El presidente agradeció y anunció un bono de 6.500 pesos extra para los trabajadores de la salud ante la segunda ola de Covid-19

El presidente Alberto Fernández agradeció hoy públicamente al personal de salud “el enorme esfuerzo que han hecho y que hacen” en el marco de la segunda ola de Covid-19 que afecta al país y anticipó que como reconocimiento “en los próximos tres meses vamos a sumarle a sus ingresos la suma de 6.500 pesos mensuales”.

Lo dijo al anunciar, en un acto en el Museo de la Casa Rosada, una inversión de 10.155 millones de pesos para ampliar la Red de Emergencia Sanitaria Federal con 134 nuevas obras, que con las 128 anteriores suman un total de 262, e intervenciones que permitirán incorporar 1.415 camas.

Sobre el bono a los trabajadores sanitarios, el Jefe de Estado detalló que los ayudará “a sobrellevar un mayor esfuerzo, sin ninguna duda. Hemos incluido a 100 mil trabajadores más de aquellos que lo cobraban en octubre de 2020 con lo cual se aumenta un 15 por ciento la cantidad de personas que van a recibirlo y sumarán en total 740 mil personas del sistema de salud”.

Además, señaló que “mi única preocupación es cuidar la salud de los argentinos, es lo único que me preocupa y que me impulsa en las decisiones que tomo, que no son decisiones de política económica, ni comercial, ni educativa; son decisiones de política sanitaria avaladas por los datos que la autoridad día a día me hace llegar y escuchando a los científicos, no escuchando a los políticos ni siquiera leyendo encuestas”.

Más adelante, el mandatario puntualizó que “a la hora de educar a nuestra gente, es importante que los maestros estén vacunados. Tres de las provincias que hoy estuvieron presentes en este encuentro, Santa Fe, San Juan y Buenos Aires, encabezan la lista de haber vacunado a más personal de la educación. La Ciudad de Buenos Aires es la anteúltima y sólo vacunó al 14 por ciento del personal de educación. Cuando nos preocupamos por educar a nuestros chicos, tenemos que preservar la salud de los educadores”.

Fernández señaló que “también vamos a seguir trabajando en conseguir las vacunas que muchos utilizan de forma singular pero nosotros somos los únicos que vamos por el mundo buscando para los argentinos y consiguiendo para los argentinos. Ahora se ha puesto de moda decir que el problema es que no hay vacunas, en el mundo no hay vacunas. Pero también tengo la íntima tranquilidad de saber que somos uno de los pocos países que las sigue recibiendo y sigue vacunando a sus ciudadanos”.

Seguidamente, detalló que ayer llegaron 864 mil dosis del sistema Covax, vacunas de AstraZeneca y que esta noche llegarán 800 mil dosis desde Rusia de la Sputnik V.

Destacó que con esas “habremos recibido casi 9 millones de dosis en la Argentina ¿Eran las que deseábamos? No. Son muchos menos de lo que deseábamos. Son mucho más de lo que se puede conseguir en el mundo. Son muchos menos porque los contratos no pudieron cumplirse como esperábamos pero vamos a seguir buscando vacunas y en la segunda quincena van a llegar más y vamos a mantener el ritmo de vacunación que tenemos porque esa es nuestra mayor preocupación”.

El mandatario estuvo acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti. También estuvieron presentes el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro de Interior, Eduardo de Pedro y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Vizzotti alertó que “estamos en un momento de alto riesgo colectivo, de transmisión comunitaria intensa en todo el país y, especialmente en el AMBA, necesitamos fortalecer las medidas de cuidado. Son intensas, focalizadas y transitorias, pero son fundamentales para que nuestro sistema de salud pueda seguir dando respuesta y podamos tener la menor cantidad de infecciones y de fallecidos”.

La ministra agregó que “el personal de salud está exhausto, la pandemia no desapareció durante todo el verano, sumaron la vacunación, sumaron la atención primaria y las patologías desatendidas. Tenemos que saber que tenemos que seguir trabajando en ese sentido, no es lo mismo porque estamos con la campaña de vacunación en marcha, esperamos que disminuyan la mortalidad y las internaciones, pero mientras tanto tiene que poder seguir dando respuesta este sistema de salud”.

Por su parte, Katopodis dijo que “estamos poniendo en valor el conjunto de obras que el Gobierno nacional desarrolló en esta segunda etapa, en esta segunda ola. No se frenó nunca la inversión en el sistema sanitario. Todos los días, desde aquella primera etapa, construimos salud pública y ahora 262 obras se ejecutaron o se están ejecutando para pasar de 3.000 camas que logramos consolidar, a las actuales 4.500”, a la vez que anticipó que “iniciamos una tercera etapa con más de 100 obras que nos van a permitir sumar 1.700 camas en el mediano plazo”.

El Presidente anunció 134 nuevas obras por más de 10.000 millones de pesos para reforzar el sistema sanitario ante la segunda ola de Covid

El presidente Alberto Fernández anunció hoy la realización de 134 obras por 10.155 millones de pesos para ampliar la Red de Emergencia Sanitaria Federal e incorporar 1.415 camas ante la segunda ola de Covid-19, desde el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada. 

Por su parte, los gobernadores de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Santa Fe, Omar Perotti; de San Juan, Sergio Uñac; y de Santa Cruz, Alicia Kirchner, valoraron la inversión que viene realizando el Gobierno nacional para avanzar en la expansión de la  infraestructura hospitalaria ante la pandemia a través de sendas videoconferencias que mantuvieron este mediodía durante el desarrollo de la actividad. 

“Pusimos todo el esfuerzo y logramos que a ningún argentino, a ninguna argentina, le faltara atención médica. En todos los lugares de la Argentina fuimos llevando nuestro auxilio con ese criterio federal que siempre he enarbolado”, dijo el mandatario nacional ante directores de hospitales, enfermeros y enfermeras, y acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

El ministro Katopodis precisó que hoy “tenemos en ejecución 262 obras que tienen como objetivo cuidar la salud de nuestra gente”. Además, la cartera se encuentra trabajando en una tercera etapa, compuesta por 101 proyectos, a ejecutarse a largo plazo, que implican una inversión de 11.425 millones de pesos, con 1.791 nuevas camas (1.319 críticas y 472 generales).

Participó desde La Plata, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, quien informó que “cuando llegué a mi actual cargo, la provincia tenía 883 camas de terapia intensiva en el sistema público, que se hubiera saturado, como lo vimos en otros países, el 1° de julio del año pasado”, y aseguró que la “ampliación del sistema de salud permitió que pudiéramos responder a las necesidades de nuestro pueblo”.

Desde la ciudad de Neuquén, el gobernador Omar Gutiérrez, anunció el inicio de las obras de la primera etapa del nuevo edificio del Hospital Norpatagónico de 42.000 metros cuadrados totales.

Gutierrrez pidió que “no se judicialicen las medidas que adopta el Gobierno nacional para proteger la salud colectiva” y dijo que “hay que salirse del epicentrismo de un lugar particular y pensar en todos y todas”.

En tanto, el gobernador de la provincia de Santa Fe, Omar Perotti, se encontraba en la ciudad de Piñero para la inauguración del Centro de Aislamiento Sanitario en Complejo Penitenciario Unidad 11, uno de los 31 que se llevaron adelante en todo el país.

“Estamos deseando que las políticas en el AMBA vuelvan a tener la coordinación que tuvieron en los inicios, porque todos sabemos que desde allí se traslada al interior, y todo lo que allí se pueda trabajar coordinadamente en la mejora de la salud es un beneficio para todos”, pidió el gobernador santafesino.

El ministro Katopodis anunció la ampliación mediante una estructura modular de camas críticas y leves aptas Covid-19 del Hospital Municipal de la ciudad santafesina de Helvecia; y la readecuación del ala noreste para camas críticas y leves aptas para el coronavirus y la ampliación sector suroeste del Hospital Rawson de la localidad de San Javier. 

También se conectó la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, para inaugurar la expansión en 1.800 metros cuadrados del Hospital Regional de Río Gallegos y anunciar la ampliación del Centro de Salud del Barrio San Benito, de la capital provincial, y el desarrollo de nuevos Hospitales Modulares en Pico Truncado y Caleta Olivia.

“Trabajemos entre todos solidariamente. Miremos a la Argentina de manera federal, no solo desde nuestro lugar, sino en cómo la conducta de cada una de las provincias puede incidir en el resto”, dijo Alicia Kirchner, quien expresó el  acompañamiento a las medidas impulsadas por Presidente.

En Calingasta, San Juan, el gobernador Sergio Uñac junto al intendente Jorge Castañeda, anunció el inicio de ejecución del nuevo edificio del Hospital Dr. Aldo Cantoni  de 5.200 metros cuadrados. 

“Gracias de corazón por esta inversión que son casi 700 millones de pesos vitales. La provincia no lo podía hacer y lo estamos logrando gracias a la visión federal del Gobierno”, dijo Uñac.

También participó desde San Rafael, Mendoza, el intendente Emir Félix, quien anunció la puesta en marcha de un Centro Modular Sanitario.

“Quiero agradecerle su mirada humanitaria y federal frente a la pandemia, y la posibilidad de contar con mayor infraestructura para poder atender la situación grave que estamos viviendo”, señaló Félix.

Y, desde la ciudad bonaerense de Pilar, el intendente Federico Achával inauguró obras en el Hospital Municipal de Derqui y anunció la ampliación del mismo y del Hospital Central de Pilar.

“El sistema de salud de Pilar estaba devastado. Pero rápidamente pudimos construir este hospital y fue fundamental para darle la pelea al Covid-19 y  para evitar que el sistema de salud se sature”, indicó el intendente local. 

El Gobierno nacional anunció además que impulsará obras en el Instituto Nacional de Microbiología Dr. Malbrán, tales como la construcción de una nueva área en la sala de frío del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas, la reparación de calles internas y veredas, y la puesta en valor, consolidación de fachadas y espacios perimetrales en el Pabellón Central de la institución. 

Del acto participaron también el titular de la CGT, Héctor Daer, y los intendentes Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mariel Fernández (Moreno), Mayra Mendoza (Quilmes), Andrés Watson (Florencio Varela) y Juan Zabaleta (Hurlingham).

Estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello. 

El Presidente entregó este mediodía equipamiento a las fuerzas federales de seguridad y anunció que se suman mil gendarmes al AMBA

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía en la sede de Gendarmería de Campo de Mayo, la entrega de móviles y equipamiento a las fuerzas de seguridad federales, y anunció la incorporación de 1.000 gendarmes para incrementar el personal operativo, en el marco del Plan Nacional de Seguridad para el AMBA.

“Teníamos hasta aquí 4.000 efectivos destinados. Vamos a sumar ahora 1.000 efectivos más y vamos a sumar más recursos”, anunció el mandatario y dijo que “esos 5.000 efectivos van a permanecer en el Gran Buenos Aires el tiempo que sea necesario hasta que pongamos en orden el desorden que el delito genera”.

“Que todos sepan que cada hombre, que cada mujer, que lleva puesto ese uniforme de la Gendarmería, de la Prefectura, de la PSA, o de la Policía Federal está para cuidar y proteger a los vecinos y vecinas del Gran Buenos Aires”, enfatizó.

El Presidente se refirió al Decreto que impulsa las medidas extraordinarias para frenar el aumento de los contagios por Covid-19 y pidió a los miembros de las cuatro fuerzas de seguridad nacional “durante estos 15 días, poner el máximo empeño para trabajar con los municipios, con las fuerzas provinciales, para garantizar que la circulación merme en las calles”. 

Asimismo, los convocó a trabajar “en garantizar la seguridad de nuestros vecinos y vecinas” y afirmó que “debemos, dentro del marco del Estado de derecho, ser inclementes con los que delinquen”. 

Acompañado por la ministra Sabina Frederic, Fernández entregó 150 nuevos vehículos que fueron adquiridos con una inversión de más de 582,8 millones de pesos para fortalecer las capacidades operativas y logísticas de las cuatro fuerzas federales en todo el país.

De ese total, se destinarán 55 unidades para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), mediante una inversión superior a los 217 millones de pesos.

Se trata de camionetas patrulleras 4×4 y 4×2, furgones de intervención rápida, vehículos patrulleros y minibuses. 

Además, la cartera de Seguridad adquirió 15 escáneres de rayos X para el control de personas e inspecciones de objetos, equipajes, cargas, bultos o mercaderías con una inversión de más de 87,6 millones de pesos.

Ocho de esos equipos, que implicaron una inversión de 47 millones de pesos, se destinaron al AMBA: tres a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y cinco a la provincia para cubrir las necesidades del Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

La ministra Frederic aseguró que son “herramientas de trabajo fundamentales para desarrollar su misión”.  

“Quiero pedirles a los integrantes de las cuatro fuerzas que van a protagonizar los controles y patrullaje durante estos 15 días que sientan esa responsabilidad que el Presidente nos pide para hacer el trabajo de la manera que corresponde”, manifestó la ministra de Seguridad. 

Por su parte, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, valoró el apoyo del gobierno nacional y dijo: “Quiero aprovechar para transmitir la importancia que tiene para nosotros y para nosotras poder contar con la articulación permanente, desde el primer día de la gestión, para poder llevar tranquilidad y abordar la complejidad que tiene el problema de la prevención del delito en cada uno de nuestros territorios”.

En tanto, el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, destacó también el trabajo conjunto para llevar adelante “el modelo de país que estamos construyendo desde el punto de vista político, sanitario, económico y, por supuesto, en la lucha contra la inseguridad”.

Del acto, participaron además, el jefe de la Policía Federal Argentina, Juan Carlos Hernández; el director nacional de Gendarmería, Andrés Severino; el titular de la Prefectura Naval Argentina, Mario Farinón, y el director de la Seguridad Aeroportuaria, José Glinski.

Alberto Fernández: “No voy a dejar que el descuido arrastre al conjunto social a una pandemia que a todos nos duele”

El presidente Alberto Fernández recibió esta mañana en la residencia de Olivos al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para analizar la evolución de la situación epidemiológica a causa del COVID-19 y coordinar acciones en el marco de las restricciones que rigen desde hoy en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) con el fin de contener el rápido crecimiento de los contagios.

“Nuestro plan es reducir durante 15 días drásticamente la circulación, porque de esta manera vamos a reducir drásticamente los contagios y así vamos a dar tiempo al sistema sanitario de la Ciudad a ir liberando camas de otras patologías para ponerlas para la atención exclusiva de enfermos de COVID-19”, explicó.

Informó que mantuvo con el jefe de Gobierno porteño “una buena charla”, en la cual hubo “mucho respeto y vocación de encontrar salidas. Pero tengo la obligación de cuidar la situación del AMBA, que es hoy el foco infeccioso más claro que tiene la Argentina”, afirmó Fernández en conferencia de prensa al término de la reunión.

“Yo invité al jefe de Gobierno a seguir trabajando juntos, más allá de las diferencias. Yo sé que él no está de acuerdo en la decisión sobre la escolaridad. Le he dicho también que haré todos los esfuerzos y, si esto que proponemos funciona, en 15 días pueda volver la presencialidad con más garantías y con más cuidados”.

“Aspiro a que podamos hacerlo y mi vocación para hacerlo es absoluta. Pero no me pidan que me haga el distraído frente al problema que estamos viviendo, porque tengo la responsabilidad del que conduce una sociedad y no voy a dejar que el descuido arrastre al conjunto social a una pandemia que a todos nos duele”, enfatizó el mandatario.

“Todos quisiéramos que se vuelva a la presencialidad educativa lo antes posible”, expresó y detalló que “desde el día en que las clases han vuelto, la curva de contagios ascendió precipitadamente porque detrás se genera todo un movimiento social que incrementa mucho la circulación ciudadana”.

“He estudiado cómo es el movimiento que genera en cada sociedad la puesta en marcha de la educación presencial, y es francamente alarmante porque se mueven alumnos, docentes, no docentes, transportistas, padres y madres. Un número muy importante de gente que representa casi un tercio de la circulación”, añadió y afirmó: “No son medidas antojadizas ni improvisadas, y tiene que ver con el rigor de las estadísticas”.

“A la luz de lo que me dicen los infectólogos y la comunidad científica, es evidente que solo reduciendo la circulación del contacto humano podemos contener el número de contagios, y también es evidente que tenemos un nivel de saturación de camas en la ciudad realmente preocupante”, resaltó el Presidente.

Asimismo advirtió que, en la Ciudad de Buenos Aires, “hemos superado largamente el pico más alto que reconocimos en la primera ola, y en la última semana han vuelto a incrementarse el número de fallecimientos producto del COVID-19”.

Finalmente, el Jefe de Estado confirmó que, debido a las nuevas restricciones, el sector de la gastronomía va a ser auxiliado del mismo modo que el año pasado. “Pero vamos a ser estrictos porque no estamos con tiempo para dudar. El virus no nos deja dudar. No nos da tiempo cuando dudamos. Con el virus no negociamos y debemos ser inflexibles”, concluyó.

El Gobierno restringe actividades en el AMBA para reducir los contagios de coronavirus

El presidente Alberto Fernández anunció esta noche una serie de medidas que regirán desde las 0 horas del viernes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) con el objetivo de contener el crecimiento de los contagios de coronavirus, que hoy ascendieron a 25.157 casos, con 368 decesos.

Las normas abarcan la reducción de la circulación entre las 20 y las 6, la suspensión de las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados, y que los comercios deberán cerrar a las 19, mientras que las actividades gastronómicas podrán funcionar con entrega a domicilio luego de ese horario.

Además, desde el lunes 19 hasta el viernes 30 los tres niveles educativos deberán volver a la modalidad virtual.

“En la Argentina el avance de la pandemia nos está exigiendo un poco más”, sostuvo el presidente en un mensaje desde la residencia de Olivos, y aseguró que “el virus nos está atacando y lejos está de ceder”.

“Hoy preferí hablarles nuevamente y tomar medidas porque creo que lo que hemos intentado la semana pasada ha sido poco a la luz de muchas cosas que hemos visto ocurrir a lo largo de este fin de semana en el Área Metropolitana de Buenos Aires”, remarcó.

El mandatario explicó que “hace apenas un mes atrás, acumulamos 45.498 casos de contagios, mientras que la semana que acaba de terminar acumulamos 122.468 casos y la semana que va transcurriendo en este momento seguramente va a superar esta cifra”.

“El contagio no está en las fábricas, no está centralmente en los negocios que con distancia social pueden atender a los clientes. El problema central está en las reuniones sociales donde la gente se distiende y en ese momento de distracción, de esparcimiento, es mucho más fácil contraer el virus”, expresó.

El mandatario pidió que “los gobiernos provinciales y municipales fiscalicen las decisiones que tomamos y hagan cumplir las decisiones”. “Lo que más necesitamos es que ustedes, argentinos, argentinas, entiendan que el cuidado individual es central, no solo para que no nos contagiemos nosotros, sino para no contagiar al otro”, insistió.

El presidente adelantó que llegarán más vacunas este fin de semana y destacó que el Gobierno nacional está llevando a cabo “un esfuerzo enorme para que el proceso de vacunación no se interrumpa en un mundo que definitivamente no ofrece las vacunas que se necesitan”.

“Seguimos incansables negociaciones con todos, consultando a todo el que pueda ser proveedor de vacunas para que esas vacunas lleguen a los argentinos”, indicó, y detalló que “la misma ley que nos facultó a nosotros como Estado nacional a comprar vacunas facultó a todas las provincias a hacerlo”.

Y señaló que “las vacunas están siendo acaparadas por un número muy reducido de países”. “Nosotros estamos entre esos países que irónicamente tienen cierto privilegio de poder seguir accediendo a vacunas y vacunando a su pueblo”, consideró.

El cumplimiento de las medidas estará a cargo de las fuerzas federales, mientras que las Fuerzas Armadas colaborarán con la atención sanitaria donde sea necesario.

Tal como ocurrió con las medidas dispuestas hace una semana, el resto de las jurisdicciones puede adherir. “Espero que los gobernadores y los intendentes que entienden que deben acompañarme en este momento difícil, lo hagan”, sostuvo Fernández.

“Como presidente de la Nación preservaré la salud de todos los argentinos y todas las argentinas y procuraré su cuidado al máximo”, afirmó, y remarcó: “No me mueve ningún interés político en lo que hoy estoy proponiéndoles, no estoy acá planteando estas cosas para ver de qué modo lucro políticamente, lo único que me importa es preservar la salud de los argentinos”.

El Presidente almorzó con el director para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Juan González

El presidente Alberto Fernández mantuvo un almuerzo de manera virtual en la Residencia de Olivos con el asistente Especial del Presidente de Estados Unidos y Director para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Juan González, y la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Julie Chung.

Participaron también, por la Argentina, el canciller Felipe Solá, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y por los Estados Unidos, la encargada de Negocios a cargo de la embajada estadounidense en la Argentina, MaryKay Carlson.

Alberto Fernández felicitó al Presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso

El presidente Alberto Fernández envió un mensaje oficial al presidente electo de la República del Ecuador, Guillermo Lasso, a quien invitó a “trabajar juntos en pos de nuestra Región” y de esa forma “fortalecer la unidad que nos ayudará a construir todos los días la realidad que se merecen nuestros compatriotas”.

“Quiero expresarle mi sincera felicitación por su triunfo electoral que lo ha consagrado como nuevo Presidente de la República de Ecuador”, comienza la misiva del mandatario argentino a quien resultara ganador en las elecciones de ayer de ese país.

“Como ha dicho usted, la ciudadanía le ha entregado una oportunidad para servir a su Patria y estoy seguro que así lo hará. Debemos celebrar cada evento electoral en la Región pues afianza la democracia y se fortalece la vigencia del Estado de derecho”, reflexionó Fernández.

Afirmó que “todos nuestros países enfrentan desafíos enormes en el contexto de una pandemia que agrava aún más nuestras viejas dificultades”.

“Descuento que Usted encontrará en su Temple y en su experiencia, los modos y herramientas para encauzar las vicisitudes que afectan a nuestros hermanos ecuatorianos”, remarcó.

Además dijo que “son innumerables los lazos culturales y las muestras de afecto entre nuestros pueblos; y se renuevan día a día” y que “la República Argentina por mi intermedio se pone a vuestra disposición para trabajar juntos en pos de nuestra región”.

“Tenemos una agenda común; cuente conmigo, señor Presidente, para fortalecer la unidad que nos ayudará a construir todos los días la realidad que se merecen nuestros compatriotas”, remarcó.

“Renuevo mis felicitaciones y mis mejores deseos para su gobierno. Con afecto y respeto”, concluye la carta enviada por el presidente Fernández.

Alberto Fernández: “La pandemia debe obligar a los organismos de crédito a revisar las lógicas que han imperado hasta el momento”

El presidente Alberto Fernández participó esta tarde de un plenario del Consejo Económico y Social (CES) que, con la intervención de expertos internacionales, se llevó a cabo para reflexionar sobre la nueva arquitectura financiera mundial. Allí consideró que “la emergencia de la pandemia debe obligar a los organismos de crédito a revisar las lógicas que han imperado hasta este momento”.

“La coyuntura exige que revisemos las cosas. No quiero que le den una solución a la Argentina, quiero que los organismos de crédito encuentren una solución no solo para los países pobres, sino a los de renta media, que tienen, como nosotros, un 40 por ciento de pobreza, pero que somos tratados como países ricos que no somos”, expresó por medio de una videoconferencia desde la residencia de Olivos, donde se encuentra aislado y bajo control médico tras confirmarse que padece COVID-19.

El Presidente aseguró que el objetivo de la Argentina en la renegociación de la deuda que mantiene con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es “llegar a un acuerdo que haga sostenible aquello que se acuerde”. “Esa es la discusión, franca, honesta y fructífera que estamos teniendo con el Fondo”, destacó.

“Aspiro a que se revisen las tasas y a que se revisen los tiempos”, señaló, y aseguró: “Para que podamos seguir creciendo, es imperioso que lleguemos a una solución por el tema de la deuda que sea sostenible, y para eso debemos revisar cosas, como la sobretasa que está pagando la Argentina por haber tomado ese crédito ruinoso que se tomó, y también los plazos de repago”.

E insistió en que la meta es “que el acuerdo sea uno que se pueda cumplir sin postergar las necesidades de nuestro pueblo, que son muchas”.

El mandatario nacional además se mostró esperanzado porque apuntó: “Veo expresiones de la directora ejecutiva del Fondo, de Kristalina Georgieva, que me hacen guardar la expectativa íntima de que esto que estoy planteando sea escuchado y sea una solución que exceda a la Argentina”.

Del mismo modo, se mostró optimista con respecto al desempeño de la economía y destacó que el de que “que la recaudación haya crecido en marzo más de un 70 por ciento da una pauta concreta del crecimiento que estamos teniendo”.

De la reunión plenaria participaron el presidente del CES, Gustavo Beliz; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el profesor de la Universidad de Columbia y consejero de la ONU Jeffrey Sachs; la secretaria General de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Rebeca Grynspan; el director ejecutivo del Jubilee USA Network, Eric LeCompte, y la secretaria Ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, además de los integrantes del Consejo.  

Entre otros temas, los participantes analizaron el futuro del trabajo, el sistema de obras públicas, la reforma de la arquitectura financiera global y regional, los desafíos de Latinoamérica en la era del COVID-19, la relevancia de la reestructuración de deudas, la ampliación de derechos especiales de giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional y el financiamiento del desarrollo en la Argentina.

El CES, creado en febrero pasado, busca generar un debate informado para la búsqueda de consensos sobre prioridades estratégicas para la Argentina. El órgano reúne a trabajadores y trabajadoras, empresarios y empresarias y representantes del sistema académico y científico y de la sociedad civil.

El Presidente anunció nuevas medidas para controlar los contagios de coronavirus

El presidente Alberto Fernández anunció esta tarde una serie de medidas, que entrarán en vigencia este viernes, como reducir la circulación de personas entre las 0 y las 6, cerrar bares y restaurantes a partir de las 23 y suspender las actividades sociales en domicilios particulares, con el objetivo de frenar el incremento de contagios de coronavirus que hoy llegaron a los 22.039 casos.

“Hoy contamos con un sistema de salud fortalecido y estamos en plena campaña de vacunación. Necesitamos el compromiso de todos y todas para reducir la velocidad del contagio mientras avanzamos con la vacunación”, señaló el Jefe de Estado desde la residencia de Olivos, donde cumple desde el viernes último aislamiento obligatorio bajo control médico tras dar positivo de COVID-19, con evolución favorable.

Las nuevas medidas, que regirán hasta el 30 de abril, estarán comprendidas en un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) dispuesto por el Poder Ejecutivo, regirán para todo el país y habrá otras más específicas para zonas con mediano y alto riesgo epidemiológico y sanitario.

Además se suspenden: las reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas; las actividades de casinos, bingos, discotecas y cualquier salón de fiestas; la práctica recreativa de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas; los viajes grupales de egresados y Egresadas, de estudio y de grupos turísticos.

Del mismo modo, en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) el transporte público de pasajeros solo podrá ser utilizado por trabajadores considerados esenciales, la comunidad educativa y aquellos que ya fueron expresamente autorizados.

Y en las jurisdicciones consideradas de mediano riesgo epidemiológico y sanitario serán los gobernadores y las gobernadoras quienes deberán adoptar medidas que disminuyan la circulación para prevenir los contagios.

“No me gusta que se haga política con la pandemia, es una amenaza feroz que la humanidad en su integridad afronta”, expresó Fernández, y aseguró que “la pandemia está volviendo con más rigor, en las últimas semanas ha aumentado de manera sostenida el número de casos en muchas zonas del país”.

Según detalló, en la última semana los casos de COVID-19 aumentaron un 36 por ciento en todo el país y un 53 por ciento en el AMBA.

El Presidente sostuvo que “lo que suceda en la segunda ola va a depender de las medidas que implementemos, de que haya un control riguroso en cada jurisdicción, y fundamentalmente del compromiso de cada miembro de nuestra comunidad”.

“En estos meses queremos cuidar la salud, cuidar la recuperación económica y cuidar todo lo que sea posible la presencialidad en las escuelas”, aseguró, y destacó que “las próximas tres semanas son muy importantes: ya hemos vacunado con al menos una dosis a más del 90 por ciento del personal de salud, queremos terminar el mes de abril con la mayor cantidad posible de personas de más de 70 años vacunadas”.

“Estamos en una pandemia, el mundo global está afectado por ella, semejante catástrofe universal no puede volverse una miserable disputa política”, señaló, y afirmó: “Nada me importa más que la salud de nuestra gente”.

El mandatario además volvió a llamar a la reflexión y convocó a “enfrentar este momento unidos más allá de cualquier diferencia política o ideológica”. “Les pido poner la máxima atención en los deberes de cuidado sanitarios que los protocolos imponen, reforzando esos cuidados podremos avanzar mejor en el proceso vacunatorio que está en marcha”, indicó.

Además el Presidente, que había recibido la vacuna Sputnik V, agradeció “muy especialmente a los médicos, al personal de la salud y muy fundamentalmente al Instituto Gamaleya, que se ocupó particularmente de atender la evolución de mi enfermedad”.

Por último, pidió: “Les ruego que me acompañen en este nuevo esfuerzo. Unidos y unidas, vamos a redoblar los cuidados y la vacunación en los próximos meses”.

Alberto Fernández: “Queremos proteger al que confía e invierte en la Argentina”

El presidente Alberto Fernández participó esta tarde de la presentación del nuevo Régimen de Fomento de Inversiones para las Exportaciones ante representantes de empresas de los sectores petrolero y automotriz, entre otros, junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el de Economía, Martín Guzmán, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.

“Queremos proteger al que confía en la Argentina, invierte en la Argentina y gana en la Argentina y después necesita pagar compromisos que ha tomado en el exterior. No queremos hacerles difícil el negocio de la inversión a esos empresarios, queremos hacer difícil el juego de los especuladores, pero no el de los que vienen a producir”, aseguró el Presidente por videoconferencia.

Además, expresó que el nuevo régimen, que se publicará mañana a través de un decreto, “es una señal clara de cuál es nuestro ánimo, nuestra vocación”.

También señaló que “la Argentina no tiene más espacio para la especulación y tiene un espacio inmenso para el desarrollo productivo”.

El mandatario les agradeció a los empresarios por confiar sus inversiones en el país y les pidió que lo ayuden a “construir de esta sociedad una comunidad, porque nadie logra realizarse en una sociedad que no se realiza”.

Kulfas indicó que el régimen “genera un marco de mayor previsibilidad y un régimen especial de acceso al mercado de cambios para grandes inversores, que van a tener disponibilidad de hasta un 20 por ciento de las divisas de su exportación para ser aplicados a inversiones, que incluye a empresas de diferentes sectores y que traccionan a gran cantidad de PyMEs, por lo que van a generar gran cantidad de empleo y desde el punto de vista productivo es una señal muy importante”.

Por su parte, Guzmán destacó que la medida es resultado del “diálogo que consideramos fructífero con los distintos sectores de la economía”, y remarcó la necesidad de “converger hacia un esquema de inversiones de capital que facilite y que aliente las inversiones en la economía real y desaliente el movimiento de capitales de muy corto plazo que generan movimientos desestabilizantes en el tipo de cambio que afectan negativamente a la economía real”.

Todesca, en tanto, reconoció que “las regulaciones del mercado de cambios en la Argentina hacen de la tarea productiva que siempre es un desafío un desafio aún mayor”.

El nuevo régimen busca incrementar las exportaciones, crear más empleo, fortalecer la competitividad, fomentar un crecimiento económico sustentable y equitativo, y promover la sostenibilidad ambiental.

Para eso la iniciativa brinda previsibilidad tanto a la inversión extranjera directa como a la nacional financiada con crédito externo destinada a incrementar las exportaciones, ya que permite que el 20 por ciento de las divisas obtenidas en las exportaciones vinculadas a una nueva inversión sean de libre aplicación, con un tope máximo anual equivalente al 25 por ciento del monto bruto de divisas ingresadas para el proyecto.

Esos fondos podrán destinarse al pago de capital e intereses de pasivos en el exterior, utilidades y dividendos de balances cerrados y auditados, y repatriación de inversiones directas de no residentes. También podrán ser depositados hasta su utilización en cuentas en el exterior de entidades financieras argentinas y/o en cuentas locales en moneda extranjera en bancos argentinos.

El régimen está dirigido a los sectores foresto industriales, agroindustriales, hidrocarburífero, minero y de industrias manufactureras y aplicará a los nuevos proyectos o a aquellos ya establecidos pero que busquen ampliar su capacidad productiva a fin de exportar.

El beneficio, que tendrá una duración de 15 años, requiere la presentación de un proyecto de inversión no menor a los 100 millones de dólares, para lo que no serán consideradas las colocaciones financieras y/o de portafolio, la fusión o adquisición de empresas o la compra de cuotas y/o acciones o participaciones societarias.

De la presentación participaron Hugo Eurnekian, CEO de CGC (Compañía General de Combustibles); Emilio Nadra, vicepresidente comercial de CGC; Alfredo Vitaller, gerente General para la Argentina de Josemaría Resources; Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina; Martín Galdeano, presidente y CEO de Ford Argentina; Thomas Owsianski, presidente y CEO de Volkswagen Group Argentina; Federico Veller, gerente General de Profertil; Teófilo Lacroze, presidente y CEO de Raízen Argentina; Juan Martín Bulgheroni, vicepresidente de Operaciones Upstream de Pan American Energy, y Pablo Vera Pinto, CFO de Vista Oil & Gas.