Alberto Fernández: “Vamos a seguir dialogando porque ningún diálogo se rompe”

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía a través de una videoconferencia el acto de reactivación de obras públicas y la puesta en marcha de nuevos trabajos para las provincias de Chubut, Buenos Aires, Tucumán, Santa Fe y Tierra del Fuego, por una inversión de 31 mil millones de pesos.

“Quiero que la Argentina sea un país más igualitario, federal, que crezca no en la concentración de unos pocos sino en la felicidad de millones” expresó el mandatario desde la residencia de Olivos, y enfatizó: “Vamos a seguir dialogando porque ningún diálogo se rompe”.

El jefe de Estado remarcó que “una Argentina solidaria se construye y se integra allí donde los recursos que abundan se distribuyen de otro modo para aquellos que los están necesitando” y apuntó: “Allí donde la desigualdad aparece y la marginalidad asoma, deben aparecer acciones que igualen y políticas que abracen”.

“Las políticas que tomamos no son en perjuicio de nadie, sino en favor de la gente, dictadas en favor de las mayorías argentinas que están dispersas en todo el país”, destacó al tiempo que afirmó: “Esos argentinos necesitan de esos recursos y del auxilio del Estado nacional para poder crecer y avanzar”.

En el marco de la celebración por el Día del Maestro en Argentina, el Presidente expresó: “En medio de la pandemia que tantas dificultades nos ha traído, no quiero dejar de recordar a los maestros y darles las gracias desde lo más profundo de mi afecto, porque sé que han estado siempre educando a la distancia, han estado cerca de los chicos, han dado alimentos donde hizo falta, y siempre están”.

Durante el acto, el jefe de Estado estuvo acompañado por los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y del Interior, Eduardo de Pedro; la directora de Relaciones Institucionales de Obras Públicas, María Pía Vallarino; y se comunicó con los gobernadores de Chubut, Mariano Arcioni; Santa Fe, Omar Perotti; Tierra del Fuego, Gustavo Melella; Tucumán, Juan Manzur; y Buenos Aires, Axel Kicillof.

El Presidente explicó: “Nosotros somos un Gobierno nacional de un país federal que a lo largo de los años se construyó de un modo muy desigual, muy poco equitativo y muy poco equilibrado”, y definió: “No hay una Argentina central y una Argentina periférica, y el esfuerzo que tenemos que hacer todos es el de integrar la Argentina de la mejor manera posible”.

Al tiempo que recordó: “Venimos de un tiempo difícil donde se dilapidó mucho dinero, donde nos endeudamos y ese dinero desapareció. No es que nos endeudamos para producir sino para que la picardía hiciera que ese dinero desapareciera de las arcas del Estado y no beneficiara a ninguno de los argentinos representados por los gobernadores”.

Las obras que se llevarán a cabo en las cinco provincias requerirán una inversión de 31.047 millones de pesos para la reactivación de obras y la realización de nuevos trabajos. A su vez, el Ministerio de Obras Públicas planifica una inversión total de 229.383 millones de pesos, a mediano y largo plazo, en esas jurisdicciones.

Por su parte, el ministro Katopodis subrayó: “Estamos concretando obras durante la pandemia en 19 de las 24 provincias de nuestro país. Y ese federalismo no se declama, se realiza con acciones, con decisiones concretas todos los días, que es lo que hace este Gobierno construyendo una Argentina más justa”.

Luego, el titular de la cartera del Interior expresó: “Nadie toma decisiones en contra de ningún argentino. Las decisiones que se toman en pos del federalismo no son un discurso, no son frases hechas, son decisiones que tienen que ver con la redistribución de los recursos que quizá en una época se administraron de manera centralista y hoy se van a administrar de manera justa, equitativa y solidaria”.

A su turno, el gobernador Arcioni señaló que “estas obras eran muy esperadas por la provincia, y hoy son una realidad. Estas son obras fundamentales para el desarrollo de Chubut” y agradeció al Presidente y el gabinete nacional “por el acompañamiento y la visión sobre el futuro viendo cuáles van a ser las medidas pospandemia que vamos a tener”.

En esa provincia, se reactivará la obra de multitrocha de la Ruta Nacional 3, entre Puerto Madryn y Trelew, por una inversión de 1.962 millones de pesos, que beneficiarán a 6.700 vehículos que circulan por allí diariamente, además de generar 100 empleos directos. Además, se ejecutarán 16 nuevas obras de agua y saneamiento en 14 localidades, por una inversión de 2.414 millones.

En tanto, el gobernador de Santa Fe, acompañado por el intendente de la ciudad capital, Emilio Jatón, explicó que “las obras retomadas tienen ritmo, y confiamos en el ritmo de todos estos trabajos que se pusieron en marcha aun en pandemia”. Asimismo, destacó: “Estas son las cosas que nos entusiasman en este contexto de pandemia porque así consolidamos una Argentina más federal”.

A su vez, Jatón agradeció al Presidente por “poner la mirada en Santa Fe y por el trabajo conjunto para que estas obras volvieran a funcionar, y que hoy están dando sus frutos en nuestra ciudad”.

En Santa Fe se encuentra en ejecución el Plan Director de Desagües Pluviales y Colector Principal Espora, por una inversión de 377 millones de pesos, que beneficiará a un total de 15 mil habitantes, y que fue reactivado en agosto. Las obras permitirán realizar el control de inundaciones y evacuar los excesos pluviales provenientes de distintos barrios por un canal a cielo abierto hasta el Lago Reservorio N°3.

A su turno, el gobernador de Tierra del Fuego expresó: “El Presidente se comprometió a trabajar con los 24 gobernadores y así lo ha hecho con muchísimo respeto” desde su asunción, y destacó: “Esa mirada federal se vio puesta en la distribución de recursos durante la pandemia y en estos planes de obras para cada provincia. Y eso queremos agradecérselo en nombre del pueblo fueguino”.

Durante el acto, se realizó la firma de convenios por siete nuevas obras de agua y saneamiento, por una inversión de 2.379 millones de pesos, que beneficiarán a 280 mil personas de los municipios de Ushuaia, Río Grande y Tolhuin. Los trabajos generarán 400 puestos de trabajo directos.

A continuación, Manzur destacó que las obras en ejecución en Tucumán muestran una “Argentina en marcha, una Argentina en obra, que mira hacia adelante y que busca un futuro mejor”, al tiempo que afirmó: “Tenemos mucho entusiasmo y alegría porque vemos que nos estamos poniendo de pie, con un Riesgo País que dejó el gobierno de Macri que bajó a la mitad. Esa es la Argentina que queríamos, previsible, sustentable, federal, y que mira hacia adelante”.

Como parte de los acuerdos firmados, en Tucumán se llevarán a cabo la rehabilitación de la Ruta Nacional 157 y el empalme con la Ruta Provincial 329, que requerirán una inversión de 1.693 millones y contarán con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Estas obras beneficiarán a 3.650 vehículos a diario y generarán 150 empleos directos.

Por último, desde el municipio de Ezeiza, se puso en contacto con el mandatario el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien estuvo acompañado por el intendente local, Gastón Granados; y los intendentes de La Matanza, Fernando Espinoza; San Vicente, Nicolás Mantegazza; y Cañuelas, Marisa Fassi.

Desde allí, Kicillof expresó: “Esta es una obra central para la Provincia, y es importantísima no solo por la inversión y el proyecto histórico, no solo porque el gobierno anterior paró las obras con mucho marketing y poco resultado, sino porque le va a cambiar la vida a muchísima gente” y aseguró: “Esto significa saldar una deuda histórica, y lo estamos haciendo en medio de una pandemia para que la Argentina y la Provincia sigan funcionando y podamos tener el despegue con el que soñamos”.

Las obras que se llevarán a cabo en Buenos Aires incluyen la extensión de la Autopista Presidente Perón-Camino del Buen Ayre, que comprende 83 km desde el Acceso Oeste hasta la Autovía Ruta Provincial 2. Las mismas requerirán una inversión de 22.227 millones de pesos y beneficiarán a 50 mil vehículos que circulan diariamente por el lugar. También se realizará la ejecución de 76 nuevas obras de agua y saneamiento por 4.258 millones en 46 localidades.

Alberto Fernández: “Vamos a darle una solución a la provincia de Buenos Aires, pero no vamos a aceptar este modo de protesta”

“Vamos a darle una solución a la provincia de Buenos Aires, pero no vamos a aceptar que sigan con este modo de protesta, y les pido amigablemente, democráticamente, que depongan esta actitud”, aseguró el presidente Alberto Fernández esta noche desde la residencia de Olivos al anunciar la creación de un Fondo de Fortalecimiento Fiscal para la provincia de Buenos Aires que, en parte, será destinado a la recomposición salarial de las fuerzas de seguridad.

“Espero que reflexionen y que cesen cuanto antes con esta mecánica”, enfatizó el Jefe de Estado con respecto a las protestas que integrantes de la Policía Bonaerense llevan adelante en distintos puntos de la provincia.

“Todos queremos ir resolviendo los problemas que la Argentina tiene, pero vamos a hacerlo cumpliendo las reglas de la democracia y respetando la institucionalidad”, remarcó acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; la vicegobernadora Verónica Magario; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el presidente del bloque del Frente de Todos en esa Cámara, Máximo Kirchner, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro y cuarenta intendentes bonaerenses.

El Presidente explicó que el nuevo fondo se conformará con un punto de coparticipación federal que se le asigna a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que, pese a que originalmente estaba pensado para que hiciera frente al sostenimiento de su propia fuerza de seguridad, excede ese presupuesto.

“La ciudad de Buenos Aires recibió 2,1 puntos de la coparticipación del Estado nacional y la derivó a la Ciudad para cubrir los gastos para poder traspasar la policía, pero para eso hacía falta solo 1 punto de coparticipación”, detalló, y sostuvo que con el nuevo fondo se está “tratando de reponer un equilibrio que se perdió a mediados de los 80, cuando la provincia perdió 8 puntos de coparticipación”.

Además, señaló que “nadie puede mostrarse sorprendido por esta decisión” porque “muchas veces hemos hablado de este tema” con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Y remarcó que “la ciudad de Buenos Aires va a seguir recibiendo los recursos necesarios para cubrir los gastos que representa la administración de las fuerzas de seguridad federales”.

Para ilustrar el desequilibrio presupuestario entre la Ciudad y la provincia, el presidente Fernández indicó que el gasto per cápita en seguridad es de 16.901 pesos en territorio porteño y de solo 6.702 pesos en el bonaerense. Del mismo modo, hay 1060 agentes de seguridad cada 100 mil habitantes en la Ciudad y 563 en la provincia, y el salario inicial en la policía es de 49.204 pesos en la Metropolitana y de 37.572 pesos en la Bonaerense

“Es justo el reclamo y es necesario dar una respuesta, y confiamos en que el personal de la policía de la provincia de Buenos Aires nos acompañe en este momento tan difícil y advierta el esfuerzo que estamos haciendo”, manifestó Fernández.

Y sostuvo: “Parte de las necesidades de los bonaerenses es tener garantizada la seguridad y para eso necesitamos tener una buena policía. Y quiero que empecemos a construir una buena policía en la provincia de Buenos Aires, es necesario que lo hagamos”.

“Hay muchísimos agentes, suboficiales y oficiales que creen honestamente en la fuerza a la que pertenecen, quiero pedirles que nos ayuden a ver la manera en que ponemos orden a tanto desorden construido durante tantos años, lo merece la provincia y esencialmente los bonaerenses. Este es el modo en el que debemos trabajar, unidos y dialogando”, remarcó.

El Presidente estuvo acompañado por los intendentes y las intendentas de Escobar, Ariel Sujarchuk; General Rodríguez, Mauro García; General San Martín, Fernando Moreira; Hurlingham, Juan Zabaleta; Ituzaingó, Alberto Descalzo; Luján, Leonardo Boto; Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; Marcos Paz, Ricardo Curutchet; Mercedes, Juan Ustarroz; Merlo, Gustavo Menendez; Morón, Lucas Ghi; Navarro, Santiago Maggiotti; Pilar, Federico Achával; San Fernado, Juan Andreotti; Tigre, Julio Zamora; Almirante Brown, Mariano Cascallares; Avellaneda, Jorge Ferraresi; Berisso, Fabián Cagliardi; Ensenada, Mario Secco; Esteban Echeverría, Fernando Gray; Ezeiza, Alejandro Granados; Florencio Varela, Andrés Watson; La Matanza, Fernando Espinoza; Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; Presidente Perón, Blanca Cantero; Punta Indio, Hernán Yzurieta; Quilmes, Mayra Mendoza; San Vicente, Nicolás Mantegazza; Campana, Sebastián Abella; Lanús, Néstor Grindetti; Lobos, Jorge Etcheverry; San Isidro, Gustavo Posse; San Miguel, Jaime Méndez; Tres de Febrero, Diego Valenzuela, y Vicente López, Jorge Macri.

“Vinimos a producir y a dar trabajo”, afirmó el Presidente en el relanzamiento de Ahora 12

El presidente Alberto Fernández participó este mediodía del anuncio del plan de inversiones 2020 de la compañía Cervecería y Maltería Quilmes, en la planta de la empresa ubicada en el municipio bonaerense de Quilmes, que comprometerá 50 millones de dólares para estimular la producción local, la sustitución de importaciones y el aumento de exportaciones.

Durante el acto se anunció, además, el relanzamiento del programa Ahora 12, que permitirá pagar compras que se realicen en 12 y 18 cuotas a partir de los tres meses, e incorporará nuevos rubros para estimular el consumo de los hogares.

“Somos un gobierno muy convencido de las cosas que vinimos a hacer: producir y dar trabajo, esos son los dos objetivos que tenemos”, afirmó Fernández, quien estuvo acompañado por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello, de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, y de Comercio Interior, Paula Español.

El mandatario expresó la necesidad de “profundizar el federalismo, porque la Argentina debe ser cada día un país más federal y debe distribuir mejor los ingresos para que todos los lugares se desarrollen de mejor modo”.

Y al mismo tiempo destacó la decisión de la compañía de “preocuparse por producir de un modo no contaminante, mejorando el uso de la energía”. “Eso habla de la vocación de la empresa por seguir apostando en los argentinos y de cómo nosotros podemos potenciar la producción agropecuaria industrializándola, como hacen acá, convirtiendo la cebada en cerveza”, añadió.

“Es cierto que se puede hacer dinero más fácil especulando en las finanzas”, dijo el Presidente y resaltó: “Lo verdaderamente ético del capitalismo es tener 6 mil trabajadores produciendo, llevando el salario a su casa, viendo progresar a sus familias y haciendo progresar a una comunidad: ese es el capitalismo que necesita la Argentina”.

En tanto, el gobernador señaló que el desarrollo de esta empresa representa “una de las imágenes claras de industrializar la ruralidad”. “La industria alimentaria que nace en nuestra tierra pero termina en manufactura y después en la mesa: tierra argentina, producción y consumo y exportación. Ese es el círculo virtuoso que necesitamos reproducir y potenciar con el Estado para ayudar e incentivar el trabajo privado”, indicó.

A su vez, la intendenta destacó el compromiso ambiental que tiene la empresa, que asumió el desafío de cambiar su matriz energética en un 100 por ciento en un plazo de 20 años para migrar a fuentes renovables.

“Es un momento complicado, pero de a poco, a pesar de las consecuencias de las malas decisiones de gobiernos que nos anticiparon y a pesar de la pandemia, estamos trabajando para reactivar la economía y para que dejemos atrás la Argentina de la especulación para pasar a la Argentina de la producción”, afirmó Mendoza.

El Jefe de Estado fue recibido por el director de la compañía, Martín Ticinese, quien definió las principales líneas de inversión que la empresa lleva a cabo durante este año y que consisten en la producción local, en la planta de Zárate, de marcas internacionales de cerveza como Corona, Goose Island, Michelob Ultra, por 14.200.000 dólares; y la adquisición y ampliación de la Bodega Dante Robino, en Mendoza, por 13.000.000 dólares

“Queremos ser socios en el desarrollo y en la salida hacia adelante de la Argentina, así que cuente con nosotros y con este equipo que pone cariño y compromiso”, le dijo Ticinese a Fernández.

El plan de inversiones también incluye la creación de una línea de latas en la Cervecería Quilmes, por 15.300.000 dólares; la ampliación de la maltería ubicada en el partido de Tres Arroyos y el desarrollo del mercado del agronegocio de la malta y el lúpulo, por un total de 3.500.000 dólares.

Asimismo, implicará la ampliación del depósito logístico ubicado en la Cervecería Zárate por 3.200.000 dólares; la apertura de una nueva planta de maíz desgerminado en la sede de Corrientes, por 600.000 dólares; y el lanzamiento de nuevas líneas de cerveza con baja graduación alcohólica y sin alcohol, por 200.000 dólares.

Por otro lado, la ampliación del programa Ahora 12 permitirá que los consumidores comiencen a pagar sus compras en 12 y 18 cuotas tres meses después de hacerlas, además de incorporar nuevos rubros como servicios educativos (cursos de idiomas, informática, deportivos y actividades culturales) y de cuidado personal (peluquerías y centros de estética).

También incluirá servicios de reparaciones (servicios técnicos de electrónica y electrodomésticos, talleres de reparación de automotores y bicicletas) y de instalación de alarmas, que se suman a los ya existentes de alimentos, bebidas, higiene personal y limpieza; medicamentos; perfumería; anteojos; indumentaria; calzado y marroquinería; línea blanca; pequeños electrodomésticos; computadoras, notebooks y tablets.

“Esta iniciativa ha sido una herramienta fundamental para impulsar el crecimiento en los meses que siguieron al parate de abril, en el marco del ASPO”, dijo Paula Español y detalló que en julio Ahora 12 registró un incremento del 20 por ciento respecto al mes anterior y superó las ventas que existían en período de prepandemia.

“En definitiva, lo que buscamos con el fortalecimiento del programa es que haya más consumidores y más empresas que producen y que hacen que tanto en Quilmes como en todo el país podamos poner la economía en marcha y a la Argentina de pie”, subrayó la secretaria.

El Presidente participó del acto por los 200 años del Desembarco de la Expedición Libertadora en el Perú

El presidente Alberto Fernández participó este mediodía, por medio de un mensaje grabado, de la ceremonia que se desarrolló en la ciudad peruana de Paracas para conmemorar el bicentenario del desembarco en el Perú de la Expedición Libertadora liderada por el general José de San Martín.

“Desde el sur, desde la Argentina, el general San Martín postuló desde siempre que no se trataba de unas ciudades o unas regiones, sino que la independencia debía ser para todos y concibió su Plan Continental”, expresó Fernández, quien fue invitado a participar del acto por su par de Perú, Martín Vizcarra.

El Presidente recordó que el de San Martín “fue un único ejército integrado por hombres y mujeres de todas esas naciones que estaban naciendo”. “Peleamos juntos porque teníamos un mismo objetivo”, afirmó.

“Hoy nos reunimos a la distancia para recordar ese hito fundamental que para los argentinos es motivo de tanto orgullo: el desembarco del ejército libertador de Perú conducido por San Martín en las costas cercanas a la Ciudad de Pisco. Nos unen al pueblo peruano lazos históricos indestructibles y en tantos momentos difíciles ese lazo se hizo realidad con demostraciones de enorme solidaridad”, manifestó el mandatario argentino.

También consideró que América latina “es el epicentro de una pandemia sin antecedentes”, que “reclama toda la energía de los gobiernos y del conjunto de la sociedad”, y aseguró: “Como hiciéramos hace 200 años, estoy convencido de que saldremos victoriosos de esta pelea”.

“Hace 200 años los americanos compartíamos el sueño de hacernos cargo de nuestro destino. Teníamos que construir nuestros Estados, asegurar condiciones de libertad para toda la ciudadanía, avanzar hacia una sociedad que redujera las desigualdades de todo tipo que nos aquejaban. Ese fue el sueño de nuestros próceres”, sostuvo.

Y destacó: “Hoy el desafío que enfrentamos como países y como región es semejante. Estoy seguro de que si nos miramos en el espejo de aquella unidad vamos a encontrar también en este presente caminos compartidos para trabajar mancomunadamente en favor de nuestros pueblos”.

El Presidente presentó ante el Consejo Nacional de Agricultura Familiar el plan de inversiones 2020-2021

En el Día del Agricultor y la Agricultora, el presidente Alberto Fernández participó esta tarde de una reunión virtual del Consejo Nacional de la Agricultura Familiar, donde se presentó un plan de inversiones de más de 12.781 millones de pesos para el fortalecimiento del sector y el proyecto de decreto para reglamentar la Ley 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina.

Con la participación del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, se informó que el 80 por ciento de esas inversiones se llevará adelante con financiamiento de organismos multilaterales. El plan apunta a fortalecer a un sector que produce el 62 por ciento de los alimentos que se consumen en las mesas de los argentinos y que representa el 54 por ciento del trabajo rural.

“Hay muchos argentinos que pueden ayudar con la agricultura familiar, hay muchas familias que pueden vivir de la tierra y pueden ayudar a otros a acceder a lo que producen”, señaló el Presidente.

Y afirmó: “Hay que llevar conocimiento, infraestructura, trabajo a todo el interior del país, porque lo que ha ocurrido en las últimas décadas, muchas décadas, en la Argentina es que ha habido una concentración creciente en las zonas metropolitanas”.

“Cada argentino merece tener la posibilidad de crecer donde nació, de estudiar en el lugar donde nació, de hacer una familia donde nació, de tener trabajo donde nació, de disfrutar, de pasarla lindo en el lugar donde nació. Ese debería ser un objetivo que todos tenemos que meternos en la cabeza”, sostuvo.

Además, manifestó que “el desarrollo de la agricultura familiar tiene mucho que ver con el desarrollo que le queremos dar a todo el interior del país”. “Realmente quisiera que al cabo de mi mandato podamos ser un país más federal del que hoy somos, porque decimos ser un país federal pero no actuamos como un país federal, actuamos como un país muy concentrado en el puerto de Buenos Aires”, indicó el mandatario.

El ministro Basterra consideró que la 27.118 “es una ley de avanzada, de vanguardia, que contempla de manera amplia los derechos y dictamina los lineamientos políticos para que pueda llevarse adelante el concepto de equidad social y de equidad territorial en la producción agropecuaria”.

Y destacó que durante las medidas de aislamiento implementadas ante la pandemia de coronavirus “la agricultura familiar ha garantizado el comercio de cercanía, la producción de alimentos sanos, saludables y con identidad”.

“Estamos trabajando para que el descenso histórico que ha tenido la población rural se pare”, remarcó.

Del encuentro participaron una veintena de organizaciones de todo el país que integran el Consejo Nacional de la Agricultura Familiar, como el Movimiento Nacional Campesino Indígena – Vía Campesina; la Asamblea Campesina Indígena del Norte Argentino; el Frente Nacional Campesino; el Frente Agrario Evita; la Federación Nacional Campesina; la Unión de Trabajadores de la Tierra; la Federación Agraria Argentina y la Federación de Cooperativas Federadas, entre otras.

En el marco de la implementación de la ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena, que fue promulgada el 20 de enero de 2015, el presupuesto para el área de agricultura familiar del ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca pasó de 1305 millones de pesos en 2019 a 1918,9 millones en 2020 y se estima que tenga un incremento de 119 por ciento en 2021, alcanzando los 2863,6 millones. Además, se sumará para 2021 un total de 10.097 millones de pesos provenientes de financiamiento internacional.

Y en el Ministerio de Desarrollo Social, los fondos para el programa Pro Huerta también se incrementaron: de 120 millones de pesos en 2019 pasaron a 270 millones en 2020 y llegarán 400 millones en 2021.

Para fortalecer la agricultura familiar, campesina e indígena, el Estado nacional lleva adelante iniciativas como el Procanor (Programa de inserción económica de los productores familiares del norte argentino), el Prodecca (Programa de desarrollo de las cadenas caprinas) y el Pisear (Programa de inclusión socio-económica en las áreas rurales), que alcanza en todo el país a unas 9700 familias de pequeños productores.

También desarrolla el Prosap (Programa de servicios agrícolas provinciales) que beneficia con el desarrollo de infraestructura y de servicios rurales a más de 24.150 personas y 1200 PyMEs agropecuarias de Córdoba, Entre Ríos, Formosa, Mendoza, Neuquén, Río Negro y San Juan; el Programa de Sustentabilidad y Competitividad Forestal, que apoya a PyMEs forestales y foresto industriales de Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Misiones y Río Negro, y el Prodespa (Programa de desarrollo acuícola y pesquero sustentable), orientado al sector pesquero y a productores acuícolas.

En el mismo sentido, se lleva adelante una política de Registro y Formalización de la Agricultura Familiar por medio del fortalecimiento del Programa Nacional de Registración para los Núcleos de Agricultura Familiar y Organizaciones de la Agricultura Familiar, del desarrollo de una incubadora de cooperativas productivas de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena, del otorgamiento de créditos productivos a tasa subvencionada tanto para los Núcleos de la Agricultura Familiar como para las organizaciones y de la implementación de un programa integral de protección social, acceso a la salud, jubilación y ART.

También se puso en marcha el Programa Nacional de Trabajo, Arraigo y Abastecimiento Local (Protaal), que busca la consolidación, el desarrollo y el crecimiento de los Núcleos de la Agricultura Familiar y la creación de nuevas Unidades Productivas Asociativas de la Agricultura Familiar para la creación de nuevos puestos de trabajo; el Programa de Asistencia Crítica y Directa (PACyD), que propone un mecanismo de asistencia extraordinaria frente a contingencias climáticas, sociales, situaciones de aislamiento geográfico, accidentes y otras siniestros excepcionales, y el Programa Nacional de Titulación y Arraigo Rural (Prontar), que contribuye a la regularización dominial de tierras tradicionalmente ocupadas por agricultores/ras familiares, campesinos/nas, pueblos indígenas y pescadores/ras artesanales.

Alberto Fernández: “Nos queda mucho por hacer para reconstruir el país que soñamos y nos merecemos”

El presidente Alberto Fernández participó este mediodía del lanzamiento de la línea argentina de producción de motocicletas de la empresa internacional, Royal Enfield, en la planta de rodados del Grupo SIMPA, en el municipio bonaerense de Campana, que implicará una inversión de 700 millones de pesos y generará 100 nuevos puestos de trabajo.

Durante el acto, el mandatario anunció además la creación de una línea de créditos del Banco Nación para la compra de motos de origen nacional, que tendrá una tasa fija subsidiada del 28,5 por ciento, y la posibilidad de pago en hasta 48 cuotas mensuales.

“Nos queda mucho por hacer para reconstruir el país que soñamos y nos merecemos”, aseveró el mandatario, quien estuvo acompañado por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el intendente de Campana, Sebastián Abella; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker.

“El tiempo que vivimos necesita y reclama de este tipo de confianza en la Argentina”, enfatizó el jefe de Estado, y acotó: “Vemos una industria que se mueve y un Estado que ayuda a la producción y al consumo facilitando el acceso a estas motos a través del crédito”.

“En este tiempo de tantos cuidados celebro que la industria se mueva”, sostuvo el Jefe de Estado y destacó la importancia de llevar adelante los protocolos de salud en las empresas que vuelven a operar en todo el país.

“Tratemos de que los contactos tengan que ver con producir el sustento diario y de dejar para más adelante los contactos para divertirnos, relajarnos y pasarla bien”, pidió el Presidente.

Por su parte, el gobernador de Buenos Aires expresó que “esta inauguración encierra una proeza porque es la primera vez que la compañía más grande del mundo en este segmento empieza a confiar en la Argentina, y porque ese avance se ha hecho durante la pandemia que dificultó absolutamente todo”, y especificó: “Esta decisión muestra la energía inversora que tiene el empresariado argentino”.

También estuvieron presentes el director de la división Rodados del Grupo SIMPA, Martín Schwartz; el embajador de la República de la India en Argentina, Dinesh Bhatia; y el secretario de Organización de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Abel Furlán.

Al exponer, el titular de la cartera de Desarrollo Productivo señaló: “Este anuncio marca el inicio de una industrialización de motos de alta gama, a la cual se sumarán otros sectores de esa industria”.

Asimismo, valoró la importancia de la línea de créditos del Banco Nación “porque permitirá diversificar la necesidad del transporte en un momento complicado que esperamos que se vaya superando”.

A continuación, el intendente de Campana destacó que “tantos vecinos de Campana, gracias a esta inversión, van a poder conservar sus puestos de trabajo y ampliar más empleo para otros vecinos”.

A su turno, el director del Grupo SIMPA subrayó la vocación de la empresa “por la industria y el desarrollo productivo en la Argentina”, y agradeció “especialmente al Presidente, al Gobernador y al ministro de Desarrollo Productivo por poner como prioridad en la agenda la industria argentina. A nosotros eso nos dio mucha confianza para volver a invertir a este país, volver a apostar en este país a generar empleo y producir y que cada vez seamos más en esta compañía”.

La empresa Royal Enfield y el Grupo SIMPA comenzarán hoy la producción local de tres modelos de motocicletas, y proyectan incorporar otros tres a lo largo de los próximos seis meses. La iniciativa implicará una inversión de 700 millones de pesos e incluirá la generación de 100 puestos de trabajo en los próximos 18 meses para la división de rodados del grupo SIMPA.

La producción argentina de motocicletas incluye la integración con partes nacionales que en una primera etapa provendrán de las empresas Motoperimetro (Santa Fe), SOGEFI y DZE (Buenos Aires).

Respecto de la línea de créditos que el Gobierno nacional lanzará a través del Banco Nación, la misma proveerá un financiamiento de hasta 200 mil pesos, y garantizará la adjudicación anticipada mediante préstamos personales. Habrá 40 modelos de motocicletas disponibles, de 16 marcas que representan el 90 por ciento del mercado.

Asimismo, la selección del modelo podrá hacerse vía concesionario o por el sitio Marketplace del BNA. La tasa fija subsidiada será del 28,5 por ciento, o de 37,5 por ciento para quienes no cobren sus haberes en ese banco. Las marcas que participan son Beta, TVS, Corven, Bajaj, Brava, Keller, Gilera, Honda, Mondial, Kymco, Motomel, Keeway, Benelli, Guerrero, Okinoi, y Zanella.

El Presidente aseveró que será “implacable” en el combate a la delincuencia

El presidente Alberto Fernández encabezó este mediodía, desde la residencia de Olivos, la puesta en marcha del Programa de Fortalecimiento de Seguridad para la Provincia de Buenos Aires, que incluirá la realización de obras de infraestructura, la transferencia de equipamiento y tecnología, y la capacitación e incorporación de fuerzas de seguridad, por una inversión de 37.700 millones de pesos.

Lo hizo durante un acto en el que estuvo acompañado por el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; la ministra de Seguridad, Sabina Frederic; el titular de la cartera de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni; y el director de Gendarmería Nacional, Andrés Severino.

“Vamos a ser implacables”, subrayó el Presidente sobre el combate a la delincuencia, y destacó: “Una buena sociedad, una buena democracia y un buen estado de derecho tienen que garantizar a los ciudadanos seguridad, y la pena por su delito al que ha delinquido.”

“Los delitos ocurren en las sociedades más desiguales, y nosotros tenemos un deber con los últimos que son precisamente los que necesitan la oportunidad de salir de esos lugares”, afirmó y expresó: “Debemos dar seguridad a los ciudadanos para que puedan circular por las calles sin miedo, y que sepan que si se los ataca la Justicia aplicará las penas que correspondan”.

En ese sentido, explicó que “en el Gran Buenos Aires se ha concentrado el problema mayor del delito y es el tema que más nos preocupa hoy en día”, y aseguró: “Por eso, desde el primer día, estamos viendo cómo hacer para ayudar a Buenos Aires”.

El mandatario agradeció especialmente a los familiares de víctimas de inseguridad, de quienes aseguró: “Ellos esperan respuestas de la Justicia, y solo puedo estar con ellos acompañándolos en el dolor que sé que significa la pérdida de un ser querido”.

Durante la actividad, también estuvieron presentes los intendentes de Vicente López, Jorge Macri; Almirante Brown, Mariano Cascallares; Berazategui, Juan José Mussi; Hurlingham, Juan Zabaleta; La Matanza, Fernando Espinoza; y San Fernando, Juan Andreotti; y se comunicaron por videoconferencia con el Jefe de Estado los intendentes de San Isidro, Gustavo Posse; Quilmes, Mayra Mendoza; y Merlo, Gustavo Menéndez.

Por su parte, el gobernador de Buenos Aires expresó: “El plan que se está anunciando hoy es uno de los más grandes de los que se tiene memoria” porque “hacía falta una enorme inversión para que la Policía de la Provincia pudiera recuperar su capacidad operativa. Hoy, nos estamos ocupando de la inseguridad para hacer una profunda transformación”.

El plan de seguridad, que prevé una inversión de 37.700 millones de pesos por parte del Gobierno nacional, integrará 3.957 efectivos a las fuerzas federales de la Provincia; e incluirá la formación de 10 mil nuevos policías en academias municipales descentralizadas, a lo largo de 18 meses. También proveerá a la jurisdicción de 2.200 nuevos móviles policiales, 4 mil paradas seguras, y 12 unidades carcelarias.

Desde San Isidro, se pusieron en contacto con el Presidente el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Transporte, Mario Meoni; además del intendente local y los jefes comunales de Ezeiza, Gastón Granados; Florencio Varela, Andrés Watson; Lanús, Néstor Grindetti; San Martín, Fernando Moreira; y Tigre, Julio Zamora.

El jefe de Gabinete agradeció a los familiares y víctimas de la inseguridad en la Provincia por acompañar la iniciativa, al tiempo que aseguró: “Venimos a cumplir una premisa del Presidente, que es dar prioridad a la seguridad en la provincia de Buenos Aires, con una mirada integral y que articula el trabajo entre las tres instancias de gobierno”.

Luego, el Presidente se puso en contacto con la intendente de Quilmes, que estuvo acompañada por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; el diputado nacional, Máximo Kirchner; y los intendentes de Avellaneda, Jorge Ferraresi; Esteban Echeverría, Fernando Gray; Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; Morón, Lucas Ghi; y San Miguel, Jaime Méndez.

Por último, desde Merlo se comunicaron con el jefe de Estado el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; y los intendentes de Merlo, Gustavo Menéndez; Ituzaingó, Alberto Descalzo; José C. Paz, Mario Ishii; Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; Moreno, Mariel Fernández; y Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

A través de un convenio con la Provincia, el Gobierno nacional transferirá 10 mil millones de pesos para la adquisición de equipamiento de seguridad que incluirá chalecos antibalas, cámaras de seguridad, armamento, municiones, tecnología analítica aplicada, y móviles policiales.

Por otro lado, se impulsará el despliegue de fuerzas de seguridad federales en los municipios de la Provincia, lo que permitirá incrementar en un 100 por ciento la presencia de efectivos policiales en operativos de ese tipo. Los mismos estarán coordinados conjuntamente por el Gobierno nacional, la Provincia y cada distrito.

Además, el Ministerio de Obras Públicas destinará 20.531 millones de pesos para la construcción, refacción y ampliación de unidades carcelarias en toda la Provincia.

Asimismo, se realizarán obras en 96 comisarías de los 24 partidos del Gran Buenos Aires por una inversión estimada de 3.072 millones de pesos; y se construirán 19 centros sanitarios de aislamiento por el COVID-19 en 14 municipios, con una inversión de 1.425 millones. Mediante esta obra, se sumarán 465 camas de aislamiento, y se incluirá equipamiento médico e insumos.

El Gobierno nacional encabezará también la construcción de la primera etapa de obras del Complejo Federal de Condenados Agote, en el municipio de Mercedes, por una inversión de 3.234 millones de pesos. Los trabajos estaban ralentizados desde principios de 2019, y se espera que finalicen a comienzos de 2022.

Por último, la construcción de 4 mil paradas seguras requerirá una inversión de 3.370 millones de pesos, y contará con dispositivos de seguridad como pulsadores antipánico de emergencia, intercomunicadores conectados a centros de monitoreo de seguridad, cámaras domo 360, WIFI, y pantallas informativas.

Desde los tres municipios también participaron del acto familiares y víctimas de casos de inseguridad ocurridos en la provincia de Buenos Aires.

Alberto Fernández convocó a “sentar en la misma mesa a los que producen, a los que trabajan y al Estado”

El presidente Alberto Fernández participó este mediodía del lanzamiento del nuevo Peugeot 208 y de su plataforma global multienergética (CMP) en la planta automotriz de la empresa, en el oeste del conurbano bonaerense.

“En esta planta, que es la segunda mejor planta de Peugeot en el mundo, se construyen extraordinarios autos, y eso habla de la excelencia de lo que han logrado hacer”, aseguró el mandatario, quien estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

Y reafirmó: “Eso es lo que nuestro país necesita, gente que confíe, invierta, dé trabajo y produzca el mejor auto para que los argentinos puedan disfrutar de la calidad de esos autos”.

Más adelante, convocó a “volver a sentar en una mesa a los que producen, a los que trabajan y al Estado para que entre todos seamos capaces de poner de pie a la economía argentina, para pensar en una Argentina que produzca y no que especule”.

Acto seguido, aseveró: “Necesitamos que los autos que se produzcan en Argentina, cada autoparte la produzcan pequeñas pymes que puedan nutrir a la empresa madre de los insumos necesarios”.

En ese sentido, y sobre el modelo que la empresa lanzó hoy, el mandatario informó que el mismo cuenta con un 42 por ciento de componentes nacionales. “Y ese es el desafío en Argentina, que crezcan todas las empresas y que madure la industria”, indicó.

Respecto a la situación industrial en el marco de la pandemia, el Presidente puntualizó: “Doy gracias a Dios que hasta aquí las industrias han sabido aplicar protocolos, y los sindicatos han sido fiscales severos de que se cumplan. Sigamos trabajando así, la Argentina se está poniendo de pie, vamos a superar la pandemia y vamos a encontrar el futuro que nos merecemos”.

También estuvieron presentes el director del Grupo PSA Argentina, Rodrigo Pérez Graziano; y el secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló.

Por su parte, el intendente de Tres de Febrero agradeció la presencia del Jefe de Estado nuevamente en ese partido y valoró: “Venir hoy acá a celebrar que esta planta está de nuevo en marcha después de muchos momentos de incertidumbre por cuestiones económicas, y últimamente por la pandemia”.

Valenzuela añadió que: “A estos 1500 trabajadores y trabajadoras, con los otros 200 que están esperando para sumarse también, se agrega una capacidad para abastecer al mercado interno así como a la exportación, con calidad y futuro”, y concluyó diciendo: “Acá están los sueños de mucha gente que se siente parte de este fenómeno industrial y laboral”.

A su turno, el director de la empresa aseveró: “Este auto para nosotros es algo muy importante porque cada vez que el grupo PSA presenta un vehículo industrializado en Argentina es motivo de gran alegría y orgullo”, y explicó: “Esto nos va a dar futuro para los próximos 15 años, donde hay mucha expectativa puesta, y estamos convencidos de que entre el sector público, los trabajadores y empresarios vamos a poder dar una realidad mejor al país”.

El nuevo modelo de Peugeot utiliza la plataforma CMP (Common Modular Platform), que es la primera de su tipo en América Latina, y requirió una inversión de 320 millones de dólares. La misma otorga una rigidez estructural mayor al automóvil e incorpora materiales que reducen su peso.

El automóvil cuenta además con equipamiento de seguridad y control de estabilidad, y se ofrece al mercado en siete versiones diferentes.

El Presidente se reunió con un grupo de terapistas y trabajadores de la salud

El presidente Alberto Fernández recibió esta tarde en la residencia de Olivos a un grupo de terapistas y trabajadores de la salud para interiorizarse sobre el trabajo que desarrollan en el marco de la pandemia de coronavirus COVID-19 y luego de la carta abierta difundida ayer por la Sociedad Argentina en Terapia Intensiva (SATI).

Acompañado por el ministro de Salud, Ginés González García, el Presidente se reunió con la epidemióloga María Martha Iglesias, la kinesióloga Claudia Mendoza, el médico y miembro de la SATI Arnaldo Dubin, el emergentólogo Alfredo Calixto Ramos, la promotora de salud Rocío Beatriz Domecq, el jefe de Clínica del Hospital Posadas Pablo Díaz Aguiar, la kinesióloga y psicóloga Liliana Coulatti y la psicóloga y operadora terapéutica Paola Lucero.

También estuvieron presentes la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti; el secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, y la directora de Enfermería del Ministerio de Salud, María Donatila Gómez Marquisio.

Alberto Fernández: “Un país sin industria es un país dependiente, sin trabajo y sin futuro”

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que “un país sin industria es un país dependiente, sin trabajo y sin futuro en los tiempos que vivimos”, al encabezar el acto por el Día de la Industria, en el centro de operaciones de la empresa Sinteplast, en el partido bonaerense de Ezeiza, donde anunció una serie de medidas económicas para impulsar el desarrollo de ese sector.

“Promover la producción, el trabajo y las exportaciones para que entren divisas a la Argentina, ayudar a los que invierten y trabajan, y nunca olvidar a los que peor están son las formas para que la sociedad progrese”, destacó el mandatario, que estuvo acompañado por el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo.

También participaron del acto el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados.

Respecto de la situación de la industria nacional, el Presidente explicó que “en la Argentina que soñamos queremos que las empresas se construyan con dedicación, con esfuerzo, reinvirtiendo, dando trabajo y exportando”, y reflexionó: “La economía fundada en la especulación financiera no sirve. En el capitalismo que tenemos que construir la industria es central, con capital, con trabajo, producción y consumo”.

El mandatario recordó que “en diciembre, cuando nos tocó asumir el Gobierno veníamos de cuatro años donde casi 25 mil PyMEs habían cerrado sus puertas y cientos de miles de trabajadores habían perdido su lugar de trabajo, donde se promocionaba la importación que la producción, donde era mucho más fácil hacer plata especulando financieramente que invirtiendo y produciendo, y donde la deuda se había multiplicado exponencialmente”.

“Entre el 2020 y el 2025 la Argentina estaba comprometida a pagar 48 mil millones de dólares, y en ese escenario piensen si podríamos estar soñando con poner de vuelta en marcha los motores de la producción”, señaló el Presidente y afirmó: “Gracias a Dios, con el esfuerzo de todos, hemos logrado un acuerdo con los acreedores, y ese dinero vamos a poder destinarlo a la producción y al trabajo que son los dos objetivos centrales de este Gobierno”.

Por su parte, el titular de la UIA destacó: “Como dice el Presidente, este tiempo de pandemia nos puso a prueba a todos, y creo que hemos estado a la altura abasteciendo a todo el país, adaptando nuestras líneas de producción para fabricar lo que la pandemia exige, y sosteniendo el empleo y la producción, también gracias a políticas públicas como el programa ATP”.

Y afirmó: “Argentina tiene la posibilidad de producir hoy la futura vacuna contra el coronavirus gracias a la capacidad de nuestros empresarios industriales y nuestro sector productivo, junto al ecosistema científico y tecnológico y educativo nacional”, por lo que aseguró que “no es lo mismo tener que no tener industria”.

A su turno, el ministro de Desarrollo Productivo explicó que “tenemos indicadores claros de que estamos mucho mejor, en niveles de producción similares a los previos a la pandemia, y con la expectativa de que con todo este paquete de apoyo hayamos podido sostener la producción y el empleo nacional”, al tiempo que aseguró: “Planteamos nuevos desafíos para recuperar y reactivar fuertemente la actividad económica con eje en el sector industrial, que es clave para el desarrollo económico y social, con equidad y mayor federalismo”.

Durante la actividad, Kulfas informó que el Gobierno nacional otorgará una nueva línea de créditos para la reactivación productiva de PyMEs y otra de financiamiento para el llamado cambio estructural en todo el país, por 455 mil millones de pesos, con tasas de interés de fomento y un plazo de devolución de hasta 10 años.

Por otro lado, se creará un sistema de Banca de Desarrollo para coordinar las instancias de crédito productivo, de modo de incrementar el impacto de los beneficios y potenciar la profundidad del crédito. La instancia institucional estará coordinada por el Ministerio de Desarrollo Productivo, con participación del sector financiero y no financiero, tanto público como privado.

Asimismo, el Gobierno impulsará el desarrollo de proveedores industriales y tecnológicos para que esos sectores productivos generen mayor encadenamiento a nivel local, con más agregación de valor y contenido tecnológico en sus proyectos. El programa contará con un apoyo de 1.400 millones de pesos para quienes aspiren a ser proveedores en sectores de alto impulso como petróleo, gas, minería, automotriz, e industria ferroviaria y naval.

A través de ese mecanismo, las PyMEs recibirán Aportes no Reembolsables (ANR) por parte del Ministerio de Desarrollo Productivo por hasta un 70 por ciento del proyecto, o la bonificación de hasta 10 puntos de tasa en el caso de empresas que inviertan en bienes de capital, certificaciones o desarrollo de productos.

Como parte de las medidas anunciadas, se creará un plan de transformación digital para PyMEs y la plataforma industrial Argentina 4.0, que buscarán promover la inclusión de paradigmas digitales, a partir de la creación de centros tecnológicos, la formación y capacitación en tecnologías, la asistencia a empresas para el diagnóstico e identificación de proyectos, y la creación de incentivos fiscales y financieros. Contarán con un financiamiento de 2.500 millones de pesos a tasas bonificadas.

Por último, se impulsará el programa nacional para el Desarrollo de Parques Industriales y Tecnológicos, por más de 3 mil millones de pesos en aportes y financiamiento para el desarrollo de ese sector en todo el país. El mismo promoverá la inversión productiva federal, el ordenamiento territorial, y las prácticas asociativas entre empresas, además de la generación de empleo local. Su objetivo será ofrecer apoyo a 48 parques, y desarrollar 300 nuevos espacios en el período 2020-2023.