Palabras del presidente de la Nación, Alberto Fernández, en la visita a la planta de la Empresa Nissan Argentina, en Santa Isabel, Córdoba

Buenos días a todos y todas. Gracias gobernador, gracias querido presidente; presidente de Renault; señor embajador; ministros, intendente de la ciudad Capital; legisladores; querido Carlitos, querida Gabi; ministros del Gobierno nacional. Compañeros, compañeras de SMATA.

Miren, nosotros hemos sido criados con una lógica que dice que la Argentina nunca va a ser un país grande sino se industrializa como corresponde. Sabemos además que la industria es el verdadero generador de trabajo. Para nosotros poner de pie a la industria argentina es una obligación que tenemos como Gobierno nacional. Y la verdad es que poco a poco a pesar de los años difíciles que presidieron a nuestra llegada al Gobierno, a pesar del endeudamiento que cargamos, a pesar de la pandemia, a pesar de la guerra, siempre, siempre, siempre pusimos nuestro norte en garantizar la continuidad de la industria, la continuidad del trabajo.

En plena pandemia auxiliamos a mucha pequeñas y medianas empresas autopartistas. Y algunas empresas también fabricantes de automóviles con nuestra asignación para el trabajo y la producción, que garantizó en un momento en que las economías del mundo se paralizaban por la pandemia, garantizó que se preserve los puestos de trabajo en la economía formal. Y la verdad ver cómo crece la industria automotriz es para el Gobierno nacional una tranquilidad y es una alegría, es una alegría. Como bien dijo el gobernador la industria automotriz es una industria pujante que además se renueva, que cambian tecnología, que presentan nuevas exigencias también para los trabajadores. He visto hoy lo mismo que vi hace tiempo en otra terminal de otra marca automotriz. Como se han incorporado también la mujer a la producción de los autos, al trabajo en fabrica, ya no están en las oficinas administrativas, sino que sueldan y trabajan como un hombre, a la par de un hombre y eso también me llena de satisfacción y los felicito por hacerlo.

Hoy estamos viendo como la industria automotriz se recupera. Hablaba recién el presidente de Nissan que han podido acceder al mercado chileno, que han podido acceder al mercado colombiano y le dije que hemos firmado días atrás un acuerdo con el presidente de Ecuador para acceder también al mercado ecuatoriano, que es un mercado muy parecido al colombiano en materia de demanda de pick up de este tipo. Entonces, acá hay un esfuerzo mancomunado y tenemos la suerte de que todos tenemos una misma sintonía respecto de la importancia que tiene la industria para el desarrollo argentino.

Este año Argentina va a producir el doble de unidades de las que se produjeron el año 2019. Y esto da una pauta de la recuperación que la industria tiene. Y además gran parte de esa producción se está exportando y es una exportación creciente y eso a nosotros también nos llena de alegría porque hace que los autos argentinos sean competitivos en el mundo. Y eso también nos permite que ingresen dólares, que tanto necesitamos para que la producción se sostenga. El gran secreto de que el crecimiento se sostenga es contar con el financiamiento de dólares adecuados para que se puedan importar las parte que hagan falta para la producción del auto o para los muchos autopartistas. Y ustedes tengan la tranquilidad que está en nuestra cabeza como preocupación central que la producción argentina no se detenga por la falta de dólares. (APLAUSOS). Así es que hoy es un día para celebrar, porque aquí en Córdoba, como bien dijo el Gobernador, donde en gran medida nació la industria automotriz, estamos viendo a una empresa que es de las últimas que han llegado, que siguen confiando, que siguen invirtiendo, que siguen dando trabajo, y vemos que el Gobierno provincial y el Gobierno nacional están preocupados también por lo mismo, porque las industrias crezcan y porque el trabajo se garantice, porque tenemos que hacer, cada día tenemos que poner más empeño para que el trabajo formal crezca, aumente.
Miraba hoy el comunicado de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, trabajadores que son asistidos por el Estado, con un salario básico, lo que nosotros tenemos que lograr es que poco a poco esos trabajadores ingresen a la economía formal, porque no es lo mismo ser un trabajador de la economía popular que ser uno trabajador formalizado que goza de todos los derechos que los compañeros y compañeros saben que tienen un trabajador formalizado.
Lo que más nos preocupa en esta materia es que todos y todas tengan trabajo, el trabajo dignifica, el gringo y yo tenemos la misma escuela, así que sabemos lo que representa el trabajo en una sociedad, y lo que les significa el trabajo para una persona y una familia, es muy difícil de aceptar éticamente que en el Siglo XXI alguien no encuentre un lugar donde trabajar y conseguir trabajando lo que necesita para el sustento propio y el sustento de su familia, y nosotros tenemos que garantizar que eso ocurra. Y está muy bien que se ayude desde el Estado a la promoción del empleo, y a cuidar el empleo, y lo que tenemos que hacer también es ir ordenando poco a poco que los ingresos crezcan, porque se cayeron mucho, veinte puntos, entre el 2015 y el 2019, para que el salario real pueda crecer y pueda valer hace falta un trabajo denodado, yo siempre cuento lo mismo para que tomemos noción de lo que nos pasa, y sepamos cuidar lo que logramos. Entre el 2003 y el 2015 el salario real en la Argentina creció 19 puntos, es decir que en ese periodo un trabajador tuvo con el mismo ingreso un 19 por ciento más de capacidad de compra, o de gasto, ahora, entre el 2015 y el 2019 el salario real se cayó 20 puntos, lo que tardaron doce años en conseguir se perdió en cuatro, nosotros estamos recuperando, poco a poco a poco, el salario real y tenemos que recuperarlo más rápidamente porque este programa económico supone producción, lo que tienen que hacer los empresarios, invertir y dar trabajo; garantizar el trabajo, pero tienen un tercer eslabón que es garantizar la distribución del ingreso, y allí enfrentamos el problema inflacionario y enfrentamos el problema de recuperar el salario real lo más rápido posible, y eso es un trabajo mancomunado que todos tenemos que hacer, el Estado, los empresarios y los que trabajan.
Nissan, gracias por confiar en Argentina, tengan la certeza que tienen en el Estado Nacional un socio que quien que crezca, que sigan dando trabajo, si Nissan crece, crece la Argentina; si Nissan da trabajo, tenemos una mejor sociedad, y esto pasa para toda la industria, la industria es el pilar que permite el desarrollo de las naciones, y la Argentina nunca más debe resignarse a ver caer la industria, debe impulsarla con políticas activas, debe ayudarla a crecer, si la industria crece, crece el empleo, si crece el empleo, cambia y mejora la calidad de vida de los argentinos, y ese es el deber que nos cabe.
Gracias a todos y a todas, felicitaciones Nissan. (APLAUSOS)

Recibí las novedades