Palabras del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, durante la puesta en marcha del Plan de Promoción de la Producción de Gas Argentino 2020-2024, Gas.Ar, desde el Museo del Bicentenario, Casa Rosada.

Muchas gracias a todos y a todas por estar aquí, contentos de estar concretando esto, que hablamos, durante mucho tiempo, con los Gobernadores de las provincias petroleras. Buscaba a Gustavo Melillo y decía dónde está y lo veo por televisión, allá, siguiéndonos desde Tierra del Fuego, le envío mis saludos desde aquí. Y hay temas, que venimos hablando con el secretario, con el ministro, con Martín, que tuvo que ver, con todo esto al comienzo; con Matías, perdón, no con Martín y también con empresarios, con los que venimos hablando, hace mucho tiempo de la necesidad de llevar adelante este proyecto de Plan Gas, que – sin dudas- es algo que beneficia a todos.

Lo he hablado con los Bulgheroni, cuando visité su destilería, hace pocos meses atrás; lo hablé con Paolo Rocca, en una comida que compartimos; el viernes lo hablamos con Marcelo Mindlin; lo hablé con los Eurnekian, hace un tiempo atrás y con los Eurnekian también hablé de cómo potenciar y desarrollar el mercado aeroportuario y la concesión, que tienen de los aeropuertos. Obviamente lo hablé con Guillermo Nielsen y con Sergio Affronti, con quienes – desde YPF – podemos hablar más seguido de esto, pero lo que estoy marcando es que lo hemos hablado todos este tema y fuimos construyendo y adecuando el Plan para que el Plan funcione, para que el Plan rinda para todos, para que el Plan genere más gas, para la Argentina, deje mejores regalías para las provincias, genere los mejores recursos fiscales y los invito a ustedes a seguir invirtiendo, generando trabajo y dándonos el gas, que los argentinos necesitamos para desarrollarnos.

Y digo todo esto porque cuando todo esto se conjuga y la vocación de todos es la misma, aunque los intereses de todos sean distintos, pues algunos quieren tener gas en sus Pymes, otros quieren que sus provincias tengan las regalías adecuadas, el Estado necesita garantizarle gas a los argentinos, al menor precio y al menos costo para el Estado, cuando todo esto se conjuga los resultados suelen ser virtuosos.

Y cuando uno mira este Plan Gas – lo ha marcado recién el Secretario, mi querido amigo Darío Martínez – los resultados son muy importantes porque supone que, en los próximos tres años tengamos, 6.500 millones de dólares en inversión, en una Argentina que lo necesita, que necesita que la inversión privada venga desarrolle proyectos, de trabajo y brinde servicios, en este caso brinde gas a los argentinos que lo necesitan y a países limítrofes a los que tal vez podemos exportar.

Pero esa inversión lo que nos va a permitir -como bien dijo Darío- es sustituir importaciones por casi 31 mil millones de metros cúbicos, y esto significa un ahorro de divisas de 9.300 millones de dólares. En un país que verdad pidió muchos dólares en los últimos cuatro años, pero dejó muy pocos dólares en las arcas del Estado, o invertidos en el país. Por lo tanto uno ve lo virtuoso que todo este proyecto tiene, empresarios que invierten, puestos de trabajo que se generan, divisas que se ahorran, y finalmente un ahorro fiscal producto de que vamos a necesitar importar menos gas, de 2.500 millones de dólares.

Todo esto es muy importante para un país que tiene una carencia en las divisas reales y que necesita potenciar la producción de gas a partir de un proyecto tan impresionante como el de Vaca Muerta, lo estamos dejando en evidencia es que si hacemos que dije el mejor día, si eliminamos los odios y las venganzas y de una vez por todas nos ponemos a juntos a mancomunar esfuerzos, a respetarnos y a entender que finalmente el destinatario de todo lo que hacemos son los argentinos y las argentinas, las posibilidades de salir adelante son infinitamente mayores, y que nosotros como generación no nos podemos dar el lujo de seguir postergando estas posibilidades, porque están al alcance de la mano, necesitamos unos meses de debate, de escucharnos, de entendernos respetamos, y hoy podemos estar anunciando esto. Y esto que de lo que hablo es más gas para la Argentina, son más divisas para la Argentina, es más inversión privada, son más fuentes de trabajo que se crean, esa es la Argentina virtuosa que nosotros debemos construir.

Así que yo estoy muy feliz que lo hayamos podido concretar, porque cuando hablé con cada uno de ustedes por separado, todos tenían y me expresaron la misma aspiración. Pues bien, la aspiración empieza a ser una realidad. Ahora hagamos las cosas bien para que esto funcione del mejor modo, si lo hacemos todo esto repercutirá en favor de todos, en favor de sus empresas, en favor de los que trabajan, en favor del Estado que necesita generar divisas y ahorrar divisas. Y así vamos a ir construyendo poco a poco, día a día la Argentina que nos merecemos.

Gracias a todos y todas por estar aquí y los felicito. Muchas gracias (APLAUSOS)

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp