Palabras del presidente de la Nación, Alberto Fernández, por la ceremonia de egreso de subtenientes y guardiamarinas de la FFAA, en el Palomar, Provincia de Buenos Aires

Buenos días una vez más a todos y a todas, a quienes hoy están egresando de sus carreras, sus familiares que los están hoy acompañando.

Ustedes no son una camada más de nuestras Fuerzas Armadas, son una camada muy especial, porque son una camada que terminó de formarse en un tiempo muy singular de la humanidad, un tiempo que hasta el día de hoy nos hace vivir con mascarillas, cubriendo la mitad de nuestras caras para protegernos y para proteger a otros, y que nos obligó a ser absolutamente innovadores en muchas actividades. Tuvimos que de algún modo reorganizarnos para poder seguir alcanzando nuestros objetivos, y tuvimos que alcanzarlos, aun cuando todo se hizo muy difícil. Ustedes son parte de esa necesidad de repensar para ver cómo seguir adelante, en un tiempo signado por el dolor, signado por la muerte, y lo hicieron, y lo hicieron bien, lo hicieron tan bien que hoy están terminando su carrera y están egresando. Y tal vez en esa capacidad que tuvieron adaptarse a las circunstancias nuevas ustedes con eso hayan ganado un valor o una capacidad central, para que quien es un soldado de la patria, que es la capacidad de adaptarse ante lo inesperado y ver cómo seguir adelante con el combate. Tal vez ustedes no se hayan dado cuenta, pero hayan ganado una capacidad singular que otros no a obtuvieron, y que seguramente les va a servir en su carrera, esa capacidad de innovar ante lo desconocido para poder lograr el objetivo.

Ustedes son hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Armadas, oficiales ya, son parte del futuro de nuestras Fuerzas Armadas. Durante mi llegada al Gobierno, presté especial atención para que nuestras Fuerzas Armadas ocupen el lugar que deben ocupar. Ustedes están llamados a defender a la paria. Miren la tarea que tienen, tal vez la tarea más valiosa, más honrosa, más honorables, tienen ese deber de cuidarnos y protegernos en un tiempo muy difícil, cuidarnos y protegernos en todo sentido. Yo quiero agradecerles particularmente a nuestros jefes de Fuerzas, por el modo que las tres Fuerzas ayudaron a enfrentar la pandemia, en eso que llamamos el plan Manuel Belgrano, que movilizó a todas las Fuerzas Armadas, para llevar ayuda y para auxiliar a nuestros compatriotas en un tiempo muy difícil. Vi la capacidad de movilización y la capacidad de acción que nuestras Fuerzas Armadas tienen, y la verdad todos los argentinos y todas las argentinas debemos estar agradecidos a cada hombre y a cada mujer para cuidar a nosotros. En un momento donde tenías que enfrentar una guerra singular, que era la guerra contra un virus, que nos contagiaba y muchas veces se llevaba la vida de los nuestros, y allí estuvieron ustedes.

Es una buena oportunidad esta para agradecerles a los Jefes, de verdad, todo lo que hicieron por los argentinos y las argentinas en ese tiempo. También me preocupaba, les decía yo, que nuestras Fuerzas Armadas vuelvan a ser lo que deben ser una institución atendida por el Estado argentina, porque no hay ningún país en el mundo que pueda prescindir de sus Fuerzas Armadas. Ahora, no se trata de tener Fuerzas Armadas formales, se trata de tener Fuerzas Armadas capaces de cumplir sus objetivos, y por eso nos ocupamos de regularizar cosas que estaban muy mal desde hacía muchos años. Regularizar quería decir poner en orden la cuestión salarial, y también quiere decir invertir en la defensa, para que nuestras Fuerzas Armadas tengan capacidad operativa, y para eso creemos el fondo para la defensa que es un fondo que crece y que nos permite desarrollar tareas en fabricaciones militares, en nuestros (Salto de audio), y hay toda una economía que se mueve detrás de la producción de la defensa que es inmensa, y que también genera trabajo, y ayuda mucho al crecimiento y al desarrollo de la Argentina.

Todo esto está ocurriendo en el mismo momento que la Argentina lleva 38 años ininterrumpidos de democracia, yo tengo un enorme privilegio como Presidente, y es que todos los oficiales que conducen hoy las tres Fuerzas, como la Jefatura del Estado Mayor conjunto, son oficiales que se han formado en la democracia, y eso para mí es un valor singular, porque la democracia es muy importante para todos nosotros. Hubo un tiempo en que otros hombres de las Fuerzas Armadas no la respetaron, pero yo quiero que ustedes pongan en valor a la democracia, como también quiero que la democracia ponga en valor a las Fuerzas Armadas. Ser un hombre y una mujer de las Fuerzas Armadas es un enorme orgullo que ustedes deben tener, y yo quiero que todos los argentinos lo respetemos como lo merecen, porque insisto ustedes están llamados a proteger a la Argentina. A la Argentina se la protege de muchos modos, el año que viene vamos a estar conmemorando 40 años de Malvinas, y allí vamos a recordar a nuestros héroes que fueron, lucharon en batallas, dieron su vida muchos de ellos, muchos hicieron todo su esfuerzo, sobrevivieron gracias a Dios, en momentos en donde se le pide a las Fuerzas Armadas es entrar en batalla, y necesitamos que lo hagan con el coraje que tuvieron aquellos soldados.

Hay momentos que se le pide a las Fuerzas Armadas creatividad, y piensen ustedes cuántos hombres de nuestras Fuerzas Armadas fueron tan importantes para el desarrollo argentino, generales que ayudaron al desarrollo de la producción energética argentina mucho. Y también piensen que existieron en nuestras Fuerzas Armadas generales, profundamente democráticos, y fueron capaces de ponerle toda su atención a gobernar en democracia, y a prestarle atención a los más humildes. Hablo de Perón en este caso, que también fue un general de la República, pero también puedo hablar del general Savio, puedo hablar de otros generales que hicieron muchísimo para el desarrollo de la Argentina. Yo, ¿qué les pido a ustedes en un tiempo en donde el mundo se ha dado vuelta, y donde nuestro continente se ha desunido singularmente? Yo tengo que trabajar para que nuestro continente, nuestra región se una y tenemos que trabajar también con nuestros países hermanos en un programa de defensa común de Latino América, y eso es un desafió que tenemos que asumir.

Y yo los que les pido a ustedes que están egresando hoy, que tengan un enorme compromiso con el pueblo argentino, que respeten a cada ciudadano y a cada ciudadana. Y yo les pido a cada ciudadano y a cada ciudadana argentina que respeten a nuestros hombres de las Fuerzas Armadas, a nuestras mujeres de las Fuerzas Armadas. Ustedes tienen por delante un rol muy importante que cumplir, así como digo siempre no puede ser que tanto dolor que hemos vivido en la pandemia haya servido de nada. Yo les pido a ustedes que aprendamos de este tiempo de dolor, que aprendamos también de nuestro pasado, de nuestra historia y que entendamos que los soldados son parte de nuestro pueblo, parte central de nuestro pueblo son quienes nos cuidan, quienes nos defienden. Yo les pido que ese compromiso democrático nunca lo pierdan, que ese compromiso con el pueblo nunca lo pierdan. Recuerden siempre, como yo recuerdo que soy abogado porque salí de una universidad pública, porque toda la Argentina pagó mi carrera, nunca olviden que ustedes son los resultados del esfuerzo del pueblo argentino. Sirvan a ese pueblo, sírvanlo en todo sentido en la paz y en la guerra. Estoy seguro de que sabrán hacerlo.

Les deseo a todos y a todas lo mejor en sus carreras. Estoy seguro de que estamos viendo acá salir grandes oficiales. Les deseo lo mejor para la navidad y para el año nuevo, y les pido que nunca olviden el compromiso que tienen con el pueblo de la Nación Argentina.

Muchas gracias a todos y todas. (APLAUSOS)

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp