Palabras del Presidente de la Nación, Alberto Fernández, por la firma de contratos para obras hídricas y de transporte de electricidad de la Provincia de Buenos Aires

Buenos días a todos y a todas.

Efectivamente creo que hoy estamos dando, como bien ha dicho Axel, un paso muy importante. Durante muchos años disfrute de una casa de fin de semana en Pilar, allá en la zona de Manzanares, y justamente Manzanares tiene la entrada inmediatamente después que uno cruza el puente del Río Luján, sobre la Autopista Panamericana, ramal Pilar. Y de verdad, el Río Luján ha sido un problema, la Cuenca del Río Luján siempre ha sido un problema para Mercedes, siempre un problema para Luján, siempre un problema para Pilar. Y uno lo ha visto, ¿y quiénes eran los afectados por ese tema? Precisamente, los sectores más humildes, porque el agua crecía sobre las orillas del Río, y afectaba a los sectores más empobrecidos, más necesitados, que vivían precisamente allí, porque no tenían otra oportunidad, no tenían otra ocasión.

Wado recordaba que era el año 2015 y que se llevaba adelante la campaña, y que ya entonces presentaron, él era Secretario General de la Presidencia, este proyecto. Mirábamos las fotos donde Carlitos Selva estaba presente y veíamos con asombro algo que vemos con asombro con Axel recurrentemente, que es, ¿y qué paso después? ¿Por qué si ya estaba ese crédito otorgado, en marcha, no se podía seguir adelante? Y la realidad es que ahí uno se da cuenta de lo inexplicable, se da cuenta de cuáles fueron las urgencias en esos cuatro años de la Argentina, porque ese 5 por ciento que se ejecutó de un crédito altamente ventajoso para la Argentina, otorgado por la CAF en aquel entonces, estuvo solo destinado a pagar auditorias y pagar planificación que se hizo, y cuando todo estuvo hecho para empezar nadie empezó. Y no es muy distinto a los que nos pasa cuando vemos las viviendas que empezaron y abandonaron, ni las viviendas que estaban terminadas y jamás entregaron, y los hospitales que estaban terminados y jamás te entregaron.

Y uno se da cuenta de la oportunidad perdida para el país, porque en esos cuatro años siguieron padeciendo los que vivieron a orillas del Río Luján, siguieron padeciendo, y yo me acuerdo la campaña del 2015 con una candidata con botas entre los charcos de la inundación, y con todo para hacer nada hicieron, nada hicieron. Y la verdad es que cuando llegamos al Gobierno y nos encontramos con que estaba todo esto por hacerse, hicimos todo lo necesario para rápidamente poder ejecutar este crédito, que es un crédito altamente ventajoso, como dice Axel. Finalmente, es una tasa que no supera el 3 por ciento, que es como una tasa limite que siempre nos fijamos en el Gobierno nacional como razonable para pensar que podemos asumir un compromiso. Y es una tasa razonable también en el mercado, ¿no? Acuérdense cuando nos recomendaban tomar créditos a tasas del 7 por ciento, y estamos hablando de tasas que son menos de la mitad de ese porcentaje. Con lo cual, creo que hoy estamos dando un paso importante, porque es verdad que el Gobierno de la Provincia, con el aval de la Nación, está tomando un crédito. Es muy correcto lo que dice Axel, es un crédito que no está destinado a financiar la salida de capitales, sino que está destinado a mejorar la vida de la gente. Es eso lo que estamos haciendo con esta obra.

Es una obra muy importante que va a terminar con esa inundación que volvía a un padecimiento a muchos argentinos de Mercedes, de Lujan y de Pilar. Creo que, finalmente, es eso el sentido último del que gobierna, o primero, mejorar la vida de la gente. Eso es lo que debe preocuparnos. Le agradezco a la CAF porque siempre está cerca nuestro acompañándonos. Vi a su presidente en Bolivia y se lo pude agradecer. Y agradezco a los organismos internacionales que nos ayudan con esta lógica de darnos créditos accesibles, con el único propósito de desarrollar infraestructura que mejore la vida de la gente.

Hoy estamos dando un paso en la Provincia de Buenos Aires y lo celebro, y espero que muy pronto esas obras estén terminadas y disfrutemos que a la orilla del Río Luján nadie más padece y todos pueden disfrutar del rio.

Muchas gracias a todos y a todas. (APLAUSOS)

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp