Palabras del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, por anuncio de inversiones de Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, desde video conferencia en la Quinta Presidencia de Olivos

Buenos días a todos y todas, lamento no estar acompañándolos allí, me gustaría mucho ser parte de ese encuentro, pero lamentablemente tengo que preservarme algunos días más, en unos días más en un aislamiento preventivo. Axel ya lo vivió un par de veces por haber tenido algún contacto estrecho con alguien que padeció la enfermedad. Pero, no estoy ahí físicamente, pero estoy allí presente acompañándolos en una ceremonia que es muy importante, es muy importante para la Argentina, por muchos motivos. Es importante para Argentina porque allí, el sector de frigoríficos que se nuclean en el ABC, lo que conocemos como el ABC, han logrado pensar un plan de desarrollo industrial de la carne y es tan ambicioso como necesario. En un momento en que la Argentina definitivamente tiene que poner todo su esfuerzo en reconstruirse y desplegar todas las ideas para que lo que en la Argentina se produce se le agregue valor, se exporte, y esas divisas sirvan para poder importar insumos para seguir produciendo en el país y también para acumular reservas, que es algo que nos está haciendo falta. Y la verdad es que cuando uno piensa que toda esta idea gira en torno a la carne, que ha sido en la Argentina una producción esencial, como bien dijo Axel, no solo en la pandemia sino en la vida cotidiana de los argentinos. Somos el país que más proteínas cárnicas consume en el mundo, básicamente carne vacuna, carne aviar también y pescado en menor medida, pero que si consume carnes, en este caso vacuna. Y me parece que la idea de profundizar esa producción, tratando de buscar el lugar que la Argentina durante muchos años tuvo, que fue el lugar de ser el primer exportador de carne del mundo, bueno, volver a serlo para nosotros es una aspiración muy grande. Y además la idea de lo que exportemos no sea meramente una res sin ninguna elaboración, sino que sean cortes, envasados al vacío, adecuadamente refrigerados y congelados, para que lleguen a esos mercados, de los que hablaba Axel, al mercado asiático, a otros mercados del mundo, que la pelea de los frigoríficos sea por ver como formamos parte de esos mercados y nos olvidemos de los que fueron, entre comillas, por la cuota Hilton es una aspiración maravillosa. Y que empresarios argentinos estén dispuestos a invertir más de 120 millones de dólares en dos ejercicios, para generar más de 4500 puestos de trabajo y para que al cabo del tiempo prácticamente podamos multiplicar por dos las exportaciones que hoy tenemos, todas esas son buenas noticias, todas esas son buenas noticias. Y debemos celebrarlas y debemos trabajar con la responsabilidad adecuada.

Yo hablaba con Mario Ravettino días atrás y le planteaba que era necesario que todo esto lo hagamos preservando el mercado interno, porque lo que debemos cuidar es que os precios internacionales de la carne no se vuelvan precios locales en la Argentina, y debemos preservar que los argentinos podamos acceder a la carne, no a los precios internacionales, sino a los precios de producción argentina. Y trabajar en eso también es tarea de los que buscan el desarrollo, y la verdad con alegría vi que estos empresarios, que nos invitan y nos convocan a este encuentro, miran ese problema igual que yo. Yo les recordaba que allá por enero de 2007 hicimos un acuerdo con los productores de carne, siguiendo un ejemplo que se siguió en Uruguay que fue una idea de mi siempre querido amigo Pepe Mujica, cuando era Secretario de Agricultura y Ganadería en Uruguay, durante el primer Gobierno de Tabaré Vázquez. Y Pepe que fue lo que propuso. Propuso que haya una serie de cortes populares, creo que eran once o catorce, no me acuerdo bien el número, y que esos cortes no se dejaran llevar por los precios internacionales, se rigieran exclusivamente por los precios que la demanda interna del Uruguay podía pagar. Yo tome ese ejempló que lo acorde con los productores en aquel momento, y ese modelo surtió un muy buen ejemplo durante todo el año 2007 y comienzos del 2008. Después vino la crisis, lo que se conoció, o lo que se recuerda, como la crisis del campo, la 125 y todo eso, y lamentablemente el proyecto naufragó.

Pero tal vez sea momento de volver a revivirlo y garantizar esos cortes populares a precios locales y favorecer que la producción que va al exterior elaborada, industrializada, que es lo que están proponiendo acá, no la media reses en crudo, sino armar los cortes, envasarlos al vacío, refrigerarlos y congelarlos adecuadamente, para que lleguen a su destino. Todo eso de lo que estoy hablando es mano de obra argentina, es agregarle valor a la producción primaria argentina y que pensemos, de una vez por todas, en industrializar la producción primaria argentina. Es una tarea que nos compete a todos y yo celebro sinceramente que este sea el ánimo de los productores de carne en Argentina y de los frigoríficos en Argentina, porque eso va a servirnos mucho como país, definitivamente. Porque, cuando yo digo que en 3 años podemos ver multiplicado por dos los recursos provenientes de carne al mundo, es exactamente lo que Mario dijo también al hablar, lo que estamos diciendo es que la Argentina como sociedad se beneficia, porque son dólares que ingresan a la Argentina, son dólares que se usan para que otros puedan importar insumos y seguir produciendo, y son dólares que se usan para acumular reservas, genuinas, las mejores reservas, no son reservas derivadas de préstamos sino derivadas de nuestra producción. Y por lo tanto, es el mejor resultado, es el circulo virtuoso del que Mario hablo con toda razón. En estos tiempos en que pareciera ser que poco a poco vamos superando la pandemia, y que yo doy gracias a Dios de haber trabajado como trabaje con todos los gobernados, con Axel particularmente, en enfrentar este tiempo. Ahora es el tiempo en el que nos pongamos a pensar en la reconstrucción argentina, con seriedad, con toda la seriedad que demanda operar sobre una economía muy frágil, porque era frágil en diciembre, y la pandemia (corte de audio en la transmisión).

Tenemos que trabajar a contrarreloj donde el verdadero honor a privilegiar lógicas (inaudible) la producción y no la especulación, donde podamos crecer sin seguir endeudándonos. El endeudamiento ha determinado un daño enorme en la economía argentina. Ayer los senadores, en una carta que hicieron pública, dejaron muy en claro lo que le paso a la Argentina. La escribieron con un cuidado y con un nivel de detalle y a todos nos permite ver lo que le dije al Fondo yo en la campaña, cuando nos visitaron, les recordé cómo habían violado los estatutos para beneficiar la especulación financiera y la salida de capitales. Lo cual, sobre esa realidad (Corte de audio en la transmisión), hay que actuar con firmeza con convicción, (salto de audio), el ajuste esta vez no lo van a pagar los más humildes, el ajuste lo van a pagar los que especularon, el ajuste lo van a pagar los acreedores, el ajuste no lo van a pagar (corte de audio en la transmisión). Un compromiso de campaña sigue siendo mi compromiso. Si ustedes revisan, yo les invito a que revisen el Presupuesto 2019, que es el que está vigente hoy, y lo comparen con el Presupuesto que hemos mandado. Van a ver que el único ajuste está en los intereses de la deuda. El único ajuste que hicimos. Después crece la inversión en infraestructura, crece la inversión en salud, crece la inversión en educación, crece la inversión en el desarrollo de ciencia y tecnología, que no nos confundan. Para que todo esto lo podamos hacer, el Estado debe asociarse a empresarios, a estos empresarios que hoy nos convocan, debe ayudarlos a que produzcan, debe generarle las condiciones necesarias para que trabajen y exporten, y las divisas las traigan a la Argentina. Ese es el deber que tenemos.

Yo quiero asumir mi compromiso público con estos empresarios y con los que trabajan en la actividad, y así vamos a hacer crecer otra vez a la Argentina. Y eso no es tarea de un Presidente, no es tarea de un Ministro, es tarea de todos y cada uno de nosotros.
Estamos muy convencidos de cuál es el rumbo que hemos tomado, vamos a llevar a la Argentina a ponerse de pie con todos los argentinos adentro, con todos, con todos. Cuando digo todos, los más necesitados, esos son los que más reclaman, (corte de audio en la transmisión) con todos los empresarios que creen, que invierten en la Argentina y dan trabajo.

Feliz de esta noticia, feliz de este proyecto. Como le dije a Mario, vamos a hacer reuniones mensuales, para ir viendo cómo todo esto crece (corte de audio en la transmisión. Es lo que necesitamos, que crezca la Argentina. Vamos a hacer de una ve y para siempre, la Argentina que nos merecemos.

Gracias a todos y a todas, y disculpas por no poderlos acompañar personalmente. (APLAUSOS)

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp