“Tenemos el imperativo ético de cambiar el mundo para hacerlo más igualitario, más equilibrado y más humano, que es lo que ha dejado de ser”

“Tenemos el imperativo ético de cambiar el mundo para hacerlo más igualitario, más equilibrado y más humano, que es lo que ha dejado de ser”, afirmó esta tarde el presidente Alberto Fernández durante su intervención en el evento anual Gzero Summit Latin America 2021, en el que especialistas y líderes políticos y empresariales debaten con el fin de explorar los desafíos y oportunidades geopolíticas de la región en el contexto de la pandemia de COVID-19.

En un mensaje emitido en formato de entrevista, realizada por el fundador de Eurasia Group, Ian Bremmer, el mandatario argentino señaló que “la pandemia dejó muy en claro la injusticia social y la desigualdad en el mundo” y subrayó que “la situación que vive África con el acceso a las vacunas” demuestra “cuán injusta es la distribución en el mundo”.

“Argentina va a terminar creciendo más del 10 por ciento, y prácticamente este año habremos recuperado la caída que tuvimos el año pasado”, destacó Fernández, pero advirtió que es “un país con enormes injusticias, donde la informalidad económica es muy grande, y esto se repite prácticamente en toda América Latina”.

“Que un país crezca el 10% pero tenga el 40 por ciento de pobreza no es un país que crece como todos quisiéramos, porque el crecimiento debiera llegar a todos”, consideró.

En otro tramo de su exposición, el jefe de Estado criticó la “deuda increíble que asumió el gobierno que me precedió” y al mismo tiempo expresó su “esperanza de que podamos encontrar un acuerdo y que el FMI entienda la lógica de lo que estamos planteando”.

“Estamos convencidos de que la única forma de poder pagar y de poder crecer es a través de un desarrollo armónico: con industria que aumenta su producción y que esa producción se exporte y genere dólares para pagar la deuda, pero que al mismo tiempo de mejores condiciones de vida a los argentinos”, explicó.
Dijo que “la lógica de los que piensan que primero para pagar hay que ajustar la economía para que la economía funcione es el capitalismo del descarte”, y remarcó: “De una vez por todas tenemos que entender que la igualdad es lo que más nos hace progresar”.

Por eso expresó la necesidad de “volver al capitalismo productivo, el capitalismo del que invierte con riesgo, que genera trabajo y genera empleo y de ese modo genera un desarrollo social más igualitario”. Valoró, en ese sentido, el planteo propuesto por el Papa Francisco de “revisar el capitalismo y de entender que nadie se salva solo, que no se puede vivir en una sociedad que descarta”.

“Durante la pandemia el FMI dedicó como una asistencia especial para todo el mundo una suma de 50.000 millones de dólares, esa es la misma suma que le prestó a la Argentina en medio de un estropicio económico”, graficó el mandatario. “Nosotros no queremos salir del mundo ni incumplir nuestras obligaciones. Queremos cumplirlas, pero no a costa del desarrollo de los argentinos. Los argentinos deben desarrollarse para poder pagar sus deudas. Y es ese el mayor desafío que tengo y es lo que estoy decidido a llevar adelante”, ratificó.

Y aclaró que “los organismos internacionales de crédito son muy importantes si se usan para financiar el desarrollo de los países”. Resaltó, en ese sentido, el ejemplo de la Corporación Andina de Fomento, el BID y el Banco Mundial.

Por otro lado, Fernández expresó su “compromiso absoluto” en torno a la cooperación internacional para morigerar el cambio climático y al mismo tiempo manifestó su “confianza de que con el regreso de Estados Unidos al debate las cosas puedan encaminarse bien”.

Sobre este tema, el Presidente reiteró el problema de la financiación y su planteo de que los países deudores puedan compensar la deuda por “compromiso climático”. “Los países que emiten más gases y los más contaminantes no son precisamente los que más garantizan espacios verdes para que el mundo respire. Eso lo hace básicamente África, América latina. Veamos entonces de qué modo podemos compensar esos pulmones para que sigan haciendo respirar al mundo y al mismo tiempo estos países puedan generar los cambios que se tienen que hacer para dejar de emitir gases”, profundizó.

Además, de Bremmer, en la cumbre, que se realiza de manera virtual, participan el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso; el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes; el secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Rogelio Ramírez de la O; el presidente del Banco Central de Reserva del Perú, Julio Velarde y el asistente especial del Presidente de los Estados Unidos y senior del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, Juan Sebastián González.

Recibí las novedades