“Cuando llegó el momento de darle una solución al acuerdo, el gobierno de EE.UU acompañó”

El presidente Alberto Fernández señaló hoy que, “así como Trump en su momento trabajó para favorecer al gobierno de Macri y darle un crédito muy nocivo para Argentina, también digo que, el gobierno de Joe Biden, cuando llegó el momento de dar una solución acompañó”.

En declaraciones al programa “Secreto de Sumario”, emitido por Radio 10, el mandatario explicó que cuando “hablé de que Argentina sea la puerta de entrada para Rusia estaba hablando de inversiones. No voy a imponer un régimen maoísta” y enfatizó que el país debe tener con Estados Unidos “una relación madura, franca, sincera y de respeto mutuo” al igual con otros países del mundo, al hacer referencia a la gira oficial que realizó hace unos días por Rusia y China.

Al analizar la renegociación de la deuda contraída en la gestión anterior con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Presidente aseguró que el acuerdo que está impulsando el Gobierno “es un paso más de un problema en el que vamos a tener que dar muchos pasos”, al tiempo que agregó que el mismo“ nos libera de hacer pagos durante cuatro años y nos permite seguir adelante con nuestra idea de seguir haciendo crecer la economía”.

También enfatizó que “muchos se molestaron cuando dije sobre la relación de dependencia que tiene Argentina con el Fondo y consecuentemente con Estados Unidos, pero tenemos que darnos cuenta qué nos pasa: Argentina debe 45.000 millones de dólares, es un problema del que tratamos de salir, lo vamos a tener durante mucho tiempo”.

Asimismo, calificó como “un acto de sensatez” que la oposición acompañe con su voto en el Congreso el acuerdo alcanzado con el FMI. “A diferencia de lo que históricamente pasó en Argentina, preferimos que se debata en el Parlamento como manda la Constitución”, puntualizó.

Seguidamente, Fernández destacó que “el año pasado discutíamos si Argentina iba al ajuste o no, y terminamos creciendo más del 10 por ciento. Hoy el trabajo formal tiene 50.000 trabajadores más de los que había en 2019, de lo que heredamos. Superamos a la pandemia y al número de 2019. Se sigue invirtiendo, creciendo”.

Tras remarcar que “nosotros no hacemos estas cosas pensando en perjudicar a alguien”, dejó en claro que ”deseamos esa misma relación que queremos tener con Estados Unidos también con Rusia, China, Chile, Brasil; con todos los países que se vinculan con Argentina”.

Reflexionó también que “el mundo es otro, nos obliga a tener relaciones maduras y de respeto con todos los países. No sé por qué viajar a Rusia y China significa que tenemos una mala relación con Estados Unidos. La realidad es que fuimos a reforzar y promover nuestros vínculos comerciales y financieros en un momento que el país lo necesita”.

En esa dirección, el Jefe de Estado consideró que “las cosas no son tan lineales, el mundo no es bipolar, no existe el mundo comunista y capitalista. Uno ve el desarrollo de la industria en Rusia o en China y son todos capitales en gran medida privados y han ganado mercados en el mundo”, a la vez que enfatizó: “El principal socio comercial de Estados Unidos es China, no es Argentina. Nada lo hicimos ideológicamente ni posicionándonos en una vereda del mundo”.

Al ser consultado sobre la adhesión del país a la Ruta de la Seda, impulsada por China, subrayó que “era algo que teníamos que hacer para poder abrirnos. Todo el comercio chileno y peruano cambió sustancialmente al abrirse a la Ruta de la Seda” y puntualizó que la misma “tiene la peculiaridad de no ponernos condicionamientos políticos, es muy importante tenerlo en claro: sólo se habla de cómo fortalecer el intercambio comercial entre los países. Para Argentina es muy importante, tenemos un déficit comercial muy grande con China, tenemos que venderle más”.

Por otra parte, confirmó que les ha entregado a los ministros de su Gabinete un instructivo sobre que los pedidos de nuevos cargos estén acompañados por un informe sobre la igualdad de género en cada área: “Hay una parte que no tiene que ver con la vocación política sino que tiene que ver con lo cultural, que hace que siempre se siga pensando primero en un hombre para ocupar un cargo importante”.

“Quiero haber puesto en la cabeza que la mujer tenga el rol que debe tener en el siglo 21. La igualdad de géneros no debe ser un tema de debate, debe ser una práctica permanente. Cuando planteo que las mujeres accedan a los cargos importantes del Estado, estoy diciendo al sector privado algo parecido”, dijo.

En cuanto al traspaso del servicio de colectivos al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, subrayó que “ser autónomo también exige autofinanciarse, pero le cuesta mucho entender esto” a la Capital Federal, a la vez que recordó que “hasta el día de hoy seguimos pagando el sueldo a todos los policías, pero no le pagamos el sueldo a los policías de Chaco, Mendoza, a nadie. Y esto mismo pasa con la energía”.

“En verdad el subsidio tiene que ser acá y en todo el país para las líneas interjurisdiccionales. Para las líneas que se mueven sólo en la jurisdicción, ese subsidio no existe”, afirmó y pidió “ir resolviendo este tema con seriedad. Soy porteño, amo a la Ciudad y celebro su autonomía, pero esto de ser autónomo para hacer lo que quiero pero me dan la plata para hacerlo, no es razonable”.

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp