Palabras del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, por la entrega de viviendas Procrear para familias de las provincias de Tucumán, Santa Fe y Buenos Aires, en el Predio Procrear, partido de Ezeiza, Provincia de Buenos Aires

Muchas gracias, muchas gracias. Gracias, gracias a todos, gracias a todas, gracias por acercarse. Felicitaciones por tener lo que merecen, simplemente por eso.

Ayer con Fernanda nos tocó presentar un libro recordando a Néstor, mirá cómo estás, y a veces pienso que como decía recién Juan, todo esto empezó allá cuando Néstor era Presidente y soñábamos con darle a cada argentino su casa, que la verdad no es un sueño, es un derecho que tienen los argentinos, y todos deberíamos entenderlo de eso modo. Que los tiempos que vivimos cada argentino tiene que tener un techo donde vivir, y donde poder criar a su familia, vivir junto a los que quieren. Y después aquel sueño que empezó con Néstor, lo siguió Cristino, y la verdad es justo decir que gran parte de todo esto está construido en los años de Cristina, con el aporte del Procrear, y con el aporte del ANSES, y el buen manejo que el ANSES tuvo, y que hoy se revive en manos de Fernando. Y a veces pienso que el destino existe, o que alguien escribe en nuestras vidas, y siento que pasa lo que dice Juan que vengo a terminar lo que empezó Néstor, lo que siguió Cristina, me toca terminarlo a mí. Y a mí me hace muy feliz porque finalmente lo único que eso deja en evidencia es que tuvimos siempre una línea común respecto de cuál era nuestros objetivos, quiénes eran nuestros destinatarios centrales de nuestras políticas, qué intereses representábamos nosotros. Y nosotros estamos acá para representar los intereses de los que necesitan, de los que han quedado olvidados.

Ahora es una ironía porque entre Cristina y mi llegada al Gobierno hubo cuatro años, y esas casas estaban hace cuatro años construidas, ¿por qué no se entregaron? ¿Por qué condenaron a los destinatarios a pagar intereses que eran imposibles de pagar con los ingresos de cualquier argentino? Esos cuatro años por momentos siento que son como una metáfora del olvido, una metáfora donde olvidaron de los argentinos. Estuvieron más preocupados en otros que en los argentinos, que en los que viven, que en los que hacen, que en los que construyen, que en los que trabajan, que en los que educan, con los que se educan. No pensaron en ninguno de ellos, pensaron otras cosas. Cuatro años de olvido permanente y así llegamos. Cuando lo hablé con Martín por primera vez para decirle “ayudame a reencauzar esto”, veíamos un escenario tan complejo, tan complejo, tan difícil, por donde mirábamos teníamos un acreedor cerca, apuntándonos. Y con Martín hablamos aquellos primeros días que lo que no podíamos hacer es pensar una Argentina que piense primero en esos acreedores que en la gente, que nuestro primer objetivo era pensar en cada uno de ustedes, que son a quienes representamos. Nosotros no representamos a os acreedores, nosotros los representamos a ustedes y entonces tuve la enorme suerte de encontrarme con un Ministro de Economía que pensaba exactamente igual que yo. Y allá fue Martín a pelearla y a decir podemos renegociar cualquier cosa, cualquier cosa que no signifique postergar a los argentinos. Y por eso hoy estamos pudiendo culminar la obra, en gran medida, por eso podemos culminar la obra que empezó Néstor, siguió Cristina y que los 4 años, en esa metáfora del olvido, los dejó a ustedes esperando. Y yo estoy muy contento de ser el que viene a poner el broche final, darles las llaves para que entren a sus casas. Estoy muy feliz porque estamos cumpliendo con la palabra empeñada, porque estamos haciendo lo que nos comprometimos

No me quiero olvidar de quien… Omar habló allá en Villa Banana cerca de Rosario, no me quiero olvidar de los que están en Tucumán, no me quiero olvidar de ningún argentino que está en el último rincón de la patria porque tienen el mismo derecho que todos ustedes y ninguno de nosotros tenemos más derechos que ellos. Y estoy muy feliz de que Buenos Aires vuelva a ponerse de pie, que el Gran Buenos Aires, que la Provincia, esta Provincia que aporta más del 40 por ciento del Producto Bruto argentino vuelva a incorporarse, vuelva a ponerse de pie, vuelva a darle a sus vecinos el lugar que se merecen. Estoy muy feliz, tan feliz como llevar casas a rosario, como llevar casas a Tafi Viejo, como llevar casas a Ushuaia y a Chubut, que también hoy están recibiendo casas de este Plan Procrear, aunque no están compartiendo con nosotros este acto. En este tiempo, donde tratamos de ordenar un poco las cosas en el medio de tantos caos porque siempre digo, medio en broma medio en serio, llegamos en diciembre y el país estaba en terapia intensiva y estando en terapia intensiva nos agarró el coronavirus. No fue fácil pero pudimos salir adelante, pudimos seguir haciendo. El Procrear en este tiempo, además, entregó más de 70 mil créditos para mejorar 100 mil casas de gente que necesitaba construir o arreglar sus casas. Y ya vamos a poner en breve en marcha el Procrear para seguir construyendo más casas para los argentinos que lo necesitan. Y ese es el compromiso que tenemos.

La verdad cada vez que participo de estos actos, además de agradecerle a los gobernadores, a los intendentes, a los ministros, acá está Gabriel Katopodis que ha hecho un enorme trabajo para poner en marcha la obra pública, que había quedado también paralizada allá por el 2015, porque cuando uno habla con esos gobernadores saben cuántas rutas, cuántos caminos, cuántos puentes, cuántas autopistas, quedaron paralizadas en el 2015. Yo estoy muy feliz porque lo que siento es que estamos cumpliendo con el compromiso asumido. Nosotros llegamos al Gobierno representándolos a ustedes y lo único que vamos a hacer por ustedes es trabajar para que tengan más derechos, para mejorarles sus vidas, para que tengan la salud que se merecen, la educación que corresponde y que tienen que recibir tus hijos, para que puedan encontrar un trabajo, para que podamos hacer entre todos una sociedad más justa, porque el sueño de una sociedad más justa es un imperativo moral que tenemos los que decimos amar a la política. La política al abrazamos precisamente para eso, para hacer sociedades más igualitarias, donde todos encuentren un lugar, donde poder desarrollarse. Y Todos somos todos, el fueguino de Tierra del Fuego y el jujeño allá en la puna argentina. Todos somos todos, más unidos que nunca. Que no nos hagan perder el tiempo en disputas que no existen, que no nos hagan perder el tiempo en divisiones que no necesitamos, más unidos que nunca recobremos el trabajo para que todos los argentinos y todas las argentinas, que hoy están sumidos en el pozo de la pobreza, salgan de allí cuanto antes recuperando un trabajo y recuperando la dignidad para poder vivir. Esa es la tarea que tenemos por delante, todos y todas, más unidos que nunca vamos a hacer la Argentina que nos merecemos.

Gracias a todos y a todas, muchísimas gracias. (APLAUSOS)

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp