Palabras del presidente de la Nación, Alberto Fernández, tras su participación en la reunión de los Consejos Federales de Salud y Educación, desde el Museo de Bicentenario, Casa Rosada

Palabras del presidente de la Nación, Alberto Fernández, tras su participación en la reunión de los Consejos Federales de Salud y Educación, desde el Museo de Bicentenario, Casa Rosada

PRESIDENTE.- Muchas gracias a todos y todas. Hola Luis, un gusto verte otra vez acá. Siempre nuestro cariño y reconocimiento.

Gracias a todos y todas por estar hoy aquí reunidos, en un tema que para nosotros es particularmente importante. Todos sabemos que en el tiempo que vivimos la educación, el desarrollo del conocimiento, el desarrollo de la ciencia y la tecnología son centrales para que una sociedad se haga fuerte. Siempre sigo yo, no me canso de repetirlo, las sociedades en la modernidad son ricas cuando desarrollan el conocimiento, la ciencia y la tecnología, y por lo tanto Argentina no debe privarse de eso, no debe privarse de eso. Hemos vivido dos años muy difíciles, como todo el mundo. El mundo ha vivido dos años en donde la humanidad se vio absolutamente atacada. Yo siempre llamó un poco a la reflexión cuando tengo encuentros de esta naturaleza y digo, ustedes y yo, todos nosotros somos conscientes de que somos sobrevivientes de una pandemia. Una pandemia que se llevó la vida de más de 100 mil argentinos y de millones de la humanidad. Somos conscientes lo que significa ser sobrevivientes de una pandemia, miren, por sobre todas las cosas ser sobrevivientes a esa pandemia nos impone un deber ético y moral por sobre todas las cosas. El primer deber ético es construir un mundo mejor, un mundo mejor es un mundo donde todos tengamos acceso a la atención de la salud y donde todos tengamos acceso a la educación, y poder brindar desde el Estado la mejor calidad en materia sanitaria, la mejor calidad en materia educativa. Tenemos que hacerlo además con un esfuerzo mayor, porque la realidad es que la pandemia dejó efectos psicológicos en nuestros jóvenes muy profundos.

Días atrás en Beijing me encontré con el Director General de la Organización Mundial de la Salud, que Carla ahí estaba hablando diez días antes de un programa que nosotros queremos llevar adelante, para atender eso que llamamos resiliencia de los jóvenes, y ayudar a los jóvenes a salir del estado traumático que dejó, post traumático, que dejó la pandemia, y que hay que hacer un trabajo específico en esa materia. Muchos jóvenes les cuestan mucho ver el futuro, y han tenido un gran desaliento, y muchos han dejado el colegio, y hay que volverlos a llevar al colegio, y hay que trabajar fuertemente para eso. La verdad es que la tarea que nos queda por delante es particularmente compleja, porque tenemos que recuperar el ánimo después del desánimo que la pandemia dejó. Volver a llevar a cada chico al colegio, por eso el Progresar que son becas que nosotros dábamos para los estudiantes universitarios, pero que llevamos a los estudiantes de los dos últimos años del colegio secundario porque allí vimos que había una deserción muy grande, pero también el esfuerzo de llevar a los chicos de la educación primaria, a los chicos y chicas de la educación primaria, muchos de ellos se han quedado fuera del sistema y hay que volverlos a traer al sistema educativo.

Para que todo esto que es un programa integral, que yo le he dicho a Jimmy, cuando asumió como ministro de educación, mirá, tu tarea central es volver a llevar a los chicos al colegio. Nosotros tenemos que hacer del 2022 el año de la educación, hacer el año de la educación quiere decir que la normalidad vuelva a existir en los colegios, y quiere decir volver a llevar a quienes se alejaron del colegio, como consecuencia de la pandemia, al lugar donde estudiando están forjando su futuro. Y me parece que eso no es un esfuerzo que debe hacerlo solo el Gobierno nacional, es este esfuerzo, debemos hacerlo mancomunadamente, acá no debe haber diferencias ideológicas, no debe haber diferencias partidarias, es una obligación de todos nosotros, no vamos a tener una mejor sociedad si nuestros chicos no se educan, claramente, no lo vamos a tener, y no vamos a tener una buena educación si las salas donde se educan son seguras. Por eso insistimos tanto nosotros en el Plan de Vacunación, por eso insistimos tanto en que los docentes tengan la inmunidad necesaria para que trabajar no se vuelva un riesgo, para quienes trabajan, enseñando a nuestros hijos. Y por eso, creo que hoy estamos dando un paso importantísimo, porque estamos dejando de lado cualquier diferencia ideológica, cualquier diferencia partidaria, y estamos mirando hacia el futuro pensando en lo mejor que tenemos, que son nuestros jóvenes, y dándoles lo que más necesitan educación y salud. Así vamos a poder construir una mejor sociedad y vamos a hacer de estos jóvenes, jóvenes con futuro.

Yo les pido que hagamos todo el esfuerzo que tengamos que hacer de modo mancomunado, que dejemos de lado cualquier diferencia, este además no es un año electoral con lo cual podemos dedicarnos de pleno a resolver este tema, para que el año que viene vuelva a funcionar con total normalidad todo. Y les pido que hagamos todo el esfuerzo, con nosotros desde el Gobierno nacional cuenten en todo lo que haga falta, nosotros estamos aquí para aportar, para sumar, para trabajar juntos. Estamos aquí para que nuestros chicos y chicas vuelvan al colegio, para que nuestros docentes vuelvan a enseñar sin correr riesgos. Mientras invirtamos en educación, en conocimiento, en ciencia y tecnología, vamos a estar invirtiendo en una mejor sociedad, no lo duden, y así vamos a ser una sociedad inmensamente rica, no lo duden, ese es el camino.

Gracias a todos y todas por estar aquí, y los felicito por haber encontrado los puntos de acuerdos necesarios para que, el 2 de marzo, cada chico y cada chica argentina este estudiado. Gracias a todos y todas. (APLAUSOS)

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp