a favor de la provincia en 2015 y a fines del año pasado ordenó la devolución del dinero.

Tras la firma, el ministro de Economía y el gobernador de Santa Fe brindaron una declaración conjunta en la Sala de Conferencias de la Casa de Gobierno en donde Guzmán destacó: “este es un buen resultado para regularizar una situación que debía ser regularizada. Era también un compromiso del Presidente de la Nación y permite seguir dando pasos para fortalecer la recuperación productiva que en la provincia de Santa Fe vemos que es fuerte”.

En ese sentido, agregó que “junto al gobernador seguimos trabajando para potenciar este sendero de crecimiento con generación de empleo por el cual está la Argentina”.

Por su parte, Perotti aseveró que este era “un compromiso asumido por el Presidente de la Nación en su campaña en Rosario, en la Facultad de Derecho, donde celebró un acuerdo con todos gobernadores, y ratificó 5 compromisos; uno de los compromisos formalizados con la provincia de Santa Fe fue este, el de llegar a una instancia de cancelación que había sido muy reclamada en los periodos anteriores y sin respuesta positiva”.

”Le pido a la Corte Suprema que le imprima urgencia al tratamiento de la sentencia que les ha llegado por vía de queja y resuelva”

El presidente Alberto Fernández afirmó este mediodía que “se ha instaurado en torno a Milagro Sala un sistema de clara persecución” y reclamó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que hace más de dos años tiene la causa de la sentencia para su análisis, que “se aboque al tema”. “Ninguna sociedad funciona bien sin un estado de derecho que funcione adecuadamente y donde no se respeten los derechos humanos”, remarcó.

En una conferencia de prensa que brindó al término de su visita en el sanatorio privado Los Lapachos de la capital provincial, donde se encuentra internada desde el lunes pasado con un cuadro de trombosis venosa profunda, el mandatario expresó su preocupación por la salud de la dirigente social y resaltó la necesidad de que “el estado de derecho esté vigente en todos los lugares del mundo”.

“El caso de Milagro Sala es paradigmático de la Argentina”, dijo y aclaró que “no estoy pidiendo por su inocencia, sino que los juicios se hagan sin presiones políticas, sin intencionalidades persecutorias y que solamente primen las reglas del debido proceso”.

Advirtió que “prolongar prisiones preventivas y detener preventivamente a gente antes de que la culpabilidad esté dispuesta, son formas de violar derechos humanos”, y por eso le pidió a los jueces provinciales que “por favor dejen de lado teorías y doctrinas que se difundieron en los años del gobierno anterior y que definitivamente contradicen la esencia del estado de derecho”.

Fernández explicó que el 31 de diciembre de 2016 fue a visitar a Sala, quien actualmente atraviesa un proceso de prisión domiciliaria, al barrio Alto Comedero, y luego envió informes a la Organización de Estados Americanos (OEA) al observar “una práctica que se difundió durante toda la gestión que precedió a nuestro gobierno de persecución y de invento de causas a las personas incursas en el delito de la asociación ilícita para impedir su excarcelación y de ese modo mantener a la gente privada de libertad en un sistema legal, como es la Argentina, que se funda en el principio de inocencia hasta que se demuestre lo contrario”.

“En su momento reclamé y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dispuso que Milagro Sala cumpla su detención en su domicilio. Esa decisión fue ratificada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación y eso de algún modo significó aliviar las penurias de alguien que está detenido, pero estar detenido en su domicilio es también una gran penuria si las causas siguen apareciendo, se siguen inventando y los hechos de persecución siguen ocurriendo”, añadió.

El jefe de Estado viajó acompañado por la portavoz Presidencial, Gabriela Cerruti; el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello; el asesor presidencial Ricardo Forster y el diputado nacional Eduardo Valdés.

El presidente finalizó su participación en la Cumbre del G7

El presidente Alberto Fernández finalizó hoy su participación en la Cumbre del G7, en Alemania, en donde expuso en ambas sesiones plenarias del foro político, y mantuvo encuentros bilaterales con los principales líderes mundiales y los representantes de organizaciones internacionales.

En el comienzo de las actividades correspondientes a la Cumbre, el mandatario fue recibido esta mañana, en el complejo Schloss Elmau, por el canciller federal alemán, Olaf Scholz; y participó a continuación de la primera reunión plenaria del foro.

Durante su exposición, el jefe de Estado abogó por “la construcción de una nueva arquitectura financiera internacional que incluya a las periferias del mundo”, al tiempo que resaltó la “necesidad de impulsar el diálogo entre las partes involucradas” en la guerra de Ucrania para alcanzar “una paz duradera, resistente y sólida”.

En la segunda reunión plenaria del foro, el mandatario instó a los líderes del mundo a no “ver impávidos cómo la riqueza se concentra en pocas corporaciones mientras la pobreza se distribuye entre millones de personas”, al tiempo que precisó que “atender a los pueblos sometidos a la crueldad de las privaciones alimentarias es un imperativo ético. Alimentarse no es otra cosa que un derecho humano”.

En su mensaje, el presidente explicó que “el último informe sobre perspectivas alimentarias elaborado por la FAO indica que el costo de la importación de alimentos aumentó debido al incremento de los precios sumado a una disparada en los costos del transporte y de los fertilizantes”, y reclamó: “Frente a esa situación, es necesario evitar las barreras proteccionistas y para arancelarias para la comercialización de alimentos”.

“En este contexto, los países centrales han podido continuar con sus importaciones a pesar del desquicio que se vive. Los países periféricos, en cambio, importamos menos porque se redujo nuestra capacidad de pago”, añadió.

Durante toda la jornada, el mandatario mantuvo reuniones bilaterales con la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen; el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz; los primeros ministros de Reino Unido, Boris Johnson; e Italia, Mario Draghi; y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Luego, Fernández brindó una conferencia de prensa en la que aseguró: “Pude cumplir el cometido que me había fijado que era traer la voz de otro lugar del mundo, que en estas reuniones del G7 nunca se escucha”, y destacó “la presencia de África y el Asia” en la Cumbre.

“Creo que fue muy importante, porque pude traer la voz del continente, pude plantearle al mundo cómo el continente padecía los efectos de esta guerra”, destacó el presidente sobre el conflicto en Ucrania, y dijo: “Pude reclamar que todos nos pongamos a trabajar para que esta guerra termine cuanto antes”.

Por último, el mandatario participó de la cena ofrecida por el canciller federal, Scholz, en honor de los Jefes de Estado.

Acompañaron al presidente el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, y la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti.

Ayer, tras su llegada a la ciudad de Múnich, el mandatario mantuvo una reunión bilateral con el primer ministro de la India, Narendra Modi, en el Hotel Bayerischer Hof, para participar a continuación de la actividad de bienvenida de los cinco países invitados al G7, en el Teatro Cuvilliés, en Munich Residenz.

Allí, Fernández fue recibido por el ministro presidente de Baviera, Markus Söder, junto a quien firmó el libro de honor y presenció el espectáculo a cargo de la Ópera del Estado de Baviera. Además, Fernández participó de la cena en honor de los jefes de Estado y representantes de organizaciones internacionales, que tuvo lugar en el salón Anticuario.

Reunión bilateral con el titular del Consejo Europeo, Charles Michel

El presidente Alberto Fernández mantuvo una reunión bilateral con el titular del Consejo Europeo, Charles Michel, en el marco de la Cumbre del G7 que tiene lugar en el complejo de Schloss Elmau, Alemania.

Durante el encuentro, Fernández y Michel repasaron la agenda bilateral y analizaron la importancia de profundizar los vínculos y la cooperación existentes.

Conversaron también sobre la posibilidad de que se realice una reunión en conjunto de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión Europea.

Fernández explicó que la Argentina considera una prioridad estratégica el fortalecimiento de la integración regional a través de la concertación política, con un enfoque solidario y cooperativo.

Señaló que la CELAC constituye el espacio natural para impulsar articuladamente los intereses de los países de América Latina y el Caribe a nivel global, así como el diálogo con socios extra regionales.

“Le reclamamos al mundo desarrollado que preste atención a la realidad de la periferia”

En el complejo de Schloss Elmau

El presidente Alberto Fernández aseguró que pudo plantear en la reunión de Jefes de Estado y Gobierno del G7, que tiene lugar en Alemania, la voz de América Latina y el Caribe y que fue posible “reclamarle al mundo desarrollado que presten atención a la realidad que la periferia pasa”.

En una conferencia de prensa que ofreció en el marco de su participación en la Cumbre del G7 que se realiza en el complejo de Schloss Elmau del distrito bávaro de Garmisch-Partenkirchen, el mandatario calificó como “muy importante” la presencia argentina en el foro político.

“Pude cumplir el cometido que me había fijado que era traer la voz de otro lugar del mundo, que en estas reuniones del G7 nunca se escucha”, valoró el mandatario y destacó “la presencia de África y el Asia” en la Cumbre.

“Creo que fue muy importante, porque pude traer la voz del continente, pude plantearle al mundo cómo el continente padecía los efectos de esta guerra”, reflexionó el Presidente sobre el conflicto en Ucrania, y dijo: “Pude reclamar que todos nos pongamos a trabajar para que esta guerra termine cuanto antes”.

“Esta guerra está trayendo un problema a la comunidad global que es indiscutible. Esta guerra está generando un aumento de los precios en la energía, está haciendo carecer de energía a Europa, y parece ser el prolegómeno de una hambruna que puede afectar, según ha dicho la FAO, a 300 millones de habitantes del planeta”, remarcó el Jefe de Estado.

“Pude expresar el compromiso que la Argentina tiene en pos de recuperar la paz, de condenar la invasión Ucrania y de pedir que las partes vuelvan al diálogo para encontrar una salida a este problema que está afectando al mundo todo”, indicó.

Aseguró que otro eje que propuso “discutir es el problema del orden internacional, el sistema económico internacional que es el que genera la situación que estamos viviendo” ya que “el problema no es la pobreza, sino el modelo económico que genera la pobreza”.

Además, informó que durante la cumbre de líderes manifestó “el compromiso de Argentina con el tema climático”, y “lo injusto que es cómo se plantea ese problema en el mundo central porque, la verdad es que el hemisferio sur, la periferia del mundo, es solamente proveedor de oxígeno, y, a la hora de ordenar el desorden que otros crearon en el mundo, nos exigen y no nos dan herramientas para poder hacerlo”.

“Por lo tanto -continuó- hablé de la necesidad de encontrar esas herramientas financieras que ayuden al mundo periférico a colaborar en la solución del problema ambiental, que a todos nos afecta, y en la región nuestra particularmente algunos lugares de América central y, fundamentalmente, el Caribe”.

El Presidente explicó que manifestó a los jefes de estado “la importancia de igualar los géneros, de terminar con cualquier tipo de discriminación, de potenciar los derechos de la mujer y de la diversidad” y detalló, que en paralelo a sus participación en las dos Sesiones Plenarias del foro político, mantuvo una intensa agenda de reuniones bilaterales a las que calificó como “productivas”.

Reunión con el presidente del Consejo de Ministros de Italia, Mario Draghi

El presidente Alberto Fernández mantuvo un encuentro bilateral esta tarde con el presidente del Consejo de Ministros de la República Italiana, Mario Draghi, en el marco de la Cumbre de Jefes de Estado del G7 que se desarrolla en el complejo Schloss Elmau, en Alemania.

Durante la reunión, Fernández y Draghi dialogaron sobre la posibilidad de que Italia participe en los proyectos que existen para instalar plantas de licuación de gas con el fin de aprovechar el excedente de Vaca Muerta para la exportación en un contexto de alta demanda de este insumo.

También expresaron su compromiso para potenciar los intercambios, dando mayor dinamismo al comercio bilateral y fomentando la diversificación de las inversiones.

Conversaron, además, sobre diversos aspectos de la cooperación que mantienen ambos países en el área científico-tecnológica, que incluye proyectos de biotecnología, medicina y salud, tecnologías agroalimentarias, espaciales y satelitales y energías renovables.

Y resaltaron la cooperación ofrecida por Italia a través de la Organización Ítalo-Latinoamericana (IILA) en materia de lucha contra el crimen transnacional.

Asimismo, en su carácter de presidente pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el mandatario argentino expresó el interés de impulsar el diálogo político con la Unión Europea con el objeto de fortalecer aún más la interacción entre nuestros países y regiones, para lo cual solicitó el apoyo del país europeo.

En el transcurso de la audiencia, el presidente del Consejo de Ministros italiano reiteró su apoyo a la Argentina en los temas que siguen pendientes de solución en el FMI, como la tasa de sobrecargos.

Italia es uno de los países cofundadores del Grupo de los Siete (G7), en cuyas cumbres anuales los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros acuerdan posiciones comunes sobre importantes asuntos de política global, tales como la marcha de la economía, el desarrollo, la seguridad internacional y la política climática.

Encuentro bilateral con el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson

El presidente Alberto Fernández mantuvo hoy un encuentro bilateral con el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, a quien transmitió el pleno compromiso argentino para reanudar el diálogo y las negociaciones de soberanía sobre las Islas Malvinas.

Durante la reunión, que tuvo lugar en el Tea Lounge del complejo Schloss Elmau, donde se desarrolla la Cumbre del G7, el jefe de Estado subrayó además la apuesta inclaudicable de Argentina por la paz, el fin del colonialismo y la vigencia del derecho internacional.

En esa línea, el mandatario argentino transmitió a Johnson la importancia del restablecimiento de los vuelos regulares a cargo de la línea de bandera entre las islas y el territorio continental argentino, ya que resulta fundamental para consolidar la confianza en la relación bilateral entre ambos países.

Los líderes conversaron también sobre la situación en Ucrania, y la importancia de fortalecer mecanismos globales para paliar los efectos de la guerra.

Reunión con el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz

El presidente Alberto Fernández se reunió hoy con el canciller federal de Alemania, Olaf Scholz, en el marco de su participación como invitado en la cumbre del G7 que tiene lugar en el complejo Schloss Elmau, en el distrito bávaro de Garmisch-Partenkirchen, a unos 100 kilómetros de la ciudad de Múnich.

Durante el encuentro, los líderes analizaron el impacto que provoca el conflicto en Ucrania en la producción, distribución y el mercado de alimentos, al dialogar sobre la agenda de cambio climático, seguridad alimentaria y energía, que el G7 estableció como temas prioritarios.

El jefe de Estado agradeció a Scholz la invitación que le hiciera personalmente el 11 de mayo último en Berlín para participar del foro del G-7, y confirmó que ambos países comparten valores democráticos y de solidaridad internacional. Fernández destacó en esa línea que el multilateralismo y el diálogo son las principales herramientas para seguir enfrentando los múltiples desafíos globales.

El mandatario estuvo acompañado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y el canciller, Santiago Cafiero.

Encuentro bilateral con Ursula von der Leyen, titular de la Comisión Europea

En el distrito bávaro de Garmisch-Partenkirchen

El presidente Alberto Fernández mantuvo hoy un encuentro bilateral con la titular de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, en el salón Enzian del Schloss Elmau, en el marco de la cumbre del G-7. 

Durante la reunión, Fernández y von der Leyen repasaron temas de interés de la agenda bilateral y conversaron sobre las posibilidades de profundizar los excelentes vínculos y la cooperación existentes.

Además, abordaron asuntos multilaterales y regionales como la problemática global del cambio climático y las posibilidades de reforzar el diálogo birregional entre el organismo con sede en la ciudad belga de Bruselas y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), de la que Argentina ejerce la presidencia pro tempore.

La Unión Europea como bloque es el tercer socio comercial de la Argentina y el principal inversor externo. Además, existe una amplia agenda de cooperación en diversos campos tales como ciencia y tecnología, género, derechos humanos, educación y cultura.

Durante el encuentro, el presidente Fernández manifestó que la Argentina coincide con la Unión Europea en la importancia de mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C con respecto a los niveles preindustriales, y de sostener los esfuerzos para limitar ese aumento a 1,5°C según lo establecido en el Acuerdo de París. 

El Jefe de Estado estuvo acompañado por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero.