Palabras del presidente de la Nación, Alberto Fernández, en el acto de lanzamiento del primer acuerdo de la industria de contenidos, en el marco del Consejo Económico Social, desde el Museo de Casa Rosada

Muchas gracias a todos y a todas, por estar aquí: en verdad, me cuesta hablar solo dándole la institucionalidad a este acuerdo, que debo hacerlo como Presidente, pero déjenme hablarle un poco también como consumidor de contenidos, como alguien que disfruta del arte, que ustedes brindan.

Llevamos un año largo, de pandemia, con todo el dolor y con todas las dificultades que esto apareja y en este tiempo una de mis mayores preocupaciones era ver cómo manteníamos en pie la actuación y lo hablé, con Alejandra, largamente, una mañana en Olivos para ver cómo nuestros actores y nuestras actrices, a pesar de la pandemia podían seguir produciendo alegría, llenando de goce el alma de los argentinos y encontrábamos muchas dificultades para poder hacerlo; y otra mañana, con “El Chueco”, con Adrián dedicamos mucho tiempo para ver cómo podíamos hacer para que la producción argentina vuelva a funcionar; y con Marcelo, con quien estuve, hace días atrás, y me contaba que está largando su programa, su habitual programa y me contaba que estaba firmando la famosa apertura de su programa. 40 trabajadores convocados ordenó testear a todos ese día, y 11 estaban contagiados. Ese es el tiempo que nos toca.

Ahora, en el tiempo que nos toca, seamos capaces de pensar el futuro, como lo estamos pensando ahora es muy auspicioso, porque nada de esto nos detiene, nada de esto nos frena y todo esto nos impulsa a lograr lo que más queremos, que es que nuestros actores y nuestras actrices vuelvan a trabajar a pleno, que los que producen programas espléndidos, series espléndidas, películas espléndidas – como ha tenido, la Argentina – no solamente en lo que se llamó los años dorados del cine, allá en los años 40, en los años 50, sino mucho más recientemente, desde “Plata dulce”; “La historia oficial”, “Camila”, la cantidad de cine maravilloso que ha dado la Argentina, y que sigue dando; músicos nuestros galardonados mundialmente, como Gustavo Santaolalla, que lo vi allí, musicalizador de dos películas por las que recibió dos Oscar; lo vi por allí, a Jorge Marrale y me acordaba, cuando yo era Jefe de Gabinete y con él veíamos cómo poner en marcha la SAGAI, la Sociedad Argentina de Actores e Interpretes, que era darles derechos a ustedes, a los protagonistas de todo esto.

El Estado está haciendo un enorme esfuerzo promoviendo todo lo que estamos promoviendo ahora, pero créanme que estoy seguro que vale la pena, vale la pena, porque si hay algo distintivo, en la Argentina, es eso que nos hace un poco distintos: la calidad de nuestros actores, la calidad de nuestras actrices, la calidad de nuestros músicos, La calidad de nuestros directores de cine, la calidad de nuestros productores, la calidad de nuestros productores televisivos, que también han generado series que son imborrables en mi memoria. Por todo eso creo que este paso que estamos dando dentro del marco del Consejo Economice Social, es un paso importante, muy importante, definitivamente importante, porque nos podemos poner de acuerdo a diagramar el futuro, a proyectar el futuro, a ver cómo en medio de tanta crisis somos capaces de tomar oxígeno, de respirar profundo y de decir allá vamos, todos juntos, haciendo cada uno el esfuerzo que le corresponde, en un tiempo mu y difícil por la pandemia.
Pero lo primero que tenemos que hacer nosotros antes que nada es volver a darle vida al arte argentino, que es lo que más me importa. Suelo decir yo que los pueblos necesitan pan para estar bien alimentados, pero necesitan del arte para alimentar el alma, que cuando el arte se apaga el alma también empieza a flaquear. Por eso necesitamos de los mejores actores, de las mejores actrices, de los mejores productores, que arriesgan, de los mejores cineastas de los mejores músicos, para que el alma nuestra se nutra.
Lo que creo que estamos haciendo hoy es dar un paso para ayudar a que nuestra alma se nutra de lo mejor que tenemos, porque si hay algo en lo que no debemos dudar es en la calidad que tiene toda la industria audiovisual en la Argentina, es una calidad única, definitivamente, reconocida en todo el mundo. Nosotros tenemos que ser capaces de llenar de contenidos argentinos las pantallas argentinas, tenemos que ser capaces de volver a llenar las marquesinas de nuestros cines -que pronto espero que funcionen nuevamente a pleno- con títulos argentinos de nuestros cineastas, hombres y mujeres que han dedicado su vida al cine, tenemos que hacerlo y podemos hacerlo. Y el modo de hacerlo es este, poniéndonos de acuerdo, viendo qué puede aportar y qué pude aportar el otro, porque finalmente la Argentina, es una, y ustedes trabajan y yo los disfruto, y juntos podemos hacer posible ese arte argentino que nos hizo famosos en el mundo, que nos sigue haciendo distintos en Latinoamérica.
Así que agradezco a todos los que han trabajado en este proyecto, les agradezco a los actores, a las actrices, a los productores, a todos los que se involucraron, a los trabajadores, ahí vi al Secretario General del Sindicato Argentino de Televisión que le agregó un montón de siglas más que no conozco, lo vi hablando en el video, también a ellos, también a ellos. A todos. La cultura argentina tiene magníficos exponentes, lo único que necesitamos es ayudarlos a poner esa cultura en los mejores escenarios, que es el escenario donde los argentinos y las argentinas disfrutamos el arte argentino.
Gracias a todos y a todas por estar aquí y por lo que han hecho.

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp