“Poner el problema de la igualdad de géneros en la mesa de discusión del Mercosur”

“Tenemos el desafío de terminar con cualquier forma de discriminación en la región y de promover la igualdad”, señaló el presidente Alberto Fernández al encabezar este mediodía, en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), la ceremonia de traspaso de la Secretaría Ejecutiva del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (IPPDH), en la cual Remo Carlotto asumió la gestión del organismo por el próximo bienio en representación de la Argentina.

El mandatario afirmó que “tenemos la obligación de hacer parte de la ciudadanía a las comunidades originarias y, por sobre todas las cosas, de terminar con la desigualdad de la mujer”.

Y por eso llamó a “poner el problema de la igualdad de géneros en la mesa de discusión del Mercosur”. “Es una política que nosotros impulsamos desde el Gobierno argentino pero que nos gustaría compartir con los demás miembros”, reflexionó.

“En el Siglo XXI no es posible que exista la discriminación por género; hay que hacer que, de una vez por todas, podamos igualar a mujeres y hombres, no solamente para que tengamos proporcionalidad en cargos públicos, sino fundamentalmente en el ámbito cotidiano”, consideró.

Y remarcó que “una sociedad que da más derechos es, indefectiblemente, una sociedad mejor”.

Participaron de la actividad la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; el ministro de Defensa, Jorge Taiana; la subsecretaria de Protección y Enlace Internacional  de la Secretaría de Derechos Humanos, Andrea Pochak; la secretaria ejecutiva saliente del Instituto, Ariela Peralta; los embajadores de Brasil, Reinaldo José de Almeida Salgado y de Uruguay, Carlos Enciso; el consejero de la Embajada de Paraguay, Luis Bianchi; y la secretaria de Derechos Humanos de Uruguay, Sandra Etcheverry.

También asistieron las presidentas de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, y de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Lita Boitano, integrantes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, diplomáticos y autoridades de universidades nacionales.

En otro tramo de su exposición, Fernández indicó que “es parte de la política pública de derechos humanos que nosotros asumimos tener permanentemente en vigencia la memoria, reconstruirla y exponerla frente a las nuevas generaciones, porque los pueblos que no tienen memoria están condenados a repetir sus historias”.

 “Tenemos que animarnos a más, y eso quiere decir ampliar más los derechos ciudadanos”, dijo el Jefe de Estado, y al mismo tiempo valoró la lucha de Abuelas, Madres e Hijos de Plaza de Mayo. “Son para nosotros un ejemplo permanente que nunca debemos olvidar, son nuestra bandera en esta lucha y debemos hacer que salga de nuestras fronteras y que también sea bandera de paraguayos, uruguayos, brasileros y de todos los pueblos del mundo que quieren, como nosotros, vivir en una sociedad más igual y más inclusiva”.

Por su parte, Carlotto explicó que entre los desafíos que enfrentará durante su gestión está tener “una mirada abarcativa de los derechos humanos, que no solo observe lo que sucedió durante los periodos dictatoriales, sino también que pueda aportar instrumentos a cada uno de los gobiernos integrantes para construir políticas públicas comunes, compartidas, activas y potenciadas, que tienen que tener una vinculación sobre la mirada estratégica del modelo de integración que debemos seguir construyendo”.

Al entregar sus funciones, la uruguaya Ariela Peralta dijo estar convencida de que “el Instituto seguirá contribuyendo desde su mandato institucional, bajo la conducción de Remo Carlotto, a la ampliación de derechos y de equidad en clave de integración regional”.

La Secretaría Ejecutiva del organismo es responsable de la gestión técnica, administrativa, financiera y patrimonial del Instituto de Políticas Públicas, y es dirigida por una persona oriunda de alguno de los estados parte del Mercosur quien, a su vez, es designada por el Consejo del Mercado Común (CMC) por un período de dos años.

El IPPDH fue creado en 2009 con el objetivo de contribuir al fortalecimiento del Estado de Derecho en los distintos países que pertenecen al bloque regional, y consolidar los derechos humanos como parte fundamental de la identidad y el desarrollo de ese organismo.   

Carlotto, que hasta el momento se desempeñó como representante especial para Derechos Humanos en el ámbito internacional de la Cancillería argentina, cuenta con una vasta experiencia en el área. Fue diputado nacional por la provincia de Buenos Aires entre 2009 y 2017 y ocupó la presidencia de la comisión de Derechos Humanos de la cámara baja.

Anteriormente ocupó el cargo de secretario de Derechos Humanos en la provincia de Buenos Aires, y fue coordinador del área de investigación de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad.

Recibí las novedades

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp