Alberto Fernández nació en Buenos Aires el 2 de abril de 1959 y es presidente de la Nación desde el 10 de diciembre de 2019. Está en pareja con Fabiola Yañez y tiene un hijo, Estanislao.

Criado en una familia de clase media, Fernández se educó y formó en instituciones públicas: se recibió de bachiller en el Colegio Nacional Mariano Moreno y de abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires.

A los 14 años, mientras cursaba el colegio secundario, comenzó su militancia política como delegado de la Unión de Estudiantes Secundarios. Más tarde abrazó el derecho siguiendo los pasos de su padre, un juez nacional al que la dictadura militar declaró cesante tras cuarenta años de carrera judicial.

Su interés por el derecho penal lo hizo abrazar la docencia: desde 1985 enseña en la misma facultad en la que estudió Derecho Penal y Procesal Penal. Ha dictado también materias específicas del Ciclo Profesional Orientado de la carrera de Abogacía como “Autoría y Participación Criminal”, “El aborto: reflexiones acerca de la conveniencia de su punibilidad” y “Teoría General del Delito y Sistemas de la Pena”.

Es autor de diferentes libros sobre esa materia entre los que se destacan “La Justicia penal en la democracia republicana”, “Autoría y participación criminal”, “Elementos del Derecho Penal y Procesal Penal” y “Derecho Penal Argentino”, los dos últimos escritos en coautoría con Esteban Righi. Ha escrito, además, los ensayos “Juicio a la impunidad”, “Pensado y escrito” y “Políticamente incorrecto”.

En el año 1991 fue distinguido como uno de los diez Jóvenes Sobresalientes de la Argentina por la Cámara Junior de Buenos Aires. El mismo año también recibieron esa distinción Julio Bocca, Martín Redrado, Gustavo Béliz y Daniel Hadad, entre otros.

En la vida pública ha sido director de Sumarios y subdirector general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Economía durante la presidencia de Raúl Alfonsín, se desempeñó como superintendente de Seguros de la Nación entre 1989 y 1995 y fue fundador del Grupo BAPRO, del cual fue su primer vicepresidente ejecutivo (1995/2000).

En agosto de 2000 fue electo como legislador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El 25 de mayo de 2003 asumió la Jefatura de Gabinete de Ministros. Ocupó ese cargo durante toda la presidencia del Gobierno de Néstor Kirchner y los primeros siete meses del primer mandato de Cristina Fernández de Kirchner, hasta que presentó su renuncia en julio de 2008.

El 18 de mayo de 2019 confirmó su postulación a la Presidencia de la Nación por el Frente de Todos, en fórmula con Cristina Fernández de Kirchner como candidata a vicepresidenta.

En las elecciones generales del 27 de octubre de ese año la fórmula del Frente de Todos obtuvo el 48,1% de los votos, superando a la de Juntos por el Cambio que encabezaba Mauricio Macri, y Alberto Fernández fue electo presidente de la Nación.