Palabras del presidente de la Nación, Alberto Fernández, en la presentación de la exposición del ministro de Economía, Martín Guzmán, sobre las negociaciones con el FMI, ante la presencia de gobernadores de todo el país, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada

Muy bien, muchas gracias, buenas tardes a todos y todas por haber venido, un gusto verlo, buen año para todos y todas, una alegría verlos de vuelta acá, lo abracé a Axel porque le perdí el contacto, porque a él se le ocurrió pasar el fin de año, en la Isla Martín García, así que le perdí el contacto, un abrazo a todos: ahora les cuento cuál es, un poco, la idea que tenemos hoy. Estamos entrando en momentos de definiciones, en las negociaciones, con el Fondo Monetario. La Argentina tiene un problema de deuda, que es muy grave, la Argentina tenía una deuda, que se incrementó, con acreedores privados, en más de 100.000 millones de dólares, en el período que fue del 2015 al 2019 y una deuda que se incrementó con el Fondo Monetario Internacional, en 45.000 millones de dólares, aproximadamente, en el mismo período y eso nos generó un fuerte condicionamiento, que es un condicionamiento que no solamente nos lo genera, hoy, sino que se va a generar, en los años venideros.

De hecho, lo que estamos discutiendo con el Fondo Monetario Internacional es cómo reestructuramos una deuda, que – en la Argentina – en el mejor de los casos deberá pagar en un plazo de 10 años, pero la deuda es la deuda que existe, más los intereses. Y en ese mismo plazo, también, tendremos que afrontar la deuda que reestructuramos con los acreedores privados.

A nuestro juicio el problema de la deuda hay que verlo como una secuencia, y no como un punto definitivo de llegada lo que podamos encontrar con el Fondo o acordar con el Fondo; parte ya lo hicimos pues, el año pasado, logramos reestructurar la deuda con los acreedores privados y de ese modo logramos ahorrar de 37.000 millones de dólares de intereses, al cabo de 10 años. Ahora estamos discutiendo y terminando las discusiones con el Fondo Monetario Internacional, pero nosotros – en el mientras tanto – también hicimos cosas por la deuda, donde cabe destacar, fundamentalmente, lo que hicimos, en la última Reunión del G20, donde fuimos con tres planteos precisos: el primero, la revisión de las sobretasas, que la Argentina está pagando, y que le exige pagar una tasa, que triplica lo que, normalmente, debería pagar.

En segundo lugar, tenemos un programa alternativo, frente a la pandemia y así logramos un plan para la resiliencia que confiamos que ofrezca mayores plazos para el repago de esa deuda y finalmente planteamos la posibilidad de que los Derechos Especiales de Giro sean negociados en forma multilateral y lo que conseguimos es, que el G20, a los tres planteos de la Argentina lo apruebe y de algún modo lo proponga como tema de revisión, en el Fondo Monetario Internacional.

De hecho – según la información que tenemos – la sobretasas se estarán planteando ya en la discusión de marzo del Fondo Monetario, si todo sale como se viene planteando, y así seguiremos discutiendo los otros dos temas, ustedes dirán pero que tienen que ver estos temas con la discusión con el Fondo, tienen mucho que ver, porque si las sobretasas se corrigen, la deuda argentina baja mucho, y si se hace un programa para la resiliencia de la pos-pandemia con plazos mayores, la Argentina puede beneficiarse, y si también se autoriza esta negociación multilateral de los Derechos Especiales de Giro, nos abre también a una puerta, un acceso a un canal de financiamiento que hoy no tenemos, y que nos pueden mejorar las condiciones que hoy podamos acordar con el Fondo.

Por eso yo quiero que entendamos dos cosas, que el problema de la deuda es un problema muy serio para la economía argentina, y que va a trascender en mucho a mi mandato. La deuda que actualmente tenemos va a superar mi mandato y va a superar el mandato del 2027, y va a por lo menos estar presente en el escenario de la política argentina en los próximos diez años, y por eso me parece importante que lo dejemos muy en claro y que lo entendamos con toda claridad qué es lo que estamos haciendo. Le he pedido al Ministro de Economía, a Martín Guzmán, que es nuestro negociador ante el Fondo, por favor que nos explique bien para transparentar al máximo en qué situación estamos, hacia dónde queremos ir y qué perspectivas nosotros vislumbramos, dicho esto en un marco, en mi caso es un marco de optimismo, yo creo que vamos a lograr una reestructuración conveniente, para Argentina, pero que ese no es el punto de llegada, es en todo caso un paso más de otros pasos que debemos seguir dando para que la deuda pese lo menos posible en la Argentina, sabiendo que en el punto de arranque, que es hoy, ya es un peso muy pero muy grande, es un peso que nos condiciona en los montos que antes les dije.

Así que si les parece bien le voy a ceder la palabra a Martín para que nos cuente, y después obviamente estamos abiertos a contestar las preguntas y las inquietudes que ustedes tienen, también la de los gobernadores que nos siguen por zoom, que lo tengo acá a mi derecha en sus pantallas, también aprovecho a saludarlos a la distancia.

Recibí las novedades