”La humanidad no debe resignarse ante la guerra, que arrasa con dolor y destrucción a miles de familias”

En una cumbre de países de Centroamérica y el Caribe

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy, al participar mediante videoconferencia desde la Casa Rosada de la IV Cumbre entre la Comunidad del Caribe (CARICOM) y el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que “el mundo vive horas dramáticas” producto de la invasión de la Federación Rusa a Ucrania y afirmó que “la humanidad no debe resignarse ante la guerra, que arrasa con dolor y destrucción a miles de familias”.
El Jefe de Estado, que se desempeña en la actualidad como Presidente Pro Témpore de la Comunidad de Estados de América latina y el Caribe (CELAC), destacó que “la angustia y las muertes que genera la invasión de Rusia a Ucrania, que rechazamos, nos obliga a ser claros y contundentes”. 
“Repudiamos el uso de la violencia como medio para resolver las diferencias”, remarcó durante su exposición y destacó que “América Latina y el Caribe han logrado construir en su territorio una zona de paz que nos enorgullece”. 
“Hemos sido capaces de construir una fuerte tradición de resolución pacífica de los conflictos y tenemos claro que el diálogo y la concertación son el camino moralmente correcto, sin importar la legitimidad de las expectativas y pretensiones en juego”, resaltó el jefe de Estado quien estuvo acompañado por el canciller Santiago Cafiero. Del evento, que tiene lugar en Bélice, participaron también el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres; el primer ministro de Belice, John Briceño, a cargo de la Presidencia Pro Tempore de la CARICOM, y el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, a cargo de la Presidencia Pro Tempore del SICA. También formó parte de la actividad la secretaria general de la CARICOM, Clara Barnett.
El mandatario indicó que “la totalidad de los países que participan hoy en esta reunión son miembros de la CELAC, un espacio sin exclusiones en el que siempre buscamos que cada uno, en igualdad de condiciones, tenga una voz, sea escuchado y pueda aportar desde su propia realidad a la construcción de un futuro mejor para toda la América Latina y el Caribe”. 
El Jefe de Estado explicó que “no son tiempos fáciles” para la región porque “enfrentamos junto a los devastadores efectos de la pandemia del COVID 19, las amenazas del calentamiento global que nos demanda respuestas inmediatas ante sus consecuencias negativas actuales y a fin de encontrar soluciones para las próximas décadas”.
Por eso detalló que los principales objetivos de la Presidencia Pro Tempore de la Argentina en la CELAC para 2022 son impulsar la recuperación económica inclusiva, desarrollar estrategias sanitarias y de cooperación técnica, hacer frente a los desafíos climáticos y fortalecer la gestión integral del riesgo de desastres. 
Explicó que “resulta fundamental darle impulso a las tareas del Fondo de Adaptación Climática y Respuesta Integral a Desastres Naturales, financiado por los Estados Miembros de CELAC y donantes extrarregionales” y propuso “profundizar la cooperación técnica y la asistencia humanitaria para coadyuvar a que todos los países que integran nuestra comunidad de naciones alcancen un crecimiento económico equilibrado que les permita desarrollarse de modo sostenible”.
También se refirió a la “cuestión del endeudamiento externo y su efecto en la recuperación pospandemia del aparato productivo y del tejido social”. 
“Es indispensable avanzar hacia una nueva arquitectura financiera internacional que aborde los desafíos actuales de los países de renta media y baja, asegurando el financiamiento para el desarrollo, pero sin ahogar las posibilidades de crecimiento necesarias para conformar sociedades equilibradas y más justas”, reflexionó.
El Presidente propuso asimismo “fortalecer en América Latina y el Caribe la perspectiva de género, con la convicción de que una desigual distribución de oportunidades afecta directamente las posibilidades de desarrollo profesional, la inserción laboral y la autonomía económica de las mujeres”.  
A días de cumplirse 40 años del Conflicto del Atlántico Sur, Fernández expresó la “más sincera gratitud por el apoyo que todos los Estados aquí presentes le brindan a la búsqueda de una solución negociada y pacífica para la controversia de soberanía que existe entre los gobiernos de la Argentina y el Reino Unido en la cuestión de las Islas Malvinas”. 
“Así como el canal es de Panamá, las Malvinas son argentinas”, remarcó en su alocución.
El presidente Fenández convocó a “transformar esa expresión geográfica que es América Latina y el Caribe en una verdadera expresión política, cultural, económica y social” y a “consolidar lo que somos: un conjunto de iguales; una zona de paz; y un foro de diálogo y solidaridad, en el que los problemas de cada uno son los problemas de todos”.

Recibí las novedades