Palabras del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, durante la entrega de Premios Houssay y Jorge Sábato y la distinción “Investigador e Investigadora de la Nación Argentina 2020”

Muchas gracias a todos y a todas por estar acá; es un día muy lindo. Primero felicitaciones a cada uno y cada una de las premiadas, felicitaciones porque es un logro de sus carreras, sin ninguna duda, pero también felicitaciones porque es un reconocimiento, de la comunidad científica, a lo que todos ustedes han sabido darnos, en este tiempo, que seguro es mucho, sin dudas es mucho en un tiempo, en donde el mundo necesita de la ciencia y la tecnología para poder crecer, para poder avanzar.

Se dieron premios, además, que llevan apellidos ilustres. Días atrás tuve la suerte, con el Rector de la Universidad de Buenos Aires y con Adolfo Pérez Esquivel de poner en funcionamiento la Casa de los Premios Nobel Argentinos. Bueno, uno de esos Premios Nobel le da nombre a mucho de los premios, que hoy se dieron aquí.

Y a mí me parece que es muy valioso, que hayamos repuesto este premio, que el año pasado, creo que no se habían entregado, pero me parece que es muy importante, porque creo que una de las cosas, que debemos hacer los argentinos es poner en valor la trascendencia de la investigación de la ciencia y la tecnología, ponerlo en valor, entender que vivimos en un mundo, donde los verdaderamente ricos no son los que tienen riquezas materiales, físicas, sino los que tienen la riqueza intelectual de poder desarrollar la ciencia y la tecnología, inclusive para explotar todas esas riquezas que el suelo nos da.

No son ricos los países que nadan en petróleo, ricos son los países que saben extraerlo; no son ricos los países que tienen las mejores tierras, ricos son los que saben aprovechar esas tierras, para que con el desarrollo tecnológico no solamente produzcamos más y de mejor modo esa tierra, sino también algo que fue una suerte de común denominador en todos los premiados, de hoy: hacerlo preservando el medioambiente, hacerlo preservando el cuidado ambiental, tan lastimado, en los últimos años. Con lo cual yo creo que tenemos por delante un desafío enorme como sociedad, que es volver a poner en valor la importancia de la ciencia y la tecnología; que todos los argentinos entendamos que allí donde se invierte y se desarrolla la ciencia y la tecnología no se gasta, se invierte, que allí se está sembrando riqueza del futuro, que aunque parezca ocasionalmente que se está gastando, en verdad, cada dinero que se pone ahí son semillas que se tiran para que crezcan ideas y mejor calidad para el desarrollo argentino.

Nosotros, desde el primer día, nos preocupamos porque eso ocurriera, porque sentimos que allí está nuestro futuro, y no solamente sentimos que en el desarrollo de la ciencia y la tecnología está nuestro futuro, sentimos que tenemos un capital humano maravilloso para poder desarrollar la ciencia y la tecnología; que tenemos una calidad en nuestros científicos, que somos en alguna medida la envidia del mundo, que no podemos desaprovecharlos. A mí me ha tocado por lo docencia, por la política, por mil motivos recorrer distintas universidades y donde voy hay un argentino que se destaca en esa universidad, y yo quiero que se destaquen en la Argentina, y quiero que dejen todo su esfuerzo en la Argentina, para el desarrollo argentino, y creo que una de las cosas que necesariamente debemos hacer para que eso ocurra es que compensemos adecuadamente el trabajo y el esfuerzo de los que hacen eso en nuestro país.

Así es que lo que me propuse el primer día de gobierno, que empezó por poner la ciencia y tecnología en el lugar donde corresponde, no dejarlo en un lugar dependiendo de un ministro sino darle lugar de Ministerio para que el Presidente directamente esté abocado al tema a través de su ministro. Siguió con otros esfuerzos, que fueron los esfuerzos que nos permitieron ir permanentemente mejorando el presupuesto a lo largo de este año, dando mejores condiciones de becas y dando más becas para que el CONICET siga avanzando, y mandando ahora la Ley de Ciencia que hemos mandado, y que nos propone que en el término de una década podamos triplicar la inversión en ciencia y tecnología. Y esto lo hice con la idea de que no sea el resultado perdido, la acción perdida de un presidente, sino que se convierta en una política de Estado, básicamente eso. Y por eso creo que todo lo que hagamos por promover el desarrollo científico y tecnológico en la Argentina será poco.
Tenemos que hacer lo que tenemos previsto y mucho más, porque eso claramente nos va a hacer diferentes, porque eso claramente nos va a permitir alcanzar el desarrollo que buscamos. Y porque estamos en un tiempo en donde no tenemos tiempo, tenemos que empezar a hacerlo ya.
Felicito a cada uno de los que fueron premiados, estoy seguro del merecimiento que han tenido, porque sus pares los han juzgado. Espero que sigan poniendo el mismo esfuerzo y el mismo empeño que los ha hecho merecedores de premio, porque la Argentina lo necesita, porque finalmente en esa Argentina que necesitamos es una Argentina abierta, integrada, una Argentina plural hace falta de todos. Ninguno de nosotros es prescindente en esta instancia. Así que los convoco a eso, a que de una vez y para siempre construyamos el país que merecemos. Gracias a todos y todas.

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp