Mensaje del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, en el evento paralelo de Líderes: “Preparación y respuesta a las pandemias, de la Cumbre del G20 (Videoconferencia)

La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto – como nunca antes – las vulnerabilidades de los sistemas sanitarios, en todo el mundo. Sin embargo, también representó una oportunidad única para resignificar el valor de la solidaridad, en nuestra sociedad.

En Argentina hemos trabajado en un enfoque integral, poniendo en primer lugar, la protección de la vida de las personas. Además, hemos implementado, de forma temprana, medidas sanitarias, sociales y económicas, que permitieron incrementar las capacidades, de los sistemas de salud de todas nuestras jurisdicciones. Hemos construido 12 hospitales modulares, en tiempo récord y creamos un Fondo Nacional de Equidad para asegurar la cobertura integral de toda la población. También hemos aplicado un abordaje inter y multisectorial para lograr aumentar capacidades de producción y reconvertir, una parte de la industria para producir equipos de protección personal.

Argentina sostiene – además – un sólido compromiso con toda iniciativa global o regional, destinadas a facilitar el acceso universal y equitativo a medicamentos, a tratamientos y vacunas; garantizando el acceso a estos bienes públicos globales, promovimos la investigación nacional de tratamientos, como el suero hiperinmune, la utilización del plasma de personas convalecientes; la utilización de saliva como muestran en reemplazo de los hisopos y un test serológico, que permite cuantificar los anticuerpos, entre otros..

Participamos, también, del estudio Solidarity, de la OMS, para tratamientos. Argentina se comprometió activamente en el mecanismo COVAX, el acelerador de acceso a las herramientas COVID-19 y ya realizó el pago anticipado para la compra de 9 millones de dosis de vacunas, para cubrir al 10 por ciento de la población. En esta línea se están desarrollando, en nuestro país, la fase III, de los ensayos clínicos de tres vacunas candidatas y produciremos – además – la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford, que se distribuirá –en forma equitativa – de 150 a 250 millones de dosis a los países latinoamericanos.

La cooperación y la solidaridad son los dos elementos claves, para luchar contra la pandemia. Esta lucha no es un tarea sólo de los gobernantes, es una responsabilidad colectiva de la comunidad internacional, que exige suscribir un gran pacto de solidaridad global.

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp