Palabras del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, por anuncios de obras de Acueducto Interprovincial, desde videoconferencia en la Residencia Presidencial de Olivos

Buenos días a todos y todas.

Muchas gracias señor Embajador por estas acompañándonos, gracias Gustavo por el trabajo hecho. Mi abrazo a mis dos amigos, compañeros, gobernadores, Omar Perotti y el “Gringo” Schiaretti.

Feliz de estar haciendo este anuncio porque este anuncio resuelve un problema, que es exactamente el problema que planteaba recién el “Gringo” Schiaretti, el Gobernador de Córdoba, que es garantizar que llegue el agua a todos los rincones, donde los argentinos lo necesitan. En este caso, el esfuerzo conjunto de Santa Fe y de Córdoba, para desarrollar allí un acueducto que permita que las aguas del Paraná ayuden a ese este cordobés, que tiene las dificultades de las que el Gobierno estaba hablándonos recién. Y como bien decía el Gobernador, el acceso al agua es, a esta altura de los acontecimientos, un derecho humano. En verdad es imposible pensar el desarrollo de una comunidad o de una sociedad, que no tenga acceso a agua potable. Por lo tanto, estamos dando una solución que lleva bastante tiempo discutiéndose y que ahora sí podemos empezar a ponerla en marcha. Y podemos ponerla en marcha porque existe la voluntad política de todos nosotros, de que esta obra se haga. Decía Cafiero, Antonio Cafiero, que las utopías cuando son solo individuales se vuelven quimeras, pero cuando las utopías son colectivas, como en este caso, es la utopía del Gobernador y del pueblo de Santa Fe y del Gobernador y del pueblo de Córdoba, y del Presidente, y de un Gobierno, y de un pueblo entero, cuando esas utopías son colectivas pueden volverse realidades maravillosas y entonces lo que estamos acá es convirtiendo esa utopía colectiva en realidad.

Ahora, en el contexto que vivimos sería muy difícil volver esa utopía en realidad si no contamos con el apoyo que hoy nos está brindando Kuwait y que después nos va a brindar el resto del mundo árabe. Porque de estos 250 millones que significa la construcción del acueducto, los primeros 100 millones surgen de ese fondo soberano de Kuwait, un pueblo hermano de a Argentina que hace muchos años trabaja con muchas provincias de la Argentina. Omar Perotti siempre me habla de ello y yo realmente quiero públicamente agradecerle, porque además fue un país que en momentos recientes muy difíciles para la Argentina, cuando el crédito se cortó para la Argentina, Kuwait siguió acompañando y apoyando a la argentina en esas circunstancias. Con lo cual mi gratitud sincera, en nombre del pueblo argentino, de que Kuwait haya estado acompañándonos aun en momentos tan difíciles.

Y después vendrá un segundo momento, que es el momento en que otros fondos de otros pueblos árabes nos ayuden a concretar los 100 millones restantes y los últimos 50 millones, que es el aporte que en conjunto hacen las provincias, y obviamente el Estado nacional garantizando todos esos créditos. Con lo cual, creo que esto demuestra lo que podemos hacer cuando priorizamos el interés colectivo, la necesidad colectiva, que es de lo que habló Omar y de lo que habló el Gringo más específicamente. Y yo lo celebro, lo celebro, es solución para santafesinos y para cordobeses, es solución para argentinos. Y mi gratitud -una vez más- a Kuwait, a su Gobierno, a su Emirato y a su Embajador por el acompañamiento, por el esfuerzo, por la confianza que nos dispensan. Estamos dando un paso muy importante, muy importante para cordobeses y santafesinos, pero en concreto muy importante para la Argentina, porque va a haber cordobeses y santafesinos que tengan una mejor calidad de agua.

Así que gracias a mi dos compañeros y amigos gobernadores, gracias Embajador y con este agradecimiento gracias a tu Gobierno de Kuwait, gracias Gustavo por el esfuerzo realizado, gracias a la Subsecretaria por el esfuerzo realizado. Y bueno, damos otro paso más para reconstruir la Argentina.

Gracias a todos y todas.

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp